Enciclopèdia

   Enciclopèdia meteorològica

 

 La Tierra y su atmósfera
       La Tierra en el espacio
       Las estaciones del año
       La atmósfera
       La presión de la atmósfera
       Atmósfera estandar Internacional
       Las capas de la atmósfera
       La temperatura del aire

 Los fenómenos acuosos
       Vapor de agua
       La evaporación
       Saturación
       Punto de rocío
       La condensación
       Las nubes
       Formación y efectos de las nubes
       Tipos de nubes
              Nubes altas
              Nubes medias
              Nubes bajas
       Representación gráfica de los principales tipos de nubes
       Clasificación de las nubes
       Especies de nubes
       Estado del cielo
       Símbolos de nubosidad
       La lluvia
       La nieve
       El granizo
       El rocío
       La escarcha
       La niebla
               Escala de intensidades de niebla
       Símbolos de los meteoros

 Tormentas eléctricas
       El rayo
       El relámpago
       El trueno
       Símbolos de representación de tormentas eléctricas

 Los vientos
       Su origen y definición
       Dirección y variaciones del viento
       Velocidad y fuerza del viento
       Escala anemométrica de Beaufort
       Escala internacional para clasificar el estado del mar
       Símbolos del viento
       Símbolos de intensidad y dirección del viento
       Nombres de los vientos, según las zonas de España
       Como saber el rumbo del viento
       Huracanes y tornados

 Frentes, Ciclones o Bajas y Anticiclones
       Masas de aire
       Movimientos verticales del aire
       Los frentes
       El frente frío
       El frente calido
       El frente estacionario
       El frente ocluido
       Depresiones atmosféricas
       Anticiclones atmosféricos
       Vaguadas y Dorsales o cuñas

 Fenómenos locales
       Galernas
       Las Rissagues

 Pronósticos del tiempo
       Creencias populares
       Refranes populares
       Tabla crepuscular
       Tabla nubosa

 La sensación térmica
 Índice de bochorno o Humidex
 Teletiempo. Información meteorológica.
 El clima
       Elementos del clima
       Factores del clima
       Clasificación de los climas
       Clasificación climática de Koeppen
       Clasificación climática de Arthur Strahler

 Constantes de interés


La Tierra y su atmósfera 


  La Tierra en el espacio

    La Tierra esta dotada de dos movimientos principales estrechamente relacionados con el clima y sus variaciones: el de traslación y el de rotación. El primero es el recorrido que efectúa el planeta en torno al Sol, fuente de calor que regula todo el proceso climático terrestre. El segundo es el movimiento que ejecuta la Tierra sobre su eje imaginario que pasa por los polos, y que produce el día y la noche, con la consiguiente influencia en los procesos atmosféricos.

    La órbita que describe la Tierra es una elipse ligeramente alargada, ocupando el Sol uno de los dos focos. Cuando la Tierra pasa por el punto más cercano al Sol, llamado perihelio (sucede en el mes de enero), se encuentra a una distancia de 147.7 millones de kilómetros del mismo, mientras que cuando se halla en el punto más alejado  llamado afelio (sucede en el mes de julio), dista 152.2 millones de kilómetros. No obstante, por orden práctico, casi siempre se utiliza la distancia media, esto es 149.5 millones de kilómetros. El tiempo que invierte la Tierra en completar ese recorrido da origen al año terrestre, denominado también año trópico, siendo la unidad fundamental del tiempo, ya que comienzan las distintas estaciones en las mismas épocas de dicho año. Su duración es de 365 días, 5 horas, 48 minutos y 45.975 segundos.

Movientos de rotación y traslación de la Tierra

    El eje imaginario en torno del cual gira el globo terrestre, no es perpendicular al plano de la órbita que describe alrededor del Sol, conocido como eclíptica, sino que está 23º 27' inclinado con respecto al mismo. Se debe a esta inclinación la desigualdad de los días y las noches y la sucesión de las estaciones.

    La inclinación del eje terrestre, la excentricidad de la órbita y la esfericidad del planeta, hace que la cantidad de luz y calor procedente del Sol no sea la misma en toda la superficie de la Tierra. Estas diferencias de iluminación, calentamiento de la atmósfera y suelo terrestre, son la causa de que experimente grandes oscilaciones la temperatura de cada región, país y continente, y de que varíen constantemente, a través del año, los fenómenos que dependen de la misma.

    De acuerdo con las variaciones climáticas que sufre la Tierra, el año esta dividido en cuatro períodos o estaciones.

  Las estaciones del año

    Las cuatro estaciones son: primavera, verano, otoño e invierno. Las dos primeras componen el medio año en que los días duran más que las noches, mientras que en las dos restantes las noches son más largas que los días.

    Estas variaciones como se ha indicado, son debidas a la inclinación del eje de rotación, gracias al cual estos fenómenos no se producen al mismo tiempo en el hemisferio Norte (Boreal) que en el hemisferio Sur (Austral), sino que están invertidos el uno con relación al otro. Mientras la Tierra se mueve en torno al Sol con el eje del Polo Norte inclinado hacia él, el del Polo Sur lo está en sentido contrario. Por lo tanto, las regiones del primero reciben más radiación solar que las del segundo. Más tarde se invierte este proceso y son las zonas del hemisferio Boreal las que reciben menos radiación solar.

    Estas cuatro estaciones están determinadas por cuatro posiciones principales opuestas dos a dos, que reciben el nombre de solsticios y equinoccios.

    La duración de las estaciones es la siguiente:

Estación Hemisferio Norte Hemisferio Sur
 Verano
 Otoño
 Invierno
 Primavera
 93.7 días
 89.6 días
 89.0 días
 92.9 días
 89.0 días
 92.9 días
 93.7 días
 89.6 días
 Año  365.2 días  365.2 días

    Las fechas que señalan, generalmente el principio de las estaciones, son las siguientes:

Día / Mes Hemisferio Norte Hemisferio Sur Inclinación
 20 ó 21 / marzo
 21 ó 22 / junio
 23 ó 24 / septiembre
 21 ó 22 / diciembre
 Primavera
 Verano
 Otoño
 Invierno
 Otoño
 Invierno
 Primavera
 Verano

23.5º Norte

23.5º Sur


Tiempo
 60 segundos = 1 minuto (min.)
 60 minutos = 1 hora (h.)
 24 horas = 1 día
 7 días = 1 semana
 10 días = 1 década
 365 1/4 días = 1 año
 10 años = 1 decenio
 100 años = 1 siglo
 1.000 años = 1 milenio
 1 día solar medio = 24 h. 3 min. 56,555 s.
 1 día sideral = 23 h. 56 min. 4,091 s.
 1 mes sinódico (lunar)= 29,5306 días
 1 mes sideral = 27,3217 días
 1 año solar tropical o equinoccial = 365,2422 d. (365 d. 5 h. 48' 46")
 1 año sideral = 365,2564 días (365 d. 6 h. 9' 9,5")
 1 año lunar = 354 días = 12 meses sinódicos


  La atmósfera

    La envoltura gaseosa de la Tierra no sirve solamente como un escudo protector contra las radiaciones solares principalmente, sino que es la base de la vida terrestre.

    Es la atmósfera la que regula la temperatura terrestre, igualando, de alguna manera, la del día con la de la noche. Ella es la que evita que existan grandes contrastes entre los dos períodos.

    Las capas de nuestro aire contienen diversos elementos, los cuales varían según la altitud y condiciones reinantes en cada momento. La composición química del aire seco al nivel del mar es la siguiente: Nitrógeno, 78.08%; Oxígeno, 20.95%; Argón, 0.93%; Anhídrido Carbónico, 0.03%; Neón, 0.0018%, Helio, 0.0005%; Criptón, 0.0001%; Hidrógeno, 0.00006%; Ozono, 0.00004%; Xenón, 0.000008%; etc.

Estructura vertical de la atmósfera

Troposfera

Se caracteriza porque a través de ella y en sentido vertical, la temperatura desciende constantemente a razón de 6,5ºC cada 1000 m de altura. Alcanza los 18 km en las regiones ecuatoriales y de 6 a 8 km en los polos. En las zonas templadas tiene un espesor promedio de 13 km.
En esta primera capa se producen todos los fenómenos que determinan el tiempo, ya que aquí se concentra prácticamente todo el vapor de agua del aire, los núcleos de condensación y las mayores variaciones de temperatura.
Su límite superior se llama Tropopausa. Aquí la temperatura en promedio es de -60ºC. En la tropopausa deja de disminuir la temperatura.

Estratofera

Su característica es que la temperatura se mantiene casi constante o, incluso, aumenta ligeramente con la altura.
Su superficie limitante superior es aproximadamente a unos 50 km de altitud y se llama estratopausa. Aquí la temperatura llega a 0ºC. Esta capa llamada capa caliente, parece ser causada por la energía desprendida en la constante producción de ozono (ozonósfera).

Mesosfera

Aquí la temperatura vuelve a descender hasta llegar a los 80 km, a unos -120ºC, un mínimo absoluto llamado mesopausa.

Termosfera

En ella la temperatura aumenta sin interrupción, pudiendo llegar a los 1000ºC, aunque a esa altura y dado el enrarecimiento del aire pierde sentido la noción de temperatura. Finaliza en la termopausa.

Exosfera

Es el límite difuso entre la atmósfera y el espacio interplanetario. Convencionalmente se fija el límite externo de la atmósfera en los 2000 Km.

Magnetosfera

No contiene gases pero forma una barrera que impide que muchas partículas del espacio lleguen hasta la atmósfera. La mayoría de los satélites que estudian el tiempo se hallan por sobre ella.

  La presión de la atmósfera

    La masa de aire que envuelve la Tierra tiene un peso, por lo que ejerce una presión sobre los seres vivos y los objetos. El peso total de la atmósfera es de unos 6.000 billones de toneladas. Sin embargo, este peso apenas se nota. A nivel del mar nuestro cuerpo soporta una presión periférica de algo más de 1 Kg/cm², pero esa presión sobre la piel se equilibra por la que ejerce hacia afuera el aire que entra en los pulmones y la sangre. A causa de esto no apreciamos los +/- 15.000 Kg que soportamos cada uno.

    La presión, debida al peso del aire, se denomina presión atmosférica y su unidad de medida es la atmósfera, que es el peso de una columna de mercurio de 760 mm de altura y 1 cm² de sección, a la latitud de 45º y al nivel del mar. Como es lógico, esta presión disminuye con la altitud pues, cuanto más alto está un punto sobre el nivel del mar, menos capa de aire tiene encima.

1 mm. de mercurio 1.33322 mbar 0.03937 pulgadas de mercurio
1 mbar 0.75006 mm. de mercurio 0.02953 pulgadas de mercurio
1 pulgada de mercurio 25.4 mm de mercurio 33.86388 mbar
1 Torr 1 mm de mercurio 1.3332 mbar
760 mm de mercurio 1013.25 mbar 29.92 pulgadas de mercurio

    La presión atmosférica no es la misma siempre en un punto determinado, sino que sufre altibajos, dependiendo de diversos factores, entre ellos la temperatura y la humedad.

    Para apreciar estas variaciones se utiliza el barómetro, un instrumento que, al mismo tiempo, se puede utilizar como altímetro.

Se indica a continuación la variación de la temperatura, presión y densidad con la altura en la atmósfera estándar:

Altura (km) Presión hPa Temperatura K Temperatura ºC Densidad kg/m3
0 1013.25 288.15 15 1.23
0.5 954.61 284.9 11.75 1.17
1 898.75 281.65 8.5 1.11
1.5 845.56 278.4 5.25 1.06
2 794.95 275.15 2 1.01
2.5 747   -1.2 0.96
3 701.09 268.65 -4.5 0.91
3.5 657   -7.8 0.86
4 616.40 262.15 -11 0.82
4.5 577   -14.2 0.78
5 540.20 255.65 -17.5 0.74
5.5 505   -20.8 0.7
6 471.81 249.15 -24 0.66
7 410.61 242.65 -30.5 0.59
8 356.00 236.15 -37 0.53
9 307.43 229.65 -43.5 0.47
10 264.36 223.15 -50 0.47
11 226.32 216.65 -56.5  
12 193.30 216.65 -56.5  
13 165.10 216.65 -56.5  
14 141.01 216.65 -56.5  
15 120.44 216.65 -56.5 0.19
16 102.87 216.65 -56.5  
17 87.86 216.65 -56.5  
18 75.04 216.65 -56.5  
19 64.09 216.65 -56.5  
20 54.74 216.65 -56.5 0.09
21 46.78 217.65 -55.5  
22 40.00 218.65 -54.5  
23 34.22 219.65 -53.5  
24 29.30 220.65 -52.5  
25 25.11 221.65 -51.5  
26 21.53 222.65 -50.5  
27 18.47 223.65 -49.5  
28 15.86 224.65 -48.5  
29 13.63 225.65 -47.5  
30 11.72 226.65 -46.5 0.01
31 10.08 227.65 -45.5  
32 8.68 228.65 -44.5  
33 7.48 231.45 -41.7  
34 6.46 234.25 -38.9  
35 5.59 237.05 -36.1  
36 4.84 239.85 -33.3  
37 4.20 242.65 -30.5  
38 3.65 245.45 -27.7  
39 3.18 248.25 -24.9  
40 2.78 251.05 -22.1 0
41 2.42 253.85 -19.3  
42 2.12 256.65 -16.5  
43 1.86 259.45 -13.7  
44 1.63 262.25 -10.9  
45 1.43 265.05 -8.1  
46 1.26 267.85 -5.3  
47 1.11 270.65 -2.5  
48 0.98 270.65 -2.5  
49 0.86 270.65 -2.5  
50 0.76 270.65 -2.5  
51 0.67 270.65 -2.5  


Variación de la presión, temperatura y densidad


Presión atmosférica y su variación con la altura

  Atmósfera estandar Internacional

Se define como I.S.A. (International Standard Atmosphere) aquella que a nivel del mar tiene una temperatura de 15ºC y una presión de 760 mm (1.013,2 mb) de Hg. La temperatura disminuye 2ºC por cada 1.000 ft de altura (6,5ºC por cada 1.000 m), hasta los 11.034 m (36.200 ft) a partir de la cual se la considera constante con un valor de  -56,5ºC.

Altitud Temperatura Presión
Pies Metros º C º F Pulgadas Mb
- 2.000 - 610 19.0 66.1 32.15 1088.7
- 1.000 - 305 17.0 62.6 31.02 1050.5
0 0 15.0 59.0 29.92 1013.2
1.000 305 13.0 55.4 28.86 997
2.000 610 11.0 21.9 27.82 942
3.000 915 9.1 48.3 26.82 908
4.000 1.219 7.1 44.7 25.84 875
5.000 1.524 5.1 41.2 24.90 843
6.000 1.829 3.1 37.6 23.98 812
7.000 2.134 1.1 34.0 23.09 782
8.000 2.438 - 0.8 30.5 22.23 752
9.000 2.743 - 2.8 26.9 21.39 724
10.000 3.048 - 4.8 23.3 20.58 697
11.000 3.353 - 6.8 19.8 19.80 670
12.000 3.657 - 8.8 16.2 19.03 644
13.000 3.962 - 10.7 12.7 18.30 619
14.000 4.267 - 12.7 9.1 17.58 595
15.000 4.572 - 14.7 5.5 16.89 572
16.000 4.877 - 16.7 2.0 16.22 549
17.000 5.182 - 18.7 - 1.6 15.58 527
18.000 5.486 - 20.6 - 5.1 14.95 506
19.000 5.791 - 22.6 - 8.7 14.35 486
20.000 6.096 - 24.6 - 12.2 13.76 466
21.000 6.400 - 26.6 - 15.8 13.20 446
22.000 6.705 - 28.5 - 19.4 12.65 428
23.000 7.010 - 30.5 - 22.9 12.12 410
24.000 7.315 - 32.5 - 26.5 11.61 392
25.000 7.620 - 34.5 - 30.1 11.12 376
26.000 7.925 - 36.5 - 33.6 10.64 361
27.000 8.229 - 38.4 - 37.2 10.18 344
28.000 8.534 - 40.4 - 40.7 9.74 329
29.000 8.839 - 42.4 - 44.3 9.31 315
30.000 9.144 - 44.4 - 47.8 8.90 301
31.000 9.449 - 46.3 - 51.4 8.50 287
32.000 9.754 - 48.3 - 54.9 8.12 274
33.000 10.058 - 50.3 - 58.5 7.75 262
34.000 10.363

- 52.3

- 62.1

7.40

250

35.000 10.668 - 54.3 - 65.6 7.06 238
36.000 010.973 - 56.2 - 69.2 6.73 227
36.200 11.034 TROPOPAUSA
37.000 11.278 - 56.5 - 69.7    
38.000 11.582 - 56.5 - 69.7    
39.000 11.887 - 56.5 - 69.7    
40.000 12.192 - 56.5 - 69.7    


  Las capas de la atmósfera

    La masa de aire que nos rodea, a efectos prácticos y de estudio, se ha dividido en diversas capas en relación con la altitud y otras características. Su clasificación es la siguiente:

Altitud Denominación Fenómenos característicos
km    
  EXOSFERA Vacío casi absoluto
Zona de circulación de satélites geofísicos
1.000    
  MESOSFERA Producción de iones
Transformación de los rayos cósmicos primarios en secundarios
400    
280 Capa F Producción de iones
  IONOSFERA  
120 Capa E Capas electrizadas que reflejan ondas de radio, permitiendo las comunicaciones a gran distancia
  Capa D Auroras y bólidos
80    
  QUIMIOSFERA Reacciones químicas
Presencia de capa de ozono
Filtro de la radiación ultravioleta
25    
  Estratopausa  
  ESTRATOSFERA Aire prácticamente en calma. Nubes irisadas
10    
  Tropopausa  
  TROPOSFERA Meteorológicos (nubes, vientos, lluvia, etc.)
0    


  La temperatura del aire

    La atmósfera es, puede decirse, "transparente" al calor de los rayos solares, es decir, que deja atravesar estos sin que el aire absorba una cantidad apreciable del calor de aquellos. Pero, en cambio, la radiación solar es absorbida por la tierra, la cual a su vez calienta por contacto las capas inferiores de la atmósfera, y estas luego transmiten su calor a las capas más altas, en virtud de las corrientes de convección que se establecen. Así pues, en general, las capas bajas de la atmósfera se hallan a mayor temperatura que las situadas encima de ellas y, por tanto, la temperatura del aire, igual que la presión, disminuye con la altitud. Esta afirmación puede tomarse como cierta para los 11 ó 12 primeros kilómetros de la atmósfera, siendo la disminución (gradiente) de unos 0.55ºC por cada 100 m de aumento en la altura.

    En las noches claras, el calor acumulado en la tierra durante el día es irradiado con gran rapidez, de modo que la capa más baja de la atmósfera se enfría primero que las de encima; entonces, la temperatura del aire en la proximidad de la tierra puede ser más baja que en otras capas más altas, invirtiéndose el "gradiente de temperatura", es decir, que esta aumenta con la altitud (inversión del gradiente) en vez de disminuir.

    Si una masa parcial del aire se calienta más que otras que la rodean, se expandirá, adquirirá menor densidad y tenderá a elevarse. Pero, al ascender, penetrará en regiones de presión cada vez menor, lo cual favorecerá todavía más la expansión del aire.

    Esta expansión (que se llama cambio de estado térmico) produce un enfrentamiento; si tal cambio de estado ocurre sin absorber calor del medio que rodea a dicha masa de aire, ni cedérselo, se dice que la expansión es adiabática. El gradiente de temperatura, en tales condiciones, es de 1ºC por cada 100 m de aumento de altura, denominándose gradiente adiabático seco.

    Que dicha masa de aire continué subiendo, o no, dependerá de la relación que entre si guarden su gradiente adiabático y el gradiente termométrico del aire que la rodea. Si el segundo gradiente es mayor que el primero, el aire seguirá ascendiendo, pues, a cualquier altitud considerada, será todavía mas caliente (y por tanto menos denso) que el aire que le envuelve. Se dice entonces que la atmósfera es inestable. Cuando ocurra lo contrario, o sea, cuando el gradiente adiabático supere el gradiente termométrico, el aire que se eleva entra en regiones donde, a una altura dada, se hallará rodeado de aire mas caliente; en consecuencia, la masa ascendente resultará mas densa y su tendencia a elevarse quedará frenada. La atmósfera entonces será estable. Claro esta que una inversión del gradiente supone condiciones de gran estabilidad.

Variación de la temperatura

Variación diurna

Se define como el cambio de temperatura entre el día y la noche, producido por la rotación de la Tierra.
Durante el día la radiación solar es en general mayor que la terrestre, por lo tanto la superficie de la Tierra se torna más caliente. Durante la noche, en ausencia de la radiación solar, sólo actúa la radiación terrestre, y consecuentemente, la superficie se enfría. Dicho enfriamiento continúa hasta la salida del sol. Por lo tanto la temperatura mínima ocurre generalmente poco antes de la salida del sol.

Variación estacional

Esta variación se debe a la inclinación del eje terrestre y el movimiento de traslación de la Tierra alrededor del sol. El ángulo de incidencia de los rayos solares varía, estacionalmente, en forma diferente para los dos hemisferios. El hemisferio norte es más cálido en los meses de junio, julio y agosto, en tanto que el hemisferio sur recibe más energía solar en diciembre, enero y febrero.

Variaciones con la Latitud

La mayor inclinación de los rayos solares en altas latitudes, hace que éstos entreguen menor energía solar sobre estas regiones, siendo mínima dicha entrega en los polos. En tanto que sobre el Ecuador los rayos solares llegan perpendiculares, siendo allí máxima la entrega energética.

Variaciones con los tipos de superficie

En primer lugar la distribución de continentes y océanos produce un efecto muy importante en la variación de la temperatura, debido a sus diferentes capacidades de absorción y emisión de la radiación. Las grandes masas de agua tienden a minimizar los cambios de temperatura, mientras que los continentes permiten variaciones considerables en la misma.
Sobre los continentes existen diferentes tipos de suelo: Los terrenos pantanosos, húmedos y las áreas con vegetación espesa tienden a atenuar los cambios de temperatura, en tanto que las regiones desérticas o áridas permiten cambios grandes en la misma.

Variación con la altura

A través de la primera parte de la atmósfera, llamada troposfera, la temperatura decrece con la altura. Este decrecimiento se define como Gradiente vertical de Temperatura y es en promedio de 6,5ºC/1000 m. Sin embargo ocurre a menudo que se registre un aumento de la temperatura con la altura: Inversión de temperatura. Durante la noche la Tierra irradia (pierde calor) y se enfría mucho más rápido que el aire que la circunda; entonces, el aire en contacto con ella será más frío mientras que por encima la temperatura será mayor. Otras veces se debe al ingreso de aire caliente en algunas capas determinadas debido a la presencia de alguna zona frontal.

arriba

Los fenómenos acuosos  


  Vapor de agua

    La atmósfera terrestre contiene cantidades variables de agua en forma de vapor. La mayor parte del mismo se encuentra en los 5 kilómetros primeros del aire, dentro de la troposfera, y procede de diversas fuentes terrestres gracias al fenómeno de la evaporación, el cual es ayudado por el calor solar y por la temperatura propia de la tierra.

    El vapor de agua que se encuentra en la atmósfera proviene, principalmente, de la evaporación de los mares.

  La evaporación

    Este proceso presenta dos aspectos: el físico y el fisiológico.

    El primero tiene lugar en todos los puntos en que el agua está en contacto con el aire no saturado, sobre todo en las grandes superficies líquidas: mares, lagos, pantanos, etc.

    La evaporación fisiológica, corresponde a la transpiración de los vegetales.

    La cantidad de vapor de agua, en un volumen dado de aire, se denomina humedad.

  Saturación

    Cuando una masa de aire contiene la máxima cantidad de vapor de agua admisible a una determinada temperatura, es decir, que la humedad relativa llega al cien por cien, el aire está saturado.

    Si estando la atmósfera saturada se le añade más vapor de agua, o se disminuye su temperatura, el sobrante se condensa.

    Cuando el aire contiene más vapor de agua que la cantidad que tendría en estado de saturación, se dice que esta sobresaturado.

  Punto de rocío

    Si una masa de aire se enfría lo suficiente, alcanza una temperatura llamada punto de rocío, por debajo de la cual no puede mantener toda su humedad en estado de vapor y este se condensa, convirtiéndose en líquido, en forma de gotitas de agua. Si la temperatura es lo suficientemente baja se originan cristales de hielo.

Punto de rocío
Humedad
°C
°F
vpm
mg/m3
___________________________________
-15
3.0
1664
1274
-16
3.0
1516
1161
-17
1.0
1380
1057
-18
0.0
1256
962
-19
-2.0
1141
874
-20
-4.0
1030
790
-21
-5.8
940
710
-22
-7.6
860
640
-23
-9.4
765
580
-24
-11.2
697
527
-25
-13.0
625
478
-26
-14.8
553
430
-27
-16.6
517
390
-28
-18.4
467
352
-29
-20.2
426
318
-30
-22.0
380
288
-31
-23.8
342
260
-32
-25.6
309
232
-33
-27.4
276
210
-34
-29.2
249
188
-35
-31.0
222
168
-36
-32.8
200
151
-37
-34.6
179
135
-38
-36.4
162
122
-39
-38.2
144
109
-40
-40.0
128
97
-41
-41.8
114
86
-42
-43.6
102
77
-43
-45.4
90
68.5
-44
-47.2
80
61.0
-45
-49.0
71.9
54.1
-46
-50.8
63.5
48.0
-47
-52.6
56.2
42.5
-48
-54.4
49.9
37.8
-49
-56.2
44.0
33.3
Punto de rocío
Humedad
°C
°F
vpm
mg/m3
___________________________________
-50
-58.0
39.0
29.5
-51
-59.8
34.2
26.0
-52
-61.6
30.4
23.0
-53
-63.4
26.7
20.3
-54
-65.2
23.4
17.8
-55
-67.0
20.6
15.7
-56
-68.8
18.2
13.8
-57
-70.6
15.9
11.1
-58
-72.4
13.9
10.6
-59
-74.2
12.1
9.2
-60
-76.0
10.6
8.0
-61
-77.8
9.2
7.0
-62
-79.6
8.0
6.2
-63
-81.4
6.98
5.3
-64
-83.2
6.08
4.6
-65
-85.0
5.28
4.0
-66
-86.8
4.58
3.5
-67
-88.6
3.96
3.0
-68
-90.4
3.40
2.6
-69
-92.2
2.94
2.2
-70
-94.0
2.53
1.9
-71
-95.8
2.17
1.7
-72
-97.6
1.87
1.4
-73
-99.4
1.61
1.2
-74
-101.2
1.37
1.0
-75
-103.0
1.17
0.9
-76
-104.8
1.01
0.8
-77
-106.6
0.86
0.7
-78
-108.4
0.73
0.6
-79
-110.2
0.62
0.5
-80
-112.0
0.52
0.4
-81
-113.8
0.50
0.34
-82
-115.6
0.38
0.29
-83
-117.4
0.32
0.24
-84
-119.2
0.26
0.19
-85
-121.0
0.22
0.17
-86
-122.8
0.19
0.14
-87
-124.6
0.16
0.12
-88
-126.4
0.11
0.10
-89
-128.2
0.11
0.08
-90
-130.0
0.09
0.07


  La condensación

    Cuando una masa de aire alcanza el punto de rocío comienza la condensación del vapor de agua de la atmósfera en forma de gotitas. La temperatura del aire en la cual se produce este proceso se conoce como temperatura de punto de rocío, que depende del grado de humedad, de la presión y de la temperatura del aire.

  Las nubes

    Una nube es un conjunto o asociación, grande o pequeña, de gotitas de agua. La masa que forman se distingue, a simple vista, suspendida en el aire, y es producto de un gran proceso de condensación. Estas masas se presentan con los mas variados colores, aspectos y dimensiones, según las altitudes en que aparecen y las características particulares de la condensación.

  Formación y efectos de las nubes

En meteorología, la formación de las nubes es debida al enfriamiento del aire lo que provoca la condensación de vapor de agua, invisible al ojo humano, en gotitas o partículas de hielo visibles. Las partículas que componen las nubes tienen un tamaño que varía entre 5 y 75 micras (0,0005 cm y 0,008 cm). Las partículas son tan pequeñas que las sostienen en el aire corrientes de aire verticales leves.

Las diferencias entre formaciones nubosas derivan, en parte, de las diferentes temperaturas de condensación. Cuando ésta se produce a temperaturas inferiores a la de congelación, las nubes suelen componerse de cristales de hielo; las que se forman en aire más cálido suelen estar compuestas de gotitas de agua. Sin embargo, en ocasiones, nubes "superenfriadas" contienen gotitas de agua a temperaturas inferiores a la de congelación.

El movimiento de aire asociado al desarrollo de las nubes también afecta a su formación. Las nubes que se crean en el aire en reposo tienden a aparecer en capas o estratos; las que se forman entre vientos o aire con fuertes corrientes verticales presentan un gran desarrollo vertical.

Las nubes desempeñan una función muy importante, ya que modifican la distribución del calor solar sobre la superficie terrestre y en la atmósfera. En general, ya que la reflexión de la parte superior de las nubes es mayor que la de la superficie de la Tierra, la cantidad de energía solar reflejada al espacio es mayor en días nublados. Aunque la mayor parte de la radiación solar es reflejada por las capas superiores de las nubes, algo de radiación penetra hasta la superficie terrestre, que la absorbe y la emite de nuevo. La parte inferior de las nubes es opaca para esta radiación terrestre de onda larga y la refleja de vuelta a la Tierra.

El resultado es que la atmósfera inferior absorbe, en general, más energía calorífica en días nublados por la presencia de esta radiación atrapada. Por el contrario, en una día claro la superficie de la Tierra absorbe inicialmente más radiación solar, pero esta energía se disipa muy rápido por la ausencia de nubes. Sin considerar otros efectos meteorológicos relacionados, la atmósfera absorbe menos radiación en días claros que en días nublados.

La nubosidad tiene una influencia considerable en las actividades humanas. La lluvia, vital para la producción de plantas alimenticias, deriva de la formación de las nubes. En los primeros tiempos de la aviación, la visibilidad estaba afectada por las nubes; con el desarrollo del vuelo con instrumentos, que permite al piloto navegar en el interior de una nube grande, este obstáculo ha sido mitigado.

El primer estudio científico de las nubes empezó en 1803, cuando el meteorólogo británico Luke Howard ideó un método de clasificación de nubes. Lo siguiente fue la publicación, en 1887, de un sistema de clasificación que más tarde sirvió de fundamento del conocido Atlas Internacional de las Nubes (1896). Este atlas se revisa y modifica regularmente y se usa en todo el mundo.

  Altura Composición Formación Forma Color Previsión Nubes de origen
Cirrus Nubes Altas.

Por encima de 5 km.
Cristales de Hielo Por convección o por transformación de un cirrostrato espeso. Filamentos de aspecto fibroso que aparecen como mechones aislados. Blanco · Aisladas: buen tiempo.

· Con Cirrostratos llegada de frente con posibles lluvias.
Cirrocumulus
Altocumulus
Cumulonimbus
Cirro -stratus Nubes Altas.

Por encima de 5 Km.
Cristales de hielo Por convección, por ascensos bruscos originados dentro de borrascas. A veces por aglomeración de cirrus. Nube muy extensa que acaba por cubrir todo el cielo, con forma de velo transparente, de aspecto fibroso. Blanco lechoso LLegada de precipitaciones y de una borrasca. Dejan pasar el Sol dando lugar a halos de Sol o de Luna. Cirrocumulus
Cumulonimbus
Cirro -cumulus Nubes Altas.

A partir de 5 Km.
Inicialmente por cristales de hielo y puede pasar por otros tipos. A partir de cirros y cirroestratos. Aspecto aborregado como capas de algodón dispuestas en grupos, son nubes descendentes. Blanca No suelen presargiar precipitaciones, pues son demasiado tenues.  
Alto -estratus Nubes Medias.

Entorno a 3'5 Km.
Cristales de hielo y gotas de agua. Expansión de cumulus al elevarse o por descenso o compresión de altocumulus. Grandes masas nubosas compactas y uniformes, ligeramente estiradas, no ocultan el Sol. Azuladas o grises · Por expansión: mejora del tiempo.

· Por compresión lluvia.
Altocumulus
Cumulonimbus
Alto -cumulus Nubes Medias.

Entorno 3-4 Km.
Nubes heladas Descenso de cirros o por evaporación de cumulus. Redondas, formando grupos que pueden llegar a formar lineas estrechas, onduladas, paralelas. Blancas o grises Fin de la inestabilidad Cumulus
Cumulonimbus
Nimbo -estratus Nubes Bajas.

Entorno a 1 Km.
Por todos los estados del agua. Descenso de los altoestratos Capas espesas que suelen cubrir todo el cielo. No dejan ver el Sol. Oscuro Precipitaciones intensas de lluvia o nieve durante 3-6 horas acompañadas de borrascas. Cumulus
Cumulonimbus
Estrato -cumulus Nubes Bajas. Entorno a 1 Km. Por gotas de agua o de lluvia. Por convección Grandes rodillos de gran extensión horizontal. Dejan ver el Sol. Nubes individuales. Blanco o gris Buen o mal tiempo. Altoestratus
Nimbostratus
Cumulus
Cumulonimbus
Estratus Nubes Bajas. Gotas de agua. Si la temperatura de la superficie es muy fria puede estar formada por cristales de hielo.   Nubes tenues Gris sucio Precipitación debil de poca duración. Nimboestratus
Cumulus
Cumulonimbus
Cumulus Nubes de desarrollo vertical. Gotas de agua o cristales de hielo Por convección, por contrastes de temperatura entre superficie y atmosfera. 1 - Nubes coliflor, nubes de algodón con base horizontal.

2 - Nubes con sombras dentro y bordes bien definidos.
1 - Blanco

2 -Grisáceo
1 - Buen tiempo

2 - Precipitaciones abundantes y tormentosas que afectan a poca superfie. Si tienen baja humedad no ocasionan precipitaciones.
Altocumulus
Stratocumulus
Cumulo-nimbus Nubes de desarrollo vertical Gotas de agua, de lluvia, copos de nieve, gotas heladas, ... Por cirros o cirrocumulus Nubes de gran altura. Su base es estratiforme no muy elevada; el tronco de forma cumuliforme; lleva asociado el yunque o cabeza de la nube.

Gran desarrollo vertical.
Blancas Precipitaciones muy intensas en forma de lluvia, pedrisco, granito o nieve, que traen aparato electrico. desarrollan tornados. Altocumulus
Altoestratus
Nimboestratus
Stratocumulus
Cumulus

Sinopsis de la clasificación internacional de nubes

Generos Especies Variedades Particularidades Nubes origen
Cirrus fibratus intortus mamma Cirrocumulus
uncinus radiatus   Altocumulus
spissatus vertebratus   Cumulunimbus
castellanus duplicatus    
floccus      
Cirrocumulus stratiformis undulatus virga  
lenticularis lacunosus mamma  
castellanus      
floccus      
Cirrostratus fibratus duplicatus   Cirrocumulus
nebulosus undulatus   Cumulunimbus
Altocumulus stratiformis translucidus virga Cumulus
lenticularis perlucidus mamma Cumulunimbus
castellanus opacus    
floccus duplicatus    
  undulatus    
  radiatus    
  lacunosus    
Altostratus   translucidus virga Altocumulus
  opacus praecipitatio Cumulunimbus
  duplicatus pannus  
  undulatus mamma  
  radiatus    
Nimbostratus     praecipitatio Cumulus
    virga Cumulunimbus
    pannus  
Stratocumulus stratiformis translucidus mamma Altostratus
lenticularis perlucidus virga Nimbostratus
castellanus opacus praecipitatio Cumulus
  duplicatus   Cumulunimbus
  undulatus    
  radiatus    
  lacunosus    
Stratus nebulosus opacus praecipitatio Nimbostratus
fractus translucidus   Cumulus
  undulatus   Cumulunimbus
Cumulus humilis radiatus pileus Altocumulus
mediocris   velum Stratocumulus
congestus   virga  
fractus   praecipitatio  
    arcus  
    pannus  
    tuba  
Cumulonimbus calvus   praecipitatio Altocumulus
capillatus   virga Altostratus
    pannus Nimbostratus
    incus Stratocumulus
    mamma Cumulus
    pileus  
    velum  
    arcus  
    tuba  


  Tipos de nubes

    Se clasifican en función de su altura en la atmósfera y la forma o estructura que presentan al observador.

  

    Los cúmulos y cumulonimbos pueden, en ocasiones, desarrollarse verticalmente y alcanzar muchos miles de metros a través de las distintas capas de nubes.

Nubes altas

    Están constituidas por pequeños cristales de hielo cuya temperatura esta comprendida entre -51 y -40ºC.

    Son las que aparecen entre los 7.000 y 18.000 metros de altura, recibiendo las siguientes denominaciones:

Cirros
(ci)

Son nubes blancas, transparentes y sin sombras internas que presentan un aspecto de filamentos largos y delgados. Estos filamentos pueden presentar una distribución regular en forma de líneas paralelas, ya sean rectas o sinuosas. Ocasionalmente los filamentos tienen una forma embrollada. La apariencia general es como si el cielo hubiera sido cubierto a brochazos. Cuando los cirros invaden el cielo puede estimarse que en las próximas 24 h. habrá un cambio brusco del tiempo; con descenso de la temperatura.

Cirrocúmulos
(Cc)

Forman una capa casi continua que presenta el aspecto de una superficie con arrugas finas y formas redondeadas como pequeños copos de algodón. Estas nubes son totalmente blancas y no presentan sombras. Cuando el cielo está cubierto de Cirrocúmulos suele decirse que esta aborregado. Los Cirrocúmulos frecuentemente aparecen junto a los Cirros y suelen indicar un cambio en el estado del tiempo en las próximas 12 h.
Este tipo de nubes suele preceder a las tormentas.

Cirrostratos
(Cs)

Tienen la apariencia de un velo, siendo difícil distinguir detalles de estructura, presentando ocasionalmente un estriado largo y ancho. Sus bordes tienen límites definidos y regulares. Este tipo de nubes suele producir un halo en el cielo alrededor del Sol o de la Luna. Los Cirrostratos suelen suceder a los Cirros y preludian la llegada de mal tiempo por tormentas o frentes cálidos.

Nubes medias

    Están constituidas por vapor o gotitas de agua que no exceden de 0.2 mm. de diámetro.

    Son las que aparecen entre los 2.500 y 7.000 metros de altura, recibiendo las siguientes denominaciones:

Altocúmulos
(Ac)

Presentan un aspecto de copos de tamaño mediano formando una estructura irregular, presentándose sombras entre los copos. Presentan ondulaciones o estrías anchas en su parte inferior.
Los Altocúmulos suelen preceder al mal tiempo producido por lluvias o tormentas.

Altostratos
(As)

Presentan zonas de nubes densas en una capa delgada de nubes, en la mayoría de los casos es posible determinar la posición del Sol a través de la capa de nubes. El aspecto que presentan los Altostratos es el de una capa uniforme de nubes con manchones irregulares.
Los Altostratos generalmente presagian lluvia fina y pertinaz con descenso de la temperatura.

Nimbostratos
(Ns)

Presentan un aspecto de una capa regular de color gris oscuro con diversos grados de opacidad. Con cierta frecuencia es posible observar un aspecto ligeramente estriado que corresponde a diversos grados de opacidad y variaciones del color gris.
Son nubes típicas de lluvia de primavera y verano y de nieve durante el invierno.

Nubes bajas

    Están constituidas por gotitas de agua.

    Son las que aparecen entre los 200 y 2.500 metros de altura, recibiendo las siguientes denominaciones:

Estratocúmulos
(Sc)

Presentan ondulaciones amplias parecidas a cilindros alargados, pudiendo presentarse como bancos de gran extensión. Estas nubes presentan zonas con diferentes intensidades de gris.
Los Estratocúmulos rara vez aportan lluvia, salvo cuando se transforman en Nimbostratos.

Estratos
(St)

Tienen la apariencia de un banco de neblina grisáceo sin que se pueda observar una estructura definida o regular. Presentan manchones de diferente grado de opacidad y variaciones de la coloración gris.
Durante el otoño e invierno los Estratos pueden permanecer en el cielo durante todo el día dando un aspecto triste al cielo. Durante la primavera y principios del verano aparecen durante la madrugada dispersándose durante el día, lo que indica buen tiempo.

   Además de las nubes anteriormente descritas, se distinguen las nubes de desarrollo vertical que pueden llegar a tener alturas de 2.500 a 3.000 metros, entre su parte inferior y su cima o parte más alta; estas nubes son:

Cumulonimbos
(Cb)

De gran tamaño y apariencia masiva con un desarrollo vertical muy marcado que da la impresión de farallones montañosos y cuya cúspide puede tener la forma de un hongo de grandes dimensiones; y que presenta una estructura lisa o ligeramente fibrosa donde se observan diferentes intensidades del color gris o cerúleo. Estas nubes pueden tener en su parte superior cristales de hielo de gran tamaño.
Los Cumulonimbos son las nubes típicas de las tormentas intensas pudiendo llegar a producir granizo.

Cúmulos
(Cu)

Presentan un gran tamaño con un aspecto masivo y de sombras muy marcadas cuando se encuentran entre el Sol y el observador. Presentan una base horizontal y en la parte superior protuberancias verticales de gran tamaño que se deforman continuamente, presentando un aspecto semejante a una coliflor de gran tamaño.
Los Cúmulos corresponden al buen tiempo cuando hay poca humedad ambiental y poco movimiento vertical del aire. En el caso de existir una alta humedad y fuertes corrientes ascendentes, los Cúmulos pueden adquirir un gran tamaño llegando a originar tormentas y aguaceros intensos.


  Representación gráfica de los principales tipos de nubes


Cirros finos no aumentando: esparcidos.
Cirros finos no aumentando: abundantes pero no en capa continua.
Cirros en yunque: usualmente densos.
Cirros finos aumentando: usualmente en penachos o crestas
Cirros o cirroestratos aumentando, por debajo 45º de latitud: a menudo en bandas polares
Cirros o cirroestratos aumentando y llegando por encima a los 45º de latitud: a menudo en bandas polares
Velo de cirroestratos cubriendo totalmente el cielo
Cirroestratos no aumentando y sin cubrir totalmente el cielo
Cirrocúmulos predominando
Cúmulos de buen tiempo
Cúmulos congestus
Estratocúmulos formados por esparcimiento de cúmulos
Capa o manto de estratocúmulos
Cumulonimbos
Nimboestratos o nubes rasgadas de mal tiempo
Cúmulos y estratocúmulos
Altoestratos típico delgado
Altoestratos típico espeso o grueso: Sol o Luna invisibles
Capa simple de altocúmulos o altos estratocúmulos
Altocúmulos en bandas aisladas: a menudo lenticulares
Altocúmulos en bandas incrementándose
Altocúmulos originado por el desarrollo exterior de cúmulos
Altocúmulos asociados con altoestratos o altoestratos con partes parecidas a altocúmulos
Altocúmulos almenado o altocúmulos en fragmentos rasgados


  Clasificación de las nubes

Por su forma

Nombre Descripción
Cirriforme

Forma de plumero de color blanco y aspectro fibroso. Incluyen a los cirrus, cirrostratus y cirrocumulus.

Estratiforme

Aparecen en forma de capas grises que cubren uniformemente el cielo. Incluyen a los estratus, nimbostratus, altostratus y cirrostratus.

Cumuliforme

Son nubes con la base plana, de color blanco y aspecto denso. Incluyen a los cumulus, estratocumulus, cumulonimbus, altocumulus y cirrocumulus.


Por su altura

Tipo Altura Descripción
Altas Entre 6.000 y 13.000 m

Formadas de hielo, con temperaturas inferiores a -35ºC, y de contornos indefinidos. Incluyen a los cirrus, cirrostratus y cirrocumulus.

Medias Entre 2.000 y 6.000 m

Formadas por agua y hielo, con temperaturas que oscilan entre -35ºC y -10ºC, y aspecto mixto. Incluyen a los altocumulus, altostratus y nimbostratus.

Bajas hasta 2.000 Km

Formadas por agua, con temperaturas superiores a los -10ºC e incluso por encima de 0ºC, y de contornos perfectamente definidos. Incluye a los stratocumulus y stratus, además de las nubes de evolución vertical (desde 600 hasta 7.000 m) cumulus y cumulonimbus.


Familia Género Símbolo Altura del suelo a la base en metros Espesor en metros
Mínima Media Máxima Mínima Media Máxima
Nubes altas Cirros Ci 6.000 8.000 12.500 150 300 2.000
Cirrocúmulos Cc 5.000 6.000 7.000 150 500 3.000
Cirrostratos Cs 3.500 6.000 12.000 150 500 3.000
Nubes medias Altocúmulos de estacionamiento Ac 1.500 3.000 4.500 500 800 1.500
Altocúmulos de inestabilidad 1.500 3.500 5.000 500 1.500 3.000
Altocúmulos borrascoso 2.000 3.500 6.000 1.000 2.500 6.000
Altostratos As 1.500 3.500 5.000 500 2.000 4.000
Nimbostratos Ns 300 800 2.000 1.000 3.000 5.000
Nubes bajas Estratocúmulos Sc 500 1.500 2.500 200 600 2.000
Estratos St suelo 500 1.200 50 Vr. 200
In. 400
800
Cúmulos Cu 400 1.200 2.000 150 1.600 500
Cumulonimbos Cb 300 1.000 3.500 5.000 7.000 12.000

Por su altura y forma (géneros)

Altura Género Cód. Símbolo Descripción
Alta Cirrus Ci

Nubes separadas en forma de filamentos blancos y delicados o de bancos de formas estrechas, blancos o en su mayor parte. Estas nubes tienen un aspecto fibroso (de cabellos) o un brillo sedoso, o ambas cosas.

Cirrostratus Cs

Velo nuboso transparente y blanquecino, de aspecto fibroso (de cabellos) o liso, que cubre total o parcialmente el cielo, dando lugar por lo general a fenómenos de halo.

Cirrocumulus Cc

Banco, manto o capa delgada de nubes blancas, sin sombras propias, compuesta por elementos muy pequeños en forma de gránulos, de ondas, etc., soldados o no, y dispuestos más o menos regularmente; la mayoría de los elementos tienen una anchura aparente inferior a un grado.

Media Altocumulus Ac

Banco, manto o capa de nubes blancas o grises, o a la vez blancas y grises que tienen generalmente sombras propias, compuestos por laminillas, guijarros, rodillos, etc., de aspecto a veces parcialmente fibroso o difuso, soldados o no; la mayor parte de elementos pequeños dispuestos con regularidad tienen generalmente una anchura aparente comprendida entre uno y cinco grados.

Altostratus As

Manto o capa nubosa grisácea o azulada, de aspecto estriado, fibroso o uniforme, que cubre total o parcialmente el cielo, presentando partes suficientemente delgadas para dejar ver el Sol al menos vagamente, como a través de un vidrio deslustrado. Este género no presenta fenómenos de halo.

Nimbostratus Ns

Capa nubosa gris, frecuentemente sombría, cuyo aspecto resulta borroso por las precipitaciones más o menos continuas de lluvia o nieve que, en la mayoría de los casos, alcanzan el suelo. El espesor de esta capa es en todas sus partes suficiente para para ocultar completamente el Sol. Por debajo de la capa, existen frecuentemente nubes bajas desgarradas, soldadas o no con ella.

Baja Stratocumulus Sc

Banco, manto o capa de nubes grises o blanquecinas, que tienen casi siempre partes oscuras, compuestos por losas, guijarros, rodillos, etc., de aspecto no fibroso, excepto cuando en su parte inferior se forman regeros de precipitaciones verticales u oblicuas (virga) que no alcanzan el suelo. La mayor parte de los elementos pequeños dispuestos con regularidad tienen una anchura aparente superior a cinco grados.

Stratus St

Capa nubosa generalmente gris, con base bastante uniforme, que puede dar lugar a llovizna, prismas de hielo o granizo blanco. Cuando el Sol es visible a través de la capa, su contorno es claramente discernible. Este género no da lugar a fenómenos de halo, salvo eventualmente a muy bajas temperaturas. A veces se presenta en forma de bancos desgarrados.

Cumulus Cu

Nubes separadas, generalmente densas y con contornos bien delimitados, que se desarrollan verticalmente en forma de redondeces, de cúpulas o de torres, cuya región superior protuberosa parece frecuentemente una coliflor. Las partes de estas nubes iluminadas por el Sol son amenudo de un blanco brillante; su base, relativamente oscura, es sensiblemente horizontal. Están a veces desgarradas.

Cumulonimbus Cb

Nube densa y potente, con un dimensión vertical considerable, en forma de montaña o de enormes torres. Una parte al menos de su región superior es generalmente lisa, fibrosa o estriada, y casi siempre aplastada; esta parte se extiende frecuentemente en forma de yunque o de amplio penacho. Por debajo de la base de esta nube, a menudo muy sombría, existen frecuentemente nubes bajas desgarradas, soldadas o no con ella, y precipitaciones, a veces en forma de regeros verticales u oblicuos (virgas) que no alcanzan el suelo.


  Especies de nubes

Dentro de los diez géneros de nubes mencionados existen una infinidad de variantes y formas, que se conocen como especies. Las más importantes son las siguientes:

    Nubes onduladas.- que se originan en el límite de separación de dos capas de aire de distintas condiciones (dirección, temperatura y humedad). Esta variedad de nubes se designa añadiendo a la denominación fundamental el calificativo undulatus, como "cirrocúmulos undulatus" y "altocúmulos undulatos".

    Nubes lenticulares.- que presentan la forma de lenteja o almendra, generalmente muy alargadas, y con los contornos bien definidos y a veces irisados. Se identifican por adicción del adjetivo lenticularis, como "altoestratos lenticularis", "estratocúmulos lenticularis", etc. Casi siempre se mueven paralelas a las cordilleras.

    Nubes mamelonadas.- que penden de la parte inferior de nubes oscuras como bolsas colgantes. Se les añade el adjetivo mammatus, como "cúmulos mammatus".

    Nubes desgarradas.- que se desprenden en forma de jirones irregulares de los estratos y de los cúmulos. Se denominan fractus (roto), como "fractocúmulos" y "fractoestratos".

    Nubes uncinadas.- que son las terminadas en forma de gancho. Se les aplica el apelativo uncinatus (que tiene garra o garfio), como "cirros uncinatus".

    Nubes almenadas.- que presentan en su parte superior protuberancias cumuliformes a modo de torres, por lo que se las distingue con el calificativo castelanus (en castillo), como "altocúmulos castellanus" y "cirrocúmulos castellanus".

    Nubes nebulosas.- que corresponden a los estratos o cirroestratos que tienen el aspecto de velo nebuloso, sin presentar detalles aparentes. Se denominan con el calificativo de nebulosus, como "cirroestratos nebulosus" y "estratos nebulosus".


  Estado del cielo

    La nubosidad o cantidad de nubes existentes en el cielo en el momento de la observación se indican con la siguiente denominación:

Despejado Cuando no se observan formaciones de nubes.
Despejado con nublados aislados Cuando se observan formaciones de nubes que cubren hasta el 15% del cielo. (1/8)
Medio nublado Cuando las formaciones de nubes cubren del 15% al 50% del cielo. (2/8, 3/8)
Nublado Cuando las formaciones de nubes cubren del 50% al 75% del cielo. (4/8, 5/8 y 6/8)
Nublado cerrado Cuando las nubes cubren mas del 75% del cielo. (7/8 y 8/8)


  Símbolos de nubosidad

    La nubosidad se mide agrupando mentalmente todas las nubes que se observan en un determinado momento, incluso los velos transparentes que forman el cirrus, y contar cuantas octavas partes (x/8) del cielo ocupan estas nubes agrupadas.

Cielo despejado 5/8 de cielo cubierto
1/8 de cielo cubierto 6/8 de cielo cubierto
2/8 de cielo cubierto 7/8 de cielo cubierto
3/8 de cielo cubierto 8/8 de cielo cubierto
4/8 de cielo cubierto Cielo oscurecido


  La lluvia

    Puede producirse por la caída directa de gotas de agua o de cristales de hielo que se funden. Las gotas son mayores cuanto más alta esta la nube que las forma y más elevada es la humedad del aire, ya que se condensa sobre ellas el vapor de las capas que van atravesando. Además, durante el largo recorrido, muchas gotas llegan a juntarse.

    Las gotas de lluvia caen en virtud de su peso, y lo hacen a una velocidad que varía entre 4 y 8 m/s, según sea el tamaño de las mismas y la influencia del viento. Su tamaño, se ha establecido que varía entre 0.7 y 5 mm. de diámetro.

    Según la forma de presentarse y su intensidad, recibe diferentes nombres, que son:

Lluvia Si es continua, regular y el diámetro de sus gotas es >0.5 mm.
Llovizna Cuando las gotas que caen son menudas, con un diámetro <0.5 mm y se presenta de una forma pulverizada, como flotando en el aire.
Chubasco, chaparrón o aguacero Si cae de golpe, con intensidad, y en un intervalo de tiempo pequeño.
Tromba o manga de agua Si cae tan violenta y abundantemente que provoca riadas e inundaciones.


Nombre Núm. de gotas Tamaño Velocidad de caída Cantidad de agua Nube de procedencia
Llovizna Enorme Pequeñísimo Muy lenta Escasa Ns, As
Lluvia Grande Mediano Moderada Variable St, Sc
Chubasco Moderado Grande Cb


  La nieve

    Así como la lluvia cae en gotas de agua más o menos gruesas, la nieve cae en copos más o menos grandes que, examinados al microscopio, presentan una estructura cristalina de variadas formas.

    Al igual que la lluvia, la nieve también puede formarse a partir de los cristales de hielo que integran la nube. Tan pronto como los cristales comienzan a caer a través de las capas, chocan con las gotitas de agua y con otros cristales de distintos tamaños, uniéndose y formando pequeños núcleos congelados.

    La nieve suele caer describiendo hélices a una velocidad de unos 50 cm/s. La forma y tamaño están determinados por la temperatura (-0ºC), la altura y el grado de saturación de la nube; los prismas se forman a temperaturas bajas y los copos altas.

  El granizo

    Se conoce como granizo los granos o corpúsculos de hielo más o menos duros que caen de las nubes. El tamaño de estas partículas oscila, normalmente, entre unos milímetros y dos o más centímetros.

    Si el gránulo de hielo alcanza un tamaño de más de 5 mm. de diámetro recibe el nombre de piedra o pedrisco.

  El rocío

    Existen otro tipo de precipitaciones que, a diferencia de las anteriormente descritas, se puede decir que se originan directamente sobre la superficie terrestre, aunque el proceso de condensación viene a ser el mismo. La más conocida de estas precipitaciones es el rocío, que consiste en la aparición de gotitas de agua sobre los objetos y cuerpos expuestos a la intemperie, principalmente los vegetales. El rocío se forma a causa de que los cuerpos que, como las plantas, son malos conductores del calor, se enfrían considerablemente en las noches claras y serenas, al emitir gran cantidad de radiación calórica hacia el espacio. Debido a este proceso, las capas de aire en contacto con el suelo y los vegetales se enfrían demasiado, no pudiendo mantener, por tanto, todo el agua en forma de vapor, la cual se condensa en forma de gotitas, siempre que la temperatura sea > 0ºC. Estas diminutas gotas, unas veces se depositan directamente sobre los objetos que están en contacto con el aire enfriado, y otras caen desde alturas <1 metro.

    Vulgarmente se cree que el rocío solo se forma en las primeras horas de la noche y madrugada, pero lo cierto es que se produce siempre que la temperatura del suelo desciende lo necesario.

  La escarcha

    La escarcha no es el rocío que se hiela, como muchos creen, sino que es un fenómeno independiente. Cuando la condensación del vapor de agua se produce a una temperatura < 0ºC, en las condiciones estipuladas para el rocío, se precipita sobre los vegetales y objetos malos conductores del calor en forma de cristalitos de hielo, ya sea como agujas, plumas, escamas, etc. La escarcha es, pues, un hielo que proviene directamente del vapor atmosférico sin pasar por el estado líquido. De ahí que a este fenómeno también se le conozca por el nombre de helada.

  La niebla

    Es otro de los fenómenos producidos por la condensación del vapor de agua atmosférico. En realidad, es una nube tan baja que toca el suelo.

    Está constituida por gotitas de agua tan microscópicas (0.04 a 0.2 mm de diámetro) que flotan en el aire, reduciendo la visibilidad tanto cuanto mas juntas están, es decir cuanto más espesa. La niebla se forma al enfriarse el aire que está en contacto con la tierra o el mar.

    La niebla varía de composición de acuerdo con la temperatura del aire. Cuando la temperatura está por encima de 0ºC, la niebla estará formada por diminutas gotas de agua en suspensión, en tanto que si la temperatura es inferior a 0ºC la niebla será una suspensión de diminutos cristales de hielo y pequeñas gotas de agua superfrías, o sólo cristales de hielo.

    Para que se produzca niebla es necesario que el vapor de agua contenido en el aire pase al estado líquido mediante el proceso físico denominado condensación. Para que esto ocurra deben existir en el aire partículas ávidas de agua (higroscópicas) en forma de diminutos cristales de sal, polvo u otros productos de combustión (núcleos de condensación).

    Existe una relación entre la humedad relativa y la visibilidad horizontal; normalmente con suficientes núcleos de condensación se observa que la visibilidad se reduce cuando la humedad relativa excede el valor de 70% y los menores valores se observan cuando la humedad alcanza el 100%.

    Clasificación de las nieblas de acuerdo a su génesis:

Nieblas de evaporación

Se producen cuando se evapora agua en el aire frío. Este cambio de estado del agua puede ocurrir de dos maneras:
1) Cuando una corriente de aire frío y relativamente seco fluye o permanece en reposo sobre una superficie de agua de mayor temperatura. Es común en las zonas polares, y sobre los lagos y lagunas en invierno.
2) Cuando llueve, si el agua que cae tiene mayor temperatura que el aire del entorno, las gotas de lluvia se evaporan y el aire tiende a saturarse. Estas se forman dentro del aire frío de los frentes de lento movimiento como los estacionarios, calientes o los frentes fríos lentos. Son espesas y persistentes.

Nieblas por enfriamiento

Se generan mediante la disminución que experimenta la capacidad del aire para retener vapor de agua cuando disminuye la temperatura. Existe una relación entre la cantidad de vapor de agua que contiene un volumen de aire y la que contendría si estuviese saturado, esta relación se ha definido como humedad relativa. La humedad relativa será del 100% cuando el aire se halla saturado, esto es, cuando para una temperatura dada no puede admitir más vapor de agua sin condensar. Las nieblas producidas por este mecanismo se clasifican a su vez por su origen en:
1) Nieblas de radiación y
2) Nieblas de advección
3) Nieblas orográficas.

Nieblas de radiación. Se producen por el enfriamiento que sufre la atmósfera como consecuencia de la pérdida nocturna del calor. Para ello es necesario que el cielo esté casi claro o claro y que las velocidades del viento sea muy baja (esté entre 3 y 13 Km/h) con una humedad relativa alta. Estas nieblas ocurren preferentemente en invierno y en general se disipan una o dos horas después de la salida del sol.

Nieblas de advección. Se generan cuando una corriente de aire cálido y húmedo se desplaza sobre una superficie más fría. El aire se enfría desde abajo, su humedad relativa aumenta y el vapor de agua se condensa formando la niebla. Para que este tipo de niebla se forme es necesario que el viento sople con una intensidad entre 8 y 24 km/h para que se pueda mantener constante el flujo de aire cálido y húmedo. De exceder este valor es probable que la niebla se desprenda del suelo, generándose una nube baja llamada estrato turbulento. Si el aire, por el contrario está calmo, el vapor de agua se depositará sobre el suelo formando rocío. Son frecuentes en las zonas costeras, especialmente en invierno, cuando el aire relativamente más cálido y húmedo procedente del mar fluye hacia la tierra más fría. En verano, se produce de forma inversa, es decir sobre el mar, cuando el aire más cálido de la tierra se desplaza sobre el agua relativamente más fría.

Nieblas orográficas. Se generan dentro de las corrientes de aire que ascienden sobre las laderas montañosas o elevaciones del terreno. Esto se debe a que cuando el aire asciende, se expande y se enfría. Este enfriamiento, lleva aparejado un aumento de la humedad relativa pudiendo alcanzarse la saturación. Es condición que la humedad relativa inicial sea elevada y que el viento sea persistente y no muy intenso

    Se diferencian varios tipos de nieblas según su intensidad:

Neblina Cuando la niebla es muy tenue, de poca intensidad, permitiendo la visibilidad de objetos no muy lejanos.
Dorondon Cuando la niebla es fría y espesa.
Borrina Cuando la niebla es fría y muy húmeda, empapando los objetos que toca.
Ceja Cuando se forma en las cumbres de las montañas.
Cejo Cuando aparece sobre los ríos, al amanecer.
Niebla alta La que se encuentra a cierta altura del suelo, como si fuera una nube baja.
Bruma La que se forma en el mar.

    Para tener una idea de las medidas de valoración de la niebla, se inserta la Escala Internacional de Visibilidad del Aire.

Clave Límites de visibilidad Designación
00 De 0 a 25 m. Niebla superdensa, sin visibilidad
0 De 25 a 50 m. Niebla muy densa, sin visibilidad
1 De 50 a 100 m. Niebla espesa, muy poca visibilidad
2 De 100 a 500 m. Niebla, muy poca visibilidad
3 De 500 a 1.000 m. Niebla, poca visibilidad
4 De 1.000 a 2.000 m. Neblina o calima, escasa visibilidad
5 De 2.000 a 4.000 m. Neblina o calima, escasa visibilidad
6 De 4.000 a 10.000 m. Atmósfera diáfana, visibilidad moderada
7 De 10.000 a 20.000 m. Atmósfera diáfana, buena visibilidad
8 De 20.000 a 50.000 m. Atmósfera diáfana, muy buena visibilidad
9 Más de 50.000 m. Atmósfera diáfana, excelente visibilidad

   La niebla, pues, es un impedimento gravísimo para las comunicaciones terrestres, marítimas y aéreas.

Escala de intensidades de niebla

Grado de intensidad Caracteres distintivos en tierra
1. Niebla débil De día Los objetos se ven algo velados, pero esto no impide que el tránsito se haga sin dificultad. El Sol puede verse a través de la niebla.
De noche Todas las luces lejanas se ven veladas.
2. Niebla moderada De día Los objetos a una distancia de +1 km del observador no pueden verse.
De noche Las luces a +2 km del observador no se ven.
3. Niebla fuerte o densa De día No son visibles objetos a +100 m.
De noche No se ven las luces a +500 m.


  Símbolos de los meteoros


Hidrometeoros Son meteoros que constituidos por partículas de agua.
Lluvia

Precipitación de gotas de agua que caen desde una nube con velocidad apreciable de un modo continuo y uniforme.

Llovizna

Precipitación bastante uniforme de gotas de agua muy finas y muy próximas unas de otras que caen desde una nube. Su velocidad de caída es muy pequeña.

Chubasco

Precipitación de agua líquida, caracterizada por comenzar y terminar bruscamente, o por variar con violencia y rapidez de intensidad.

Nieve

Precipitación de cristales de hielo, aislados o aglomerados, que caen desde una nube. Si la temperatura del aire no ha descendido mucho, entonces los cristales se sueldan entre sí, formando copos.

Granizo

Precipitación, en forma de chaparrones, de partículas de hielo de forma esférica, cónica o irregular que caen desde una nube ya sea separadamente o aglomerados en bloques irregulares.

Pedrisco

Precipitación, en forma de chaparrones, de partículas de hielo de mayor tamaño que el granizo.

Helada

Consiste en la congelación directa de la humedad del suelo, formándose una costra vidriosa y resbaladiza que puede llegar a alcanzar considerable espesor.

Rocio

Se denomina rocío a las gotas de agua que se forman sobre la superficie de objetos, particularmente sobre el pasto o la hierba durante una noche fría y despejada.

Escarcha

Depósito de hielo de aspecto cristalino, apareciendo las más de las veces en forma de escamas, de plumas o de abanicos. Cuando la temperatura es menor que 0°C, el rocío se congela produciéndose la escarcha.

Niebla

Suspensión en el aire de gotitas de agua muy pequeñas, habitualmente microscópicas. La niebla forma un velo blanquecino que cubre el paisaje y reduce la visibilidad horizontal en la superficie a menos de un kilómetro.

Neblina

Similar a la niebla, pero con una visibilidad mayor, entre 1 y 10 kilómetros, que forma generalmente un velo mucho más delgado y grisáceo que cubre el paisaje.

Bruma

Similar a la niebla y la neblina, pero menos intensa. En la neblina no se siente la impresión de humedad y de frío que hay en la niebla. Tiene un color más o menos grisáceo.

 
Litometeoros Meteoros constituidos por partículas sólidas y secas.
Calima

Suspensión en la atmósfera de partículas secas tan diminutas que dan al cielo una apariencia opalescente. La calima forma un velo sobre el paisaje, cuyos colores aparecen sin brillo y con tonalidades distorsionadas.

Polvo

Suspensión en el aire de partículas de arena pequeña, levantadas desde el suelo antes del momento de la observación por una tormenta de polvo o de arena.

Humo

Suspensión en la atmósfera de pequeñas partículas procedentes de diversas combustiones.

Ventisca

Conjunto de partículas de nieve levantadas por el viento hasta poca altura sobre el suelo. La visibilidad no se reduce sensiblemente al nivel de la mirada del observador.

Tormenta de polvo

Conjunto de partículas de polvo o de arena levantadas con violencia del suelo por un viento fuerte y turbulento hasta grandes alturas.

Remolino de polvo

Conjunto de partículas de polvo o de arena acompañadas a veces de pequeños residuos, levantados del suelo en forma de una columna giratoria y de altura variable, con eje sensible vertical y de poco diámetro.

 
Eolometeoros En estos meteoros interviene el viento de una forma más decisiva y directa.
Tromba

Fenómeno que consiste en un torbellino de viento, a menudo intenso, cuya presencia se manifiesta por una columna nubosa o por un cono nuboso invertido en forma de embudo.

Turbonada

Chubasco de viento. El aspecto del cielo es generalmente aborrascado, pero no se descubren nubes sombrías. Se inicia con viento débil o moderado, después el viento cesa para, luego, entrar el viento duro.

 
Fotometeoros Son fenómenos luminosos engendrados por la reflexión, refracción, difracción o interferencias de la luz.
Halo solar

Fenómeno óptico, de forma de anillo, con centro en el sol. Se produce por la reflexión de la luz del sol sobre los cristales de hielo de las nubes.

Halo lunar

Fenómeno óptico, de forma de anillo, con centro en la luna. Se produce por la reflexión de la luz del sol sobre los cristales de hielo de las nubes.

Arco iris

Grupo de arcos concéntricos, cuyos colores van del violeta al rojo, engendrados por la luz solar sobre una pantalla de gotas de agua en la atmósfera.

Iridiscencia

Colores observados en las nubes, bien sean entremezclados o bien con aspecto de bandas sensiblemente paralelas a los contornos de las nubes.

Corona de Ulloa

Las glorias se forman al difractarse la luz en torno a objetos opacos. La luz se concentra en una zona alrededor del objeto, zona que está por tanto más iluminada y contrasta fuertemente con la sombra del objeto a la que envuelve. Da la impresión de ser una aureola de santo.

Espejismo

Fenómeno que consiste en ver los objetos lejanos como si se reflejasen en un lago imaginario o bien hacia arriba, como si se tuviera un espejo encima.

Símbolos meteorológicos del Servicio de Información Meteorológica Mundial de la OMM

01 Tempestad de arena Tempestad de arena, Tempestad de polvo, Arena, Polvo
02 Tormentas Tormentas, Chubascos tormentosos, Tormenta, Relámpagos
03 Granizo Granizo
04 Ventisca Ventisca alta, Ventisca, Ventisca baja, Tormenta de nieve
05 Chubascos de nieve Chubascos de nieve, Ráfagas de nieve
06 Nieve Nieve, Nevada fuerte, Nevada
07 Nevada débil Nevada débil
08 Aguanieve Aguanieve
09 Chubascos Chubascos, Chubascos fuertes, Chubascos de lluvia
10 Chubascos dispersos Chubascos ocasionales, Chubascos dispersos
11 Chubascos aislados Chubascos aislados
12 Chubascos débiles Chubascos débiles
13 Lluvia engelante Lluvia engelante
14 Lluvia Lluvia
15 Llovizna Llovizna, Lluvia débil
16 Niebla Niebla
17 Bruma Bruma
18 Humo Humo
19 Calima Calima
20 Cubierto Cubierto
21 Intervalos de sol Intervalos de sol, Sin lluvia, Despejando
22 Periodos de sol Periodos de sol, Parcialmente nuboso, Parcialmente despejado, Templado
23 Nuboso Nuboso, Muy nuboso
24 Despejado Despejado, Soleado, Buen tiempo
25 Buen tiempo Buen tiempo, Claro
26 Ventoso Ventoso, Turbonada, Tormentoso, Vendaval
27 Húmedo Húmedo
28 Seco
Seco
29 Helada Helada
30 Escarcha Escarcha
31 Caluroso Caluroso
32 Frío Frío
33 Cálido Cálido
34 Fresco Fresco

arriba

Tormentas eléctricas 


  El rayo

    Es una enorme chispa o corriente eléctrica que circula entre dos puntos de una misma nube, entre dos nubes o entre una nube y la tierra.

    El rayo es la reacción eléctrica causada por la saturación de cargas electroestáticas que han sido generadas y acumuladas progresivamente durante la activación del fenómeno eléctrico de una tormenta. Durante unas fracciones de segundos, la energía electroestática acumulada se convierte durante la descarga en energía electromagnética (el relámpago visible y la interferencia de ruido), energía acústica (trueno) y, finalmente calor. El fenómeno rayo se representa aleatoriamente a partir de un potencial eléctrico atmosférico (10/45 kV), entre dos puntos de atracción de diferente polaridad e igual potencial para compensar las cargas.

    La densidad de carga del rayo es proporcional a la saturación de carga electroestática de la zona. A mayor densidad de carga, mayor es el riesgo de generar un líder y a continuación una descarga de rayo.

    El líder o guía escalonada (Step Leader) es el trazador que guiará la descarga del rayo a la zona donde se genere. El rayo tiende a seguir un camino determinado, es la representación de la concentración de transferencia de electrones (10.000 Culombios por segundos) en un punto concreto para compensar las cargas electroestáticas de signos opuestos. Durante su generación y en función de la transferencia de carga, el fenómeno se puede representar (Efecto Corona) en forma de chispas eléctricas generalmente de color verde-azul y con fuerte olor a ozono (ionización del aire). No es constante ni estable y puede viajar y moverse en función de los puntos calientes de ionización (Fuego de San Telmo). Cuando se visualiza este fenómeno, el campo eléctrico de alta tensión es tan grande que los pelos de la piel se ponen de punta hacia arriba y la descarga de rayo se puede representar.

    Algunos valores orientativos de referencia del fenómeno rayo:

Tensión entre nube y un objeto a tierra 1.000 a 1.000 millones de voltios.
Intensidades de descarga 5 a 300 millones de Amperios.
di/dt (índice del cambio de la corriente) 7.5kA/s a 500kA/s.
Frecuencia 1 KHz a 1 MHz.
Tiempo 10 Microsegundos a 100 Milisegundos.
Temperatura superior a 27.000ºC.
Velocidad de propagación 340 metros por segundo.
Campo electroestático por metro de elevación sobre la superficie de la Tierra 10 kV.


  El relámpago

    Es la manifestación luminaria del rayo, aunque en la vida cotidiana los dos son usados como sinónimos del mismo fenómeno. La aparición del rayo es solo momentánea, seguida a los pocos momentos de un tremendo chasquido el retumbar del trueno.

    La intensidad de los rayos se calcula entre los 10.000 a 20.000 amperios y la tensión entre 30 a 400 millones de voltios.

  El trueno

    En el instante que se produce el rayo se origina el trueno. El calor producido por la descarga eléctrica calienta el aire y lo expande bruscamente, dando lugar a ondas de presión que se propagan como ondas sonoras. Cuando esas ondas sonoras pasan sobre el observador, este percibe el ruido denominado trueno.

    Como la velocidad de la luz es de 300.000 km/s, el relámpago se ve casi al instante en que tiene efecto, pero no ocurre lo mismo con el trueno, ya que el sonido se propaga mas lentamente, a unos 300 m/s. Por esto el trueno se oye después de desaparecer el relámpago.

1. Del frente de la turbonada a la parte posterior.

2. De las nubes superiores a las inferiores.

3. Descarga luminosa en el aire.

4. De las nubes de lluvia bajas a la tierra.

5. DE las nubes de chubasco a la tierra.


Esquema de distribución de las cargas eléctricas de una nube de tormenta

    Si el número de segundos transcurridos entre el momento que se avista el relámpago y el instante en que se oye el trueno se multiplica por 300 metros, y se obtiene una estimación de la distancia a que se produjo la descarga eléctrica y, por lo tanto, a la que se halla la tormenta.

  Símbolos de representación de tormentas eléctricas


Electrometeoros Son una manifestación visible o audible de la electricidad atmosférica.
Tormenta

Una o varias descargas bruscas de electricidad atmosférica, que se manifiesta por un destello breve e intenso (relámpago) y por un ruido seco o un retumbo sordo (trueno).

Relampago

Manifestación luminosa que acompaña a una descarga brusca de electricidad atmosférica. Esta descarga puede saltar de una nube o producirse dentro de su seno.

Trueno

Ruido sordo o retumbo que acompaña al relámpago.

Fuego de San Telmo

Descarga eléctrica luminosa en la atmósfera; esta descarga, más o menos continua y de intensidad débil o moderada que emana de los objetos elevados.

Tormenta próxima  


arriba

Los vientos 


  Su origen y definición

    Dado que la Tierra no está fija ni tiene una superficie uniforme y regular, cada una de sus partes o regiones recibe distinta cantidad de calor solar, principalmente a causa de la distribución de las tierras y de los mares, por lo que, además de las mencionadas corrientes verticales por convección, se producen movimientos horizontales de aire por la superficie terrestre o paralela a ella. Estos flujos horizontales de aire, debidos a las desigualdades de temperatura, se denominan vientos.

    El movimiento del aire es el resultado de la acción de varias fuerzas, en especial de fuerzas de presión y fricción. El movimiento de rotación de la Tierra y la configuración orográfica de la misma determinan vientos generales, periódicos y locales.

  Dirección y variaciones del viento

    El viento es el aire en movimiento, el cual se produce en dirección horizontal, a lo largo de la superficie terrestre.

    La dirección, depende directamente de la distribución de las presiones, pues aquel tiende a soplar desde la región de altas presiones hacia la de presiones más bajas.

    Se llama dirección del viento el punto del horizonte de donde viene o sopla. Para distinguir uno de otro se les aplica el nombre de los principales rumbos de la brújula, según la conocida rosa de los vientos. Los cuatro puntos principales corresponden a los cardinales: Norte (N), Sur (S), Este (E) y Oeste (W). Se consideran hasta 32 entre estos y los intermedios, aunque los primordiales y más usados son los siguientes con su equivalencia en grados del azimuth:

1 NNE Norte Noreste 22.50º
2 NE Noreste 45.00º
3 ENE Este Noreste 67.50º
4 E Este 90.00º
5 ESE Este Sudeste 112.50º
6 SE Sudeste 135.00º
7 SSE Sur Sudeste 157.00º
8 S Sur 180.00º
9 SSO Sur Sudoestes 202.50º
10 SO Sudoeste 225.00º
11 OSO Oeste Sudoeste 247.50º
12 O Oeste 270.00º
13 ONO Oeste Noroeste 292.50º
14 NO Noroeste 315.00º
15 NNO Norte Noroeste 337.50º
16 N Norte 360.00º

    Al reportar vientos se deberá indicar la dirección de donde procede, ya sea en grados de 0º a 360º o indicando el rumbo según la rosa de los vientos.

    Si la dirección es variable se deberá indicar la dirección dominante y los límites de la variación.

    En condiciones normales la velocidad del viento no es constante si no que sufre variaciones, por lo que es necesario reportar, además de la intensidad del viento, sus variaciones.

    Las variaciones que se tienen son las siguientes:

Rachas Que se definen como un aumento rápido de corta duración de la velocidad del viento, siendo el incremento del orden de 7 a 10 nudos (3.4 - 5.4 m/s) y la duración del orden de 30 a 90 segundos.
Turbonada Que se define como un incremento brusco de la velocidad del viento, y se calma de manera brusca, siendo el incremento de 16 a 22 nudos (7.9 - 10.8 m/s) y la duración del orden de 3 a 5 minutos.


  Velocidad y fuerza del viento

    Desde el año 1805, la velocidad del viento, y por consiguiente su fuerza, la determinaban los marinos por la llamada escala de Beaufort, ideada por ese almirante inglés, el cual estableció 12 grados de fuerza del viento, basados en las maniobras que, según el viento que soplaba, habían de hacerse en el aparejo de los navíos a vela. Actualmente, en el mar, se caracterizan los grados por la altura de las olas, y en tierra, por los efectos en los árboles, edificios, etc.

    Actualmente, la escala anemométrica de Beaufort ha quedado establecida como sigue:

Grado Denominación Símbolo Velocidad en: Efectos apreciables Altura de olas en metros
Nudos m/s Km/h Millas T/h En tierra firme En el mar
0 Calma   0-1 0-0.2 0-1 0-1 El humo sube verticalmente Como un espejo, totalmente en calma 0.0
1 Ventolina   1-3 0.3-1.5 1-5 1-3 El humo se inclina Rizos sin espuma. Olas pequeñas en forma de escamas 0.1
2 Flojito
(brisa ligera)
5 nudos 4-6 1.6-3.3 6-11 4-7 Mueve hojas de árboles y banderas. El viento se siente en la cara. Los gallardetes comienzan a ondear Olitas: crestas cristalinas sin espuma 0.2
3 Flojo
(brisa débil)
10 nudos 7-10 3.4-5.4 12-19 8-12 Agita hojas y ramas de árboles en constante movimiento. Los gallardetes ondean plenamente Olitas: crestas rompientes produciendo una espuma translúcida 0.6
4 Bonancible
(brisa moderada)
15 nudos 11-16 5.5-7.9 20-28 13-18 Mueve las ramas. Polvareda. Se elevan los papeles ligeros. Ondean las banderas. Olitas creciendo: las crestas presentan crespones de espuma. Cabrilleo. 1
5 Fresquito
(brisa fresca)
20 nudos 17-21 8.0-10.7 29-38 19-24 Mueve arbolitos. Se forman ondas en lagos y estanques. Levanta bastante polvo Olas medianas y de gran longitud: se generalizan los crespones de espuma 2
6 Fresco
(brisa fuerte)
25 nudos 22-27 10.8-13.8 39-49 25-31 Mueve ramas grandes y es muy difícil llevar abierto el paraguas. Silbar del viento en tendidos de líneas eléctricas. Olas grandes: frecuentes salpicaduras dejando gran cantidad de espuma. Se produce algo de rocío. 3
7 Frescachón
(viento fuerte)
30 nudos 28-33 13.9-17.1 50-61 32-38 Mueve árboles y es difícil caminar contra el viento. Las banderas son arrancadas. Aparecen los primeros daños en tendidos de líneas eléctricas Mar creciente: la espuma blanca, que proviene de las crestas, empieza a ser arrastrada en la dirección del viento formando nubecillas 4
8 Duro
(viento tormentoso)
(temporal)
35 nudos 34-40 17.2-20.7 62-74 39-46 Desgaja ramas y apenas se puede caminar al descubierto. Caídas de anuncios mal soportados Olas alargadas: torbellinos de salpicaduras. La espuma forma líneas en dirección del viento 5.5
9 Muy duro
(tormenta)
(temporal fuerte)
40 nudos 41-47 20.8-24.4 75-88 47-54 Derriba chimeneas y arranca tejas y cubiertas. Ruptura de ramas gruesas de árboles. Causa ligeros desperfectos Olas grandes: crestas rompen en rollos con gran estruendo. La superficie comienza a llenarse de espuma. El rocío comienza a dificultar la visibilidad 7
10 Temporal
(tormenta intensa)
(temporal duro)
50 nudos 48-55 24.5-28.4 89-102 55-63 Desgarra ramas de árboles frondosos. Daños considerables en construcciones. Imposibilidad de mantenerse en pie al descubierto. Olas muy grandes: crestas en penacho; poca visibilidad debido al rocío. El mar presenta un color blanco debido a la espuma. 9
11 Borrasca (tormenta huracanada)
(temporal muy duro)
60 nudos 56-64 28.5-32.6 103-117 64-72 Comienzan a ser arrastrados objetos pesados. Grandes destrozos en general Olas altísimas. Gran estruendo de las olas al romper. Todo el mar espumoso. Disminución fuerte de la visibilidad 11.5
12 Huracán 70 nudos >64 >32.7 >118 >73 Arranca árboles de cuajo y destruye construcciones de adobe y madera. Arrastra vehículos. Daños graves y generalizados. Aire lleno de espuma y rociones. La mar está completamente blanca, debido a los bancos de espuma. La visibilidad es muy débil. 14

La velocidad del viento en la Escala de Beaufort se expresa:

V = 0.837 B3/2 m/s

Donde V es la velocidad del viento y B el número en la Escala de Beaufort. La velocidad del viento se mide en nudos.

  Escala Internacional para clasificar el estado del mar


Grado Denominación Estado correspondiente al viento en nudos Indicaciones aproximadas para poderlo clasificar Altitud de olas en metros
0 Calma 0 Mar perfectamente llana sin olas
1 Rizada 1-3 Se empiezan a formar pequeñas olas que no llegan a romper 0-0.5
2 Marejadilla 4-10 Se empieza a pronunciar el oleaje que apenas rompe, molestando poco a las embarcaciones menores sin cubierta 0.5-1
3 Marejada 11-16 Si el oleaje aumenta, en términos de ser de algún cuidado el manejo de embarcaciones menores sin cubierta 1-2
4 Fuerte marejada 17-21 Si el oleaje aumenta, en términos de ser de algún cuidado el manejo de embarcaciones menores sin cubierta 2-3
5 Gruesa 22-27 Aumenta aun más el volumen de las olas, haciendo peligrosa la navegación de las embarcaciones menores con cubierta. La espuma blanca de las rompientes de las crestas, empieza a ser arrastrada en la dirección del viento. Aumentan los rociones. 3-4
6 Muy gruesa 22-33 En las anteriores condiciones aumentan aun mas el volumen de las olas. Los rociones dificultan la visibilidad 4-6
7 Arbolada 34-47 Aumentan los caracteres anteriores. La espuma se aglomera en grandes bancos y se arrastra en la dirección de viento en forma espesa. 6-9
8 Montañosa 48-63 Olas excepcionalmente grandes sin dirección determinada como pueden observarse en el vórtice de un ciclón. Los buques de pequeño y medio tonelaje se pierden de vista 6-14
9 Enorme >64 Aumentan los caracteres anteriores >14


  Símbolos del viento

 
(Cada media raya equivale a 5 nudos)


 Símbolos de intensidad y dirección del viento


Símbolo Descripción   Símbolo Descripción
5 nudos 5 nudos del S
10 nudos 10 nudos del SW
15 nudos 15 nudos del W
20 nudos 20 nudos del NW
25 nudos 25 nudos del N
30 nudos 30 nudos del NE
35 nudos 35 nudos del E
40 nudos 40 nudos del SE
50 nudos 50 nudos  
60 nudos 60 nudos
70 nudos 70 nudos

Se indica por medio de una línea, en ocasiones acabada en un círculo o punto, que indica la dirección hacia la que sopla el viento. Esta línea tiene en su extremo final una serie de líneas perpediculares que indican la velocidad del viento. Una línea corta indica 5 nudos, una larga 10 nudos y un triángulo 50 nudos.


  Nombres de los vientos según las zonas de España

La Península ibérica está situada en una zona poco ventosa, puesto que se encuentra alejada de los vientos de constantes alisios y contralisios. Las velocidades medias raramente superan los 50 Km/h, aunque en algunas ocasiones se observan rachas superiores a los 180 Km/h. A nivel general se puede decir que los vientos dominantes en nuestro territorio son:
   Interior: dominan los vientos del Nordeste y los de componente Oeste (Noroeste y Sudeste).
   Litoral Mediterráneo: encontraremos los vientos del Este, Norte y Sur.
   Estrecho: el viento presente es el que proviene del Oeste.

Nombre Dirección de donde proviene el viento Zona de influencia Características
Ábrego Sudoeste (SO) Andalucía
Castilla-La Mancha
Castilla-León
Extremadura
Viento templado y húmedo.
Bochorno Sudeste (SE) Valle del Ebro Viento húmedo.
Cierzo Noroeste (NO) Valle del Ebro Viento frío y seco.
Galerna Sudoeste (SO) ó Noroeste (NO) indistintamente Golfo de Vizcaya
Costa cantábrica
Viento en superficie brusco y acusado, con intenso temporal de mar.
Galleo (ó regañón) Noroeste (NO) Valle del Duero Viento frío y racheado, sopla a borbotones.
Garbí Este-Sudeste (E-SE) Costas de Cataluña
Costa Valenciana
Brisa de mar muy regular.
Levante Este (E) Estrecho de Gibraltar
Mar de Alborán
Murcia
Viento persistente, algo húmedo y racheado.
Leveche Este-Sudeste (E-SE) Costas de Murcia
Alicante
Viento húmedo, con sensación de bochorno.
Llevant Noreste (NE) Costas de Cataluña
Baleares
Viento fresco y húmedo, con fuerte temporal de mar.
Matacabras Este (E) Golfo de Cádiz Viento persistente, algo húmedo y racheado.
Mestral Noroeste (NO) Golfo de León Viento racheado, con temporal de mar.
Moncayo Noroeste (NO) Zaragoza
Valle del Ebro
Viento frío y seco.
Poniente Oeste (O) Entra por la costa portuguesa hacia la península Arrastra las borrascas atlánticas.
Solano Este (E) Castilla-La Mancha
Extremadura
Viento terral provocado por la radiación solar en verano.
Tramontana Norte (N) Ampurdán
Menorca
Viento frío y turbulento.
Vendaval Sudeste (SE) Valle del Guadalquivir
Golfo de Cádiz
Viento racheado y ligeramente húmedo, en primavera y otoño ocasionalmente de carácter huracanado.
Xaloc Sudeste (SE) Costas de Levante
Costa de Murcia
Baleares
Viento cálido y algo húmedo, proviene del Sahara.


  Como saber el rumbo del viento

    La dirección del viento se aprecia por medio de la veleta que, esencialmente, está formada por una plancha metálica colocada verticalmente, la cual puede girar a impulsos del viento alrededor de un eje, también vertical. Como veleta también puede utilizarse una cinta ligera atada al extremo de un palo vertical o mástil. Para igual función sirve una banderola o un gallardete, que es la veleta más simple de los barcos.

    En lugares llanos, lejos de recodos que produzcan turbulencia, observando el humo de las chimeneas puede saberse en que dirección sopla el viento.

 

  Huracanes y Tornados

Huracán

    Se denomina depresión tropical al fenómeno meteorológico que presenta una forma circular con un ojo o zona central y cuyos vientos tienen una velocidad máxima de 28 a 33 nudos (52 a 62 km/h) - viento intenso en la escala anemométrica de Beaufort -.

    Se denomina tormenta tropical al fenómeno meteorológico que presenta una forma circular con un ojo o zona central y cuyos vientos tienen una velocidad comprendida entre 34 y 55 nudos (63 a 102 km/h).

    Cuando la velocidad máxima del viento excede de los 56 nudos (104 km/h) - tormenta huracanada en la escala anemométrica de Beaufort -, el fenómeno recibe la designación de huracán o ciclón.

28 nudos > 33 nudos > 55 nudos
Depresión tropical Tormenta tropical Huracán o ciclón

    El centro u ojo de los fenómenos anteriores se distingue por ser una zona circular al centro del fenómeno donde existen vientos débiles, ausencia de nubes y de lluvia; siendo la presión atmosférica del orden de 940 mb.; aunque en algunos casos se lleguen a observar presiones atmosféricas mas bajas. El diámetro de un huracán o ciclón tropical puede variar entre 100 y 500 kilómetros.

    Cuando se origina un huracán funciona como una máquina sencilla de vapor, con aire caliente y húmedo proveyendo su combustible.

    Cuando los rayos del Sol calientan las aguas del océano, el aire húmedo se calienta, se expande y comienza a elevarse como lo hacen los globos de aire caliente. Más aire húmedo remplaza ese aire y comienza ese mismo proceso de nuevo.

    Se tienen que producir ciertas condicionantes para que se forme un huracán:

1. TEMPERATURA SUPERIOR A LOS 26.7ºC ó 80ºF

A esa temperatura, el agua del océano se está evaporando al nivel acelerado requerido para que se forme el sistema. Es ese proceso de evaporación y la condensación eventual del vapor de agua en forma de nubes el que libera la energía que le da la fuerza al sistema para generar vientos fuertes y lluvia. Y com  en las zonas tropicales la temperatura es normalmente alta, constantemente originan el segundo elemento necesario.

2. HUMEDAD:

Como el huracán necesita la energía de evaporación como combustible, tiene que haber mucha humedad, la cual ocurre con mayor facilidad sobre el mar, de modo que su avance e incremento en energía ocurre allí más fácilmente, debilitándose en cambio al llegar a tierra firme.

3. VIENTO:

La presencia de viento cálido cerca de la superficie del mar permite que haya mucha evaporación y que comience a ascender sin grandes contratiempos, originándose una presión negativa que arrastra al aire en forma de espiral hacia adentro y arriba, permitiendo que continue el proceso de evaporacion. En los altos niveles de la atmósfera los vientos deben estar débiles para que la estructura se mantenga intacta y no se interrumpa este ciclo.

4. GIRO o "spin":

La rotación de la tierra eventualmente le da movimiento en forma circular a este sistema, el que comienza a girar y desplazarse como un gigantesco trompo. Este giro se realiza en sentido contrario al de las manecillas del reloj en el hemisferio norte, y en sentido favorable en el hemisferio sur.

Clasificación de Huracanes

Categoría Velocidad de los vientos
Cat. 1 118 a 153 km/h
Cat. 2 154 a 177 km/h
Cat. 3 178 a 209 km/h
Cat. 4 210 a 249 km/h
Cat. 5 + 250 km/h

Escala Saffir / Simpson para Huracanes

Fenómeno Parámetros Efectos. Estimación de los posibles daños
Depresión tropical
Menor a 62 km/h.
Daños mínimos locales.
Tormenta tropical
63 a 118 km/h.
Daños mínimos.
Categoria del Huracán Parámetros Efectos. Estimación de los posibles daños
Uno

- Vientos de 74 a 95 millas por hora (118 a 152 km/h - 64 a 82 nudos).
- Presión barométrica mínima igual o superior a 980 mb (28.94 pulgadas).
- Oleada de la tormenta 4-5 pies (ft)

Daños mínimos.
Daños principalmente en: árboles, arbustos y casas móviles que no hayan sido previamente aseguradas. Daños ligeros a otras estructuras. Destrucción parcial o total de algunos letreros y anuncios pobremente instalados. Marejadas de 4 a 5 pies sobre lo normal. Caminos y carreteras en costas bajas inundadas; daños menores a los muelles y atracaderos. Las embarcaciones menores rompen sus amarres en áreas expuestas.

Dos

- Vientos de 96 a 110 millas por hora (153 a 175 km/h - 83 a 96 nudos).
- Presión barométrica mínima de 965 a 979 mb (28.50 a 28.91 pulgadas).
- Oleada de la tormenta 6-8 pies (ft)

Daños moderados
Daños considerables a árboles y arbustos, algunos derribados. Grandes daños a casas móviles en áreas expuestas. Extensos daños a letreros y anuncios. Destrucción parcial de algunos techos, puertas y ventanas. Pocos daños a estructuras y edificios. Marejadas de 6 a 8 pies sobre lo normal. Carreteras y caminos inundados cerca de las costas. Las rutas de escape en terrenos bajos se interrumpen 2 a 4 horas antes de la llegada del centro del huracán. Daños considerables. Las marinas se inundan. Las embarcaciones menores rompen amarras en áreas abiertas. Se requiere la evacuación de residentes de terrenos bajos en areas costeras.

Tres

- Vientos de 111 a 130 millas por hora (179 a 209 km/h - 96 a 113 nudos).
- Presión barométrica mínima de 9415 a 964 mb (27.91 a 28.47 pulgadas).
- Oleada de la tormenta 9-12 pies (ft)

Daños extensos.
Muchas ramas son arrancadas a los árboles. Grandes árboles derribados. Anuncios y letreros que no esten solidamente instalados son llevados por el viento. Algunos daños a los techos de edificios y tambien a puertas y ventanas. Algunos daños a las estructuras de edificios pequeños. Casas móviles destruidas. Marejadas de 9 a 12 pies sobre lo normal, inundando extensas areas de zonas costeras con amplia destrucción de muchas edificaciones que se encuentren cerca del litoral. Las grandes estructuras cerca de las costas son seriamente dañadas por el embite de las olas y escombros flotantes. Las vías de escape en terrenos bajos se interrumpen 3 a 5 horas antes de la llegada del centro del huracan debido a la subida de las aguas. Los terrenos llanos de 5 pies o menos sobre el nivel del mar son inundados por más de 8 millas tierra adentro. Posiblemente se requiera la evacuación de todos los residentes en los terrenos bajos a lo largo de las zonas costeras.

Cuatro

- Vientos de 131 a 155 millas por hora (210 a 250 km/h - 114 a 135 nudos).
- Presión barométrica mínima de 920 a 944 mb (27.17 a 27.88 pulgadas)
- Oleada de la tormenta 13-18 pies (ft)

Daños extremos.
Arboles y arbustos son arrasados por el viento. Anuncios y letreros son arrancados o destruidos. Hay extensos daños en techos, puertas y ventanas. Se produce colapso total de techos y algunas paredes en muchas residencias pequeñas. La mayoria de las casas móviles son destruidas o seriamente dañadas. Se producen, marejadas de 13 a 18 pies sobre lo normal. Los terrenos llanos de 10 pies o menos sobre el nivel del mar son inundados hasta 6 millas tierra adentro. Hay grandes daños a los pisos bajos de estructuras cerca de las costas debido al influjo de las inundaciones y el batir de las olas llevando escombros. Las rutas de escape son interrumpidas por la subida de las aguas 3 a 5 horas antes de la llegada del centro del huracán. Posiblemente se requiera una evacuación masiva de todos los residentes dentro de un area de unas 500 yardas de la costa y también de terrenos bajos hasta 2 millas tierra adentro.

Cinco

- Vientos de más de 155 millas por hora (más de 250 km/h - más de 135 nudos).
- Presión barométrica mínima por debajo de 920 Mb (27.17 pulgadas).
- Oleada de la tormenta mayor a 18 pies (ft)

Daños catastróficos.
Arboles y arbustos son totalmente arrasados por el viento con muchos árboles grandes arrancados de raiz. Daños de gran consideracion en los techos de los edificios. Los anuncios y letreros arrancados, destruidos y llevados por el viento a considerable distancia, ocasionando a su vez más destrucción. Daños muy severos y extensos a ventanas y puertas. Hay colapso total de muchas residencias y edificios industriales. Se produce una gran destrucción de cristales en puertas y ventanas que no hayan sido previamente protegidos. Muchas casas y edificios pequeños derribados o arrasados. Destrucción masiva de casas móviles. Se registran mareas muy superiores a 18 pies sobre lo normal. Ocurren daños considerables a los pisos bajos de todas las estructuras a menos de 15 pies sobre el nivel del mar hasta más de 500 yardas tierra adentro. Las rutas de escape en terrenos bajos son cortadas por la subida de las aguas entre 3 a 5 horas antes de la llegada del centro del huracán. Posiblemente se requiera una evacuación masiva de todos los residentes en terrenos bajos dentro de un area de 5 a 10 millas de las costas. Situación caótica.





Foto clásica de un huracán. (Huracán Elena, Septiembre de 1995)

Tornados

    El Tornado es un torbellino largo y estrecho que va desde una nube de tormenta hasta el suelo y muy cerca de él. Estos torbellinos, llamados también chimeneas o mangas, generalmente tienen un diámetro inferior a 1 km, aunque muchas veces apenas llegan a los 100 metros.

    Los vientos pueden alcanzar una velocidad entre los 500 - 600 km/h

    Una característica común a todos los tornados es la baja presión barométrica existente en el centro de la tormenta y la enorme velocidad del viento.

Escala de Fujita

Intensidad Consideración Velocidad Daños
Millas por hora (mph) Km/h

F-0

Muy débil 40-72 64-116

Rompe ramas de árboles.
Daños en chimeneas, antenas de TV y carteles.
Daños en señales de tráfico.
Desprende rótulos de comercios.
Abate vallas publicitarias de gran porte.

F-1

Débil 73-112 117-181

Arranca árboles en terrenos blandos.
Desplaza automóviles en movimiento.
Desprendimiento de cubiertas (gasolineras, naves, ...)
Se rompen cristales de ventanas.

F-2

Violento 113-157 182-253

Quiebra o arranca de raíz árboles de gran porte.
Desprendimiento de techos de viviendas.
Destruye casas rodantes y vuelca camiones.
Lanzamiento de objetos ligeros a gran velocidad.

F-3

Severo 158-206 254-332

Arranca techos y paredes de viviendas prefabricadas.
Vuelca trenes.
Eleva automóviles del suelo y los desplaza.
Ocasiona daños en viviendas sólidas.
La mayoria de los árboles son arrancados

F-4

Devastador 207-260 333-418

Genera proyectiles de gran tamaño.
Arroja automóviles a cierta distancia llegando alcanzar los 100 metros.
Eleva y arroja a distancia estructura con cimientos débiles.
Los daños en construcciones sólidas son ya serios.

F-5

Increíble 261-318 419-512

Daña las estructuras de hormigón armado.
Edificios grandes seriamente dañados o derruidos.
Los automóviles son lanzados a más de 100 m.
Daños en estructuras de acero.

Después de los diferentes tornados que han asolado los Estados Unidos en los últimos años, así como otros países, la Escala de Fujita parecía necesitar un pequeño cambio. Un equipo de meteorólogos e ingenieros ha creado una mejora de la Escala de Clasificación de Tornados de Fujita que se usará en los Estados Unidos a partir de febrero de 2007 y que se conoce como Enhanced F-Scale.

Escala de Enhanced F-Scale sobre Tornados

Escala de FUJITA Escala derivada EF Escala EF en uso
Núm. F Más veloz 1/4-Km
km/h
Ráfaga  de 3 segundos
km/h
Núm. EF Ráfaga de 3 segundos
km/h
Núm. EF Ráfaga de 3 segundos
km/h
0 64-115 72-124 0 104-136 0 104-136
1 116-179 125-187 1 137-174 1 137-176
2 180-251 188-257 2 175-219 2 177-216
3 252-331 258-334 3 220-267 3 217-264
4 332-416 335-417 4 268-318 4 265-320
5 417-508 336-507 5 319-374 5 Superior a 320

Sin embargo, es importante destacar que la Escala Mejorada de Fujita de clasificación de vientos de tornados, es decir, la “Enhanced F-Scale” no es de medición sino una estimación de los vientos. Utiliza ráfagas de tres segundos en el lugar de los daños, basándose en un juicio de daños en 8 niveles de una lista de 28 indicaciones. Estas estimaciones varían según la altura y la exposición. Es importante recordar que las ráfagas de 3 segundos no se refieren al mismo viento utilizado en las observaciones de superficie tomadas por las estaciones meteorológicas en exposiciones abiertas, utilizando una medida de velocidad de una milla por minuto.

Por otro lado, la escala de TORRO puede aplicarse a cualquier tipo de viento con objeto de averiguar si resulta ser un tornado.

Escala de TORRO sobre Tornados

Intensidad de TORRO Descripción del Tornado y Velocidad del Viento en km/h Descripción orientativa de los daños
T 0 Tornado leve
62-86

Basura liviana que sube en espiral.
Tiendas de campaña seriamente dañadas, losas y tejados sueltos...

T 1 Tornado leve
88-115

Plantas pequeñas, sillas, etc. salen volando.
Losas, chimeneas, tejados, con mayores daños. Daños leves en árboles y vallas.

T 2 Tornado moderado
116-147

Desplazamiento de caravanas.
Tejados arrancados y volando, daños considerables en tejados, losas y chimeneas. Árboles pequeños arrancados de raíz, daños en árbol.

T 3 Tornado fuerte
148-182

Caravanas seriamente dañadas, plantas bajas con daños y/o destruidos. Árboles grandes arrancados.

T 4 Tornado severo
184-217

Levitación de coches. Tejados arrancados enteros. Numerosos árboles arrancados de raíz.

T 5 Tornado intenso
219-256

Levitación de vehículos pesados. Mayores daños en casas que con un T4.
Las casas antiguas podrían derrumbarse.

T 6 Tornado moderadamente devastador
257-297

Casas fuertes podrían perder todo su tejado e incluso el muro.
Edificios derrumbados.

T 7 Tornado fuertemente devastador
299-339

Casas de madera completamente demolidas. Algunos muros de piedra derrumbados.

T 8 Tornado severo y devastador
340-384

Vehículos desplazados por el aire a gran distancia. Restos de casas dispersadas. Casas de piedra y ladrillo seriamente dañadas.

T 9 Tornado intenso y devastador
385-430

Edificios con armazón de acero dañados. Trenes desplazados.

T 10 Super tornado
432-478

Levitación de casas, arrancadas de su estructura.
Daños considerables por todas partes.


Nota: Las velocidades indicadas en la tabla anterior son orientativas y podrían no ajustarse a la escala mencionada.

Diferencias entre Huracán y Tornado

Huracanes Tornados
Se originan sobre los océanos cuando la temperatura de la superficie del agua es superior a 27ºC Se originan sobre la tierra
Se forman comúnmente en el cinturón tropical (entre los 5 y los 15 grados de latitud) Se forman en latitudes medias (entre los 20 y los 50 grados de latitud)
La velocidad de viento oscila entre los 120 y 240 km/h La velocidad de los vientos puede sobrepasar los 500 km/h
El diámetro varía entre 500 y 1800 kilómetros Diámetro de apenas 250 metros
Su vida es de unos pocos días a algunas semanas Su vida es de unos pocos minutos, en casos excepcionales algunas horas
No están asociados a ningún frente de tormenta Se producen en conexión con Líneas de Inestabilidad, frentes o nubes de tormenta.

arriba

Frentes, Ciclones o Bajas y Anticiclones 


  Masas de aire

    El concepto de masa de aire fue desarrollado en Noruega por los meteorólogos Bergeron y Bjerkness en los años 20 como parte de su teoría sobre el Frente Polar.

    Una masa de aire se define como un volumen de aire de gran extensión cuyas propiedades físicas, sobre todo temperatura y humedad, son uniformes en el plano horizontal. Su tamaño cubre por lo general centenares e incluso miles de kilómetros cuadrados, verticalmente puede alcanzar espesores de varios kilómetros, y sus caracteres los obtiene por el contacto prolongado sobre extensas áreas oceánicas o continentales con unas condiciones superficiales homogéneas, a las que se denomina regiones manantial o fuente.

    La adquisición de las características por parte de las masas de aire es un proceso lento, por lo que se forman en zonas donde se encuentran sistemas barométricos estacionarios, como el cinturón subtropical, Siberia, Norte de Canadá y ambos polos.

Clasificación de las masas de aire

    Las masas de aire se clasifican según su temperatura (determinada por su posición sobre el globo, ártica, antártica, polar, tropical o ecuatorial) y por la humedad del aire (continental o marítima).

Masa de aire Símbolo Temperatura (ºC) Humedad específica (G/KG) Propiedades
Ártica continental
Antártica continental invierno
Ac
AAc

-55 a –35

0.05 a 0.2
Muy fría, muy seca, muy estable
Polar continental
invierno
verano
Pc
-35 a –20
5 a 15

0.2 a 0.6
4 a 9
Fría, seca y muy estable
Fría, seca y estable
Polar marítima
invierno
verano
Pm
0 a 10
2 a 14

3 a 8
5 a 10
Fresca, húmeda e inestable
Fresca, húmeda e inestable
Tropical continental Tc 30 a 42 5 a 10 Cálida seca e inestable
Tropical marítima verano Tm 22 a 30 15 a 20 Cálida, húmeda, estabilidad variable
Ecuatorial marítima Em Aprox. 27 Aprox. 19 Cálida, muy húmeda e inestable

Masas de aire ártico y antártico

    Se originan en la proximidad de los polos, sobre las aguas heladas del océano Artico y los casquetes de hielo de Groenlandia y la Antártida. Se caracterizan por sus bajas temperaturas y su débil contenido de humedad, a consecuencia de lo cual la nubosidad es escasa y el riesgo de precipitaciones muy reducido. Son muy estables debido a la fuerte inversión térmica que crea el fuerte enfriamiento de las capas inferiores de la atmósfera y la subsidencia del aire en las regiones de altas presiones. Las invasiones de aire ártico que a finales de invierno o comienzo de primavera afectan a Europa occidental se inestabilizan en su recorrido por el océano Atlántico ocasionando fuertes nevadas y descenso anormal de las temperaturas.

Masas de aire polar

    A pesar de su nombre, las regiones fuente de estas masas de aire se sitúan en zonas alejadas de los polos, entre 50º y 70º de latitud. Las masas continentales son frías, secas y de estratificación estable porque se forman en las zonas de altas presiones del interior de Asia Central y Canadá. No existen manantiales en el hemisferio Sur debido al dominio del océano en estas latitudes. Cuando se desplazan al Sur, sobre regiones terrestres más cálidas, aumentan su temperatura y se inestabilizan, dando lugar a la formación de cúmulos pero sin aporte de precipitación. Por el contrario, cuando se desplazan sobre superficies oceánicas el aire inicialmente seco se puede convertir en tropical marítimo formando bancos de niebla o nubes estratiformes (con lloviznas asociadas). Sobre zonas más cálidas pueden desarrollarse sistemas tormentosos.

Masas de aire tropical

    Sus manantiales son las células oceánicas y continentales de altas presiones en las latitudes tropicales. El aire seco procede de las extensas áreas desérticas que crea la subsidencia anticiclónica y es seco, estable y cálido. En verano, el intenso calor que desprende el suelo causa remolinos y tormentas de arena (Sahara, Australia). El aire tropical marítimo es muy húmedo. Propicia la formación de nieblas de advección, asociadas a nubes estratiformes de poca altitud y lluvias débiles.

Masa de aire ecuatorial

    En las latitudes bajas los contrastes térmicos son débiles y la identificación de la masa de aire no es tan sencilla. El aire ecuatorial se caracteriza por tener elevadas temperaturas, alto contenido en humedad y una elevada inestabilidad. Esto posibilita el crecimiento de grandes torres de nubes cúmulos y cumulonimbus, de las que caen lluvias intensas a causa del elevado contenido de humedad absoluta que contiene el aire cálido.

  Movimientos verticales del aire

    Los procesos que se dan en la atmósfera en los que no existe intercambio calorífico con el exterior del sistema se llaman adiabáticos. En la atmósfera los ascensos y descensos del aire se producen tan rápido que no tiene tiempo de intercambiar eficazmente calor con el aire del entorno. Toda compresión adiabática lleva consigo un calentamiento y toda expansión en las mismas condiciones, un enfriamiento. Además, como la presión atmosférica desciende con la altitud, puede definirse que si una pequeña parte del aire "burbuja", asciende verticalmente, se encuentra con presiones menores, por lo que paulatinamente, se expande y enfría, y lo contrario ocurre al descender.

    La temperatura desciende unos 10ºC cada 100 hPa, como estos hectopascales corresponden a 1000 m, aproximadamente, resulta que, en condiciones medias, la temperatura desciende con la altura 1ºC cada 100 m, valor denominado gradiente adiabático seco. Como se enfría al ascender, puede llegar a saturarse de vapor de agua. Si habiendo alcanzado la saturación continúa el ascenso comienza la condensación del vapor en agua líquida, proceso que libera calor que, por supuesto, pasa a la burbuja ascendente, con lo que ésta se enfría menos rápidamente, medio grado cada 100 metros. Al irse quedando sin vapor de agua que pueda desprender calor al condensarse, vuelve a acercarse al gradiente adiabático seco.

Estabilidad e Inestabilidad

    Se dice que la atmósfera se halla estable cuando hay una gran resistencia a que en ella se desarrollen movimientos verticales, por lo que si una "burbuja" se desplaza de su posición de equilibrio tiende a recuperarlo.

    En caso de inestabilidad ocurre lo contrario. Veamos un ejemplo: Si sumergimos un trozo de corcho en el agua, al soltarlo sale disparado hasta alcanzar la superficie. En cambio si lo elevamos a cierta altura sobre el agua, en el aire, y lo soltamos, el corcho cae irremediablemente. ¿Qué ha ocurrido? La densidad del corcho es mayor que la del aire (pesa más que una masa de aire del mismo tamaño) y menor que la del agua (pesa menos que la cantidad de líquido que "desaloja"). Esta experiencia nos ayuda a comprender qué es lo que pasa con una "burbuja" de aire. Que sea desplazada de su nivel de equilibrio por cualquier causa. Si es más fría (por lo tanto, más densa) que el aire que encuentra, tenderá a bajar hasta recuperar su nivel de equilibrio en el lugar en que el aire que la rodee tenga su misma densidad. Pero si es más caliente (menos densa) que el aire de alrededor (como el corcho en el agua) continúa ascendiendo y no vuelve a su punto de partida. La temperatura que adquiere la burbuja es independiente de la que encuentra en la atmósfera durante su ascenso, con la cual, ya vimos, apenas intercambia calor.

    Si la burbuja al ascender y enfriarse encuentra una atmósfera más caliente que ella, bajará y volverá al nivel de partida (estabilidad) . Si el aire de alrededor es más frío que ella, proseguirá su ascenso (inestabilidad).El vapor de agua es sumamente importante, ya que el aire húmedo pesa menos que el aire seco y además desde el momento en el que se alcanza la saturación por medio de ascensos adiabáticos (nivel de condensación) su dinamismo se acelera, pues al recoger el calor desprendido en la condensación, su "flotabilidad" aumenta y los movimientos verticales se aceleran.

    Las masas de aire cálido, en la mayoría de los casos, son de origen tropical y se mueven hacia latitudes más altas. Puede darse también el caso de aire marítimo cálido que se desplaza sobre el suelo más frío o aire cálido continental que se desplace sobre aguas más frías. En estos casos hay un lento transporte de calor desde la masa de aire hacia la superficie subyacente, con la consecuente estratificación dentro del aire, con ausencia de cualquier movimiento vertical o turbulencia. Encontraremos entonces nubes estratiformes y frecuentemente, nieblas.

    Las masas de aire frío se dan, frecuentemente por el movimiento de aire polar hacia latitudes más bajas, o por aire marítimo que se desplaza sobre la tierra más caliente o aire continental moviéndose sobre un mar más cálido. Por este calentamiento de la masa de aire, se desarrolla la convección y turbulencia. Se forman nubes de tipo cúmulos. La visibilidad es generalmente buena.

  Los frentes

    Las masas de aire se desplazan en conjunto y se "empujan" unas a otras. En cambio, raramente se mezclan. Esta propiedad es la causante del acentuado dinamismo de la atmósfera en la llamada superficie frontal, como se denomina a la superficie de contacto entre dos masas de aire.

    Como la atmósfera tiene tres dimensiones, la separación entre las masas de aire es una superficie llamada superficie frontal, siendo el frente, la línea determinada por la intersección de la superficie frontal y el suelo.

    Este término fue introducido por la Escuela de Bjerkness en Noruega (1918) para describir una superficie de discontinuidad que separa dos masas de aire de distinta densidad o temperatura.

    Los frentes pueden tener una longitud de 500 Km a 5000 Km, un ancho de 5 Km a 50 Km y una altura de 3 Km a 20 Km. La pendiente de la superficie frontal puede variar entre 1:100 y 1:500.

    La formación de los frentes se llama frontogénesis y el proceso inverso se llama frontolisis y se clasifican en frentes fríos, cálidos o calientes estacionarios y ocluidos.

los frentes

  El frente frío

    Cuando una superficie frontal se desplaza de tal manera que es el aire frío el que desplaza al aire caliente en superficie, se dice que estamos en presencia de un frente frío. Como la masa de aire frío es más densa, “ataca" al aire caliente por debajo, como si fuese una cuña, lo levanta, lo desaloja y lo obliga a trepar cuesta arriba sobre la empinada superficie frontal. El fenómeno es muy violento y en estos ascensos se producen abundantes nubes de desarrollo vertical. En los mapas se los representa con una línea azul continua o una negra orlada de "picos".

frente frío

  El frente calido

    En este caso, el aire caliente avanza sobre el frío, pero al ser este último más pesado, se pega al suelo y a pesar de retirarse la masa fría, no es desalojada totalmente, de manera que el aire cálido asciende suavemente por la superficie frontal que hace de rampa.

    En general la nubosidad es estratiforme y las precipitaciones menos intensas que en un frente frío. En los mapas se representa con una línea continua roja o una negra orlada por semicírculos.

frente calido

  El frente estacionario

    Es aquel que marca la separación entre dos masas de aire, entre las que no se manifiesta desplazamiento de una respecto de la otra. La sección es similar a la de un frente cálido.

frente estacionario

  El frente ocluido

    Dado que los frentes fríos se desplazan más rápidamente que los frentes calientes, acaban por alcanzarlos. En estas condiciones el sector caliente desaparece progresivamente de la superficie, quedando solamente en altitud.

    Cuando los frentes se han unido forman un frente ocluido o una oclusión. Las oclusiones pueden ser del tipo frente frío o del tipo frente caliente.

frente ocluido

  Depresiones atmosfericas

    También denominada ciclón. Se refiere a un área de baja presión o mínimo de presión, constituida por isobaras cerradas, en la que la presión aumenta desde el centro hacia la periferia, es decir, lo contrario de un anticiclón o área de alta presión o máximo de presión. Por oposición a los anticiclones, los ciclones o depresiones son centros de convergencia de los vientos al nivel del suelo, siendo éstos tanto más fuertes cuanto mayor es el gradiente o pendiente barométrica, o sea cuanto más juntas estén las isobaras.

    Debido a la rotación de la Tierra, el viento que entra en un ciclón (como todo cuerpo puesto en movimiento) y se mueve en la dirección de las agujas del reloj en el hemisferio Sur y en sentido contrario en el hemisferio Norte.

depresiones atmosfericas


  Anticiclones atmosfericas

    Región de la atmósfera en donde la presión es más elevada que la de sus alrededores para el mismo nivel. Se llama también alta presión.

    Las isobaras presentan por lo general un espacio amplio, mostrando la presencia de vientos suaves que llegan a desaparecer en las proximidades del centro. El aire se mueve en la dirección contraria de las agujas del reloj en el hemisferio Sur y en sentido opuesto en el hemisferio Norte. El movimiento del aire en los anticiclones se caracteriza por los fenómenos de convergencia en los niveles superiores y divergencia en los inferiores. La subsidencia de más de 10.000 m significa que el aire que baja se va secando y calentando adiabáticamente, por lo que trae consigo estabilidad y buen tiempo, con escasa probabilidad de lluvia. En invierno, sin embargo, el aire que desciende puede atrapar nieblas y elementos contaminantes bajo una inversión térmica.

anticiclones atmosfericas

  Vaguadas y dorsales o cuñas

    Vaguada. Es una configuración isobárica en la que a partir del centro de una baja presión las isobaras se deforman alejándose más del centro de un lado que en cualquier otra dirección. Este fenómeno produce mal tiempo.

    Dorsal. Es la elongación central de un centro de alta presión, se caracteriza por la presencia de estados del tiempo despejados y por baja humedad en el ambiente.

Vaguadas y dorsales o cuñas

arriba

Fenómenos locales 


  Galernas

    Como definición generalizada de este fenómeno, sumamente violento que se registra en determinada época del año, se dice que es "una ráfaga súbita de viento, borrascosa, en la costa septentrional de España; suele soplar del W y NW (ó N); procede del noroeste; el viento es frío, húmedo y chubascoso; es local y alcanza de 32 a 37 nudos de velocidad media; afecta también a las costas atlánticas de Francia".

    Atendiendo a la observancia de este fenómeno se pueden clasificarse en tres tipos, aunque no se debe caer en el error de pensar que todos estos fenómenos de galerna están encasillados, en el siguiente cuadro:

Tipo Galerna frontal Galerna híbrida Galerna típica
Epoca del año

De abril a octubre (normalmente en julio y agosto).

De abril a octubre, pero, en general, en la primavera, en los intercambios energéticos propios de la estación en la transitoriedad invierno - verano.

De junio a septiembre, pero casi siempre en los meses de julio o agosto.

Momento del día

Cualquiera, pero el mayor riesgo es si la situación coincide con la tarde o noche.

Cualquiera. Muy difícilmente por la mañana en la costa Vasca.

Nunca antes del mediodía; raramente por la noche; casi siempre por la tarde; en las severas el comienzo es entre las 15 y las 18 horas (UTC)

Génesis

En Cantábrico occidental (incluso Galicia) y agudizándose hacia el Este.

La evolución comienza en la zona marítima de Finisterre, ligeramente al Norte o en el golfo de Vizcaya.

Probablemente se genera en o antes de las primeras 20 millas marítimas (curiosamente viene a coincidir con la frontera entre las aguas litorales y el talud continental).

Desplazamiento

De Oeste a Este. Desplazamiento rápido.

De Oeste a Este.

De Norte a Sur o de Noroeste a Sudeste. Es rápido.

Zonas afectadas

Todo el Cantábrico fundamentalmente.

Puede ser Galicia, Cantábrico, golfo de Vizcaya y hasta Francia y Pirineos, aunque su desplazamiento básicamente es hacia el nordeste del golfo de Vizcaya.

Es muy local; solo se observa en Matxitxako y Capbreton (unas 12 millas al norte de Bayona). Afecta a puntos de la costa Vasca, pero, a veces, ni a toda a ella ni a todos los puntos a la vez o correlativamente: como si se generasen más de una.

Extensión

Desde 30 ó 40 millas tierra adentro hasta 50 de faja litoral.

Desde 50 millas tierra adentro hasta 150 ó más de mar por el golfo de Vizcaya.

Es perceptible a 10 ó 15 millas mar adentro y hasta 10 millas, a veces solamente, tierra adentro.

Duración

Los vientos van arreciando desde 2 ó 4 h antes del, S o SW; la galerna dura, del NW, 45 a 90'; posteriormente empieza a amainar gradualmente y puede calmarse el viento en el plazo de 4 horas.

Desde 4 ó 6 horas antes los vientos del S y SW van arreciando hasta alcanzar a veces fuerza moderada o algo más; a partir del cambio de vientos al NW, 45 a 90' de temporal; posteriormente, 4 ó 6 horas amainando los vientos del NW, pero sin bajar de fuerza moderada.

Aparece bruscamente, dura de 45 a 90' y puede desaparecer tan bruscamente como apareció.

Aspecto

Puede parecerse a un frente mediterráneo. Es como un frente con vientos posteriores demasiado fuertes para la situación sinóptica existente.

Una depresión de pequeña extensión circulando con suma rapidez en la circulación generada por otra depresión más profunda en su borde meridional, a nivel sinóptico. Muy parecida a una turbonada.

Características absolutamente diferenciadas.

Tiempo posterior

Por lo general el tiempo pasa a ser malo a corto o medio-plazo.

El tiempo pasa a ser malo o muy malo.

Además de desaparecer bruscamente, inmediatamente puede quedar el tiempo tan bueno como lo era anteriormente. Resurgen en general las condiciones anteriores, las sinópticas.

Frecuencia

Una o dos por año y posiblemente ninguna.

Una vez al año como mucho y pueden pasar 5 años sin ser observada.

Casi todos los veranos hay alguna más o menos violenta; pueden darse dos; en general, no pasan de seis por temporada que superen el grado moderado; pueden darse varias por verano que no alcancen dicho desarrollo de más de moderado.

Ejemplo

Pueden ser de este tipo las galernas del 12/07/1961 y del 13/07/1985.

Pueden ser de este tipo las galernas del 07/06/1987.

Pueden ser de este tipo las galernas del 04/08/1965 y del 19/07/1984.

Vientos

En la costa Vasca, el tiempo es bueno con vientos encalmados; 2 ó 4 horas antes, los vientos son del S o SW empiezan a arreciar moderadamente; repentinamente se vuelven del NW, con fuerza 8 a 9 en algunos casos; tras el fenómeno quedan vientos del NW de fuerza moderada y amainando normalmente.

Los vientos del NW alcanzan, en ocasiones, fuerza 9

En las de pantano barométrico, la mañana está encalmada o el S es sumamente flojo; también las primeras horas de la tarde; una hora o dos antes pueden darse intervalos de vientos de componente E relativamente cálidos (alternando con intervalos de S a veces); súbitamente, NW arreciando con rapidez inusitada.
En las de suave circulación de S, éstos son los vientos que dominan casi constantemente hasta la eclosión. Estas pueden ser más peligrosas que las anteriores, de pantano barométrico, ya que impiden la formación de brisas que abortarían el proyecto de galerna con mayor facilidad; además, retrasan el proceso, con mayor acumulación de energía; y, las temperaturas pueden alcanzar valores más elevados.

Nubosidad

Nubosidad escasa primero; nubes de altura media aumentando en cantidad y espesor con vientos del S; estratos bajos (no siempre) y cúmulos y estratocúmulos al cambio de viento; probables cumulonimbos de inmediato.

La nubosidad, que ha podido ser muy escasa con antelación, va aumentando continuamente con los vientos del S, siempre con nubes altas o de altura media; estas nubes van adquiriendo un aspecto abigarrado, retorcido y caótico. Con el cambio de vientos el proceso es similar al caso anterior; quizás las nubes bajas empiezan a observarse con algunos minutos de antelación al cambio de viento.

Los cielos están despejados o con leves cirros por la mañana. Hay una ligera bruma en el horizonte de la mar. En tierra puede haber leve calima también. Dos horas antes, aproximadamente, aparece un cúmulo o estratocúmulo encima de Matxixako; puede desaparecer para volver a reaparecer. Como 20 ó 30 minutos antes pueden empezar a deslizarse desde la mar hacia la costa estratos bajos (si aparecen estrías verticales, la violencia será mayor). Repentinamente, el NW nubes bajas muy densas. Todo este proceso se da en general por debajo de los 600 m de altitud (a veces hasta de los 300 m); por encima de este nivel prevalecen las condiciones sinópticas. Puede no haber chubascos ni tormenta.

Presiones

Las presiones están normales o ligeramente bajas y descienden muy moderadamente, con la aproximación del fenómeno; no descienden en general por debajo de los 1.012 mb a nivel del mar. Incluso, pueden mantenerse estacionarías en toda la evolución.

Las presiones son bastantes normales o son levemente bajas 6 h antes descienden continuamente y de forma pronunciada hasta poder llegar a ser bajas moderadamente. Pueden descender de 1.008 mb perfectamente, aunque lo normal es que no lo hagan de 1.010 mb.

Las presiones pueden estar perfectamente estacionarías antes, en y después del proceso. Pueden descender ligeramente. Casi siempre están o llegan a descender hasta 1.014 +/- 1 mb.

Temperaturas

En general, las temperaturas previas son elevadas; las horas de viento S pueden agravar la elevación. Descienden ligeramente antes del cambio de viento y súbita y acentuadamente en el cambio. Si es verano, la caída de temperaturas puede ser de hasta 14ºC, desde 33º ó más hasta 19ºC, por ejemplo.

En general, el descenso en pico es más acusado; los termómetros pueden ir hasta los 12º ó 14ºC, muy por debajo de las temperaturas superficial del agua de mar de la época. El calor, como en el caso de la galerna híbrida, en gran medida está generado por los vientos del S y la correspondiente advección de masas de aire.

Las temperaturas son altas desde el principio de la mañana o suben prontamente; para el mediodía los termómetros señalan ya los 27ºC, si es junio, 30ºC si es julio o agosto y 29ºC si es septiembre; sube más todavía en las primeras horas de la tarde. A partir de 8ºC de diferencia entre temperatura de aire y temperatura de agua de mar la situación es ya de prevención. El calor es debido más a efecto solar que a advección de masas de aire. El descenso de temperaturas raramente sobrepasa la cota de temperaturas medida en el agua de mar; en general, al final, la temperatura del aire es similar a la del agua de mar.

Humedad del aire

La humedad relativa del aire, pasa a ser de 35% ó 45% antes a más 90%.

Similar a la galerna híbrida.

Antes de la galerna la humedad del aire se estaciona sobre el 50% de humedad relativa durante algunas horas. En la galerna, como en las anteriores, sube por encima del 90%.

Otras observaciones

Con los vientos del NW generalmente empiezan a darse chubascos que, frecuentemente, derivan en tormentas.

Se registran chubascos posteriores, incluso empezando en el mismo momento del cambio de vientos, y los chubascos pueden ir acompañados de fenómenos tormentosos durante algunas horas.

Según observadores, el punto de rocío y la tensión de vapor es igual antes y después del fenómeno. Minutos antes de la galerna, la mar se riza sin motivo aparente (las condiciones de partida son de mar encalmado).


  Las Rissagues

    Con el nombre de "rissagues" es con el que popularmente se conocen en Baleares las elevaciones y descensos de nivel del mar de notable amplitud, acompañadas de fuerte corriente, que ocasionalmente se presentan en determinadas calas y puertos del archipiélago, en particular, en el puerto de Ciutadella de Menorca.

    Desde el punto de vista técnico, las "rissagues" se pueden definir como "seiches forzadas", siendo el forzamiento, en este caso, un agente meteorológico de determinadas características.

    Un cuerpo de agua cerrado (como un lago) o semi-cerrado (éste último es el caso de un puerto o cala) es susceptible de oscilar sobre un eje horizontal que pasa por su centro (caso del lago) o por su boca (caso de un puerto o cala), de un modo semejante a como oscila un péndulo sobre su punto de suspensión. Consideramos el caso de un puerto o cala. El movimiento tiene las siguientes fases: entra agua desde la boca hacia el fondo del puerto. Ello hace subir progresivamente el nivel del agua, tanto más cuanto más al fondo, quedando la superficie inclinada desde la boca hacia el fondo cuando ha dejado el agua de entrar. La sobreelevación del nivel hacia el fondo del puerto supone allí una sobrepresión que impulsa el agua a salir hacia la boca. La salida hace bajar el nivel en el interior del puerto, hasta más allá de la posición horizontal inicial, ya que, después de alcanzada la posición inicial, sigue saliendo agua, por inercia. Cuando ya no sale agua, la superficie está inclinada al revés que antes, desde el fondo del puerto (que está a un nivel más bajo que el inicial), hacia la boca, que mantiene un nivel semejante al inicial. La mayor presión de agua en la boca obliga, entonces, de nuevo, a la entrada de agua hacia el fondo, recomenzando el ciclo, que continuaría indefinidamente si no hubiera pérdida de energía por fricción del agua con el fondo. Esas oscilaciones que, una vez iniciadas, continúan por sí mismas, sin fuerza externa, se las llama "seiches libres" y se producen con un "periodo propio", es decir, el tiempo desde que se ha alcanzado un nivel máximo hasta que se alcanza el siguiente nivel máximo es constante, y viene determinado por la geometría del puerto (longitud y profundidad).

    Para una cala pequeña y poco profunda el periodo propio puede ser de sólo un par de minutos. Para el puerto de Ciutadella (900 metros de longitud y 5 metros de profundidad media) el periodo propio de oscilación de la "seiche libre" es de 10 minutos. Para la Bahía de Palma, de veintitantos minutos. Para la cuenca del Mediterráneo occidental es de bastantes horas.

    Las causas que esporádicamente desequilibran el nivel del agua o generan una corriente son frecuentes y variadas. Como el movimiento, una vez iniciado, sigue por sí mismo mucho tiempo, los puertos están permanentemente en movimiento de seiche libre, aunque con una amplitud generalmente pequeña. En el caso del puerto de Ciutadella, los mereógrafos han constatado ese continuo ir y venir del nivel del agua, pero han permitido, a su vez, observar que la amplitud es, normalmente, del orden de 10 cm. solamente, entre el nivel máximo y el mínimo. Ello provoca corrientes de entrada y salida débiles, casi imperceptibles. No es a ese tipo de movimiento al que la gente llama "rissaga".

    La "rissaga" es un movimiento oscilatorio del nivel del mar, de tipo seiche, pero que, esporádica o repentinamente, alcanza una amplitud importante, por encima de los 50 centímetros. Entonces la corriente de entrada y salida de agua se hace intensa y pone las embarcaciones amarradas en movimiento, obligando a trabajar a los amarres. "Rissagues" de amplitud entre 50 centímetros y 1 metro no suelen llegar a producir daños, aunque resultan un fenómeno espectacular. Téngase en cuenta que pasan sólo 5 minutos entre la entrada-subida de aguas y la bajada-vaciado. En el puerto de Ciutadella, rissagues de esa amplitud, que podríamos llamar moderadas, se dan una o varias veces, prácticamente cada año, generalmente en verano. Pero en ese mismo lugar, en el puerto de Ciutadella, las rissagues pueden alcanzar, esporádicamente, desniveles mucho mayores, de 1.5, 2 y hasta 3 metros. Es entonces cuando constituyen un fenómeno peligroso. Hasta 50.000 ó 60.000 toneladas de agua han de ser sacadas del puerto (o entradas en él) en cinco minutos. La corriente es impetuosa y muchos amarres no resisten el embate, quedando embarcaciones a la deriva, que chocan unas con otras, llegando a destrozarse.

    Por otra parte, siendo tan grande el desnivel, muchas embarcaciones pueden quedar sin calado en el vaciado, chocando contra el fondo, con riesgo de partirse. En el llenado, ya cuando la amplitud pasa de 1.5 metros, el agua rebasa la altura de los muelles e inunda el pavimento y locales portuarios, con fuerte corriente. Pueden ser arrastrados enseres, mobiliario, vehículos e incluso personas.

    Esas grandes rissagues, siempre peligrosas y a veces con consecuencias catastróficas (en el año 1.984, 70 embarcaciones quedaron destruidas o sufrieron grandes daños) son infrecuentes, pero bastante aleatorias. Algún año se pueden dar 2 ó 3 episodios casi seguidos, pero también pueden pasar varios años sin ninguna rissaga realmente fuerte.

rissaga1.JPG (156728 bytes)

Puerto de Ciutadella (Menorca - Islas Baleares) despues de la Rissaga del 22 de junio de 1984

    Se ha podido establecer que las rissagues (moderadas y fuertes) son el resultado de una compleja resonancia entre un excitador o forzamiento, que originariamente es atmosférico, y la seiche libre, generándose seiches forzadas de gran amplitud.

    El fenómeno de la resonancia es algo bien conocido en la vida corriente. Un columpio, por ejemplo, es un artefacto capaz de oscilar. Si uno da un solo empujón suave a un columpio, éste inicia unas oscilaciones suaves, con un periodo propio, constante, que duran un tiempo. Ese es el equivalente a la seiche libre de un puerto. Si los empujones al columpio, no importa que sean fuertes, los repetimos periódicamente, al mismo ritmo que el movimiento libre del artefacto, la amplitud de las oscilaciones&127;iones va creciendo rápidamente. El acoplamiento entre el ritmo o periodo libre de oscilación y el ritmo o periodo con que actúa el excitador (en este caso, nuestros empujones) es la resonancia. Su efecto es la amplificación de la oscilación libre.

    A la búsqueda de las causas de las rissagues, los investigadores han identificado un tipo de situación meteorológica, en el seno del aire, y, al mismo tiempo, permite que ese oleaje a nivel del suelo, generando oscilación de presión y viento. Esas oscilaciones de presión y viento tienen periodos variados, con una gama que incluye claramente los 10'. Dichas oscilaciones generan una respuesta en mar abierto, produciendo oscilaciones de nivel y corrientes, que son débiles, pero que actúan de excitador de las seiches libres de los puertos y calas, pudiéndose producir la resonancia cuando los periodos son apropiados. En las condiciones meteorológicas adecuadas, las rissagues se producen en numerosas calas y puertos, no sólo de Baleares, sino también de Cataluña. Porto Colom, en Mallorca, y Palamós en Girona, son buenos ejemplos. Pero en ninguna parte se alcanzan las amplitudes de Ciutadella, donde se dan las condiciones idóneas de resonancia.

rissaga2.JPG (113399 bytes)

Puerto de Ciutadella (Menorca - Islas Baleares) despues de la Rissaga del 22 de junio de 1984

arriba

Pronósticos del tiempo 

    Los pronósticos populares sobre el tiempo, son aquellos que se realizan en pueblos, ciudades o provincias, basándose en tradiciones y experiencias populares visuales en dichas zonas, sin emplear equipos meteorológicos. Suele basarse en señales proporcionadas por animales, vegetales, insectos, olores, sensibilidad de enfermos y la propia atmósfera. Los principales indicios fiables los damos en la tabla siguiente:

  Creencias populares

    El pronóstico visual crepuscular es aquella previsión del tiempo local futuro que se basa únicamente en el color crepuscular del ocaso. Según el color del cielo al anochecer, al oeste y sobre las nubes, puede hacerse un pronóstico del tiempo probable para el día siguiente, de acuerdo con la tabla que sigue, establecida por el meteorólogo Eric Neal:

Fenómeno Efecto que anuncia
Arco iris por la mañana Lluvia
Arco iris por la tarde Buen tiempo
Niebla matinal Buen tiempo
Rocío abundante Buen tiempo
Puesta de Sol arrebolada o rojiza Viento fuerte
Fuerte centelleo de las estrellas Buen tiempo
Noche muy despejada en invierno Helada
Si el Sol tiene halo Lluvia
Luna llena con corona o halo Lluvia
Luna saliendo coloreada Viento
Si la cabellera se enmaraña Humedad o lluvia
Si la sal y la harina se humedecen Humedad o lluvia
Si aumenta fuertemente el mal olor de cloacas, alcantarillas, sumideros, etc. Tormenta o lluvia
Las abejas se quedan en sus paneles Lluvia
Si los patos y las ocas agitan las alas sin salir del agua Lluvia
Si las vacas se embisten unas a otras Tormenta o lluvia
Si las golondrinas vuelan bajo Mal tiempo
Los peces del río saltan fuera del agua Mal tiempo
Ganado inquieto y rebelde Mal tiempo
Gallos cantando a deshora Mal tiempo
Sapos en los caminos Lluvia
Arañas escondiéndose y alejándose de sus telarañas Tormenta o lluvia
Gaviotas gritando y volando alto hacia tierra Mal tiempo
Cuervos que vuelan en bandadas y gritando Lluvia o tormenta
Murciélagos chocando contra las paredes Lluvia o tormenta
Si se endereza el tallo del trébol Lluvia
Si el trébol cierra sus hojas en pleno día (sobre todo en primavera) Viento
Si las lechugas (en el huerto) se abren en forma de abanico Lluvia
Los gatos se restriegan el hocico repetidas veces Lluvia
Fuertes dolores en callos y juanetes Humedad o lluvia
Recrudecimiento de dolores reumáticos, nerviosos y operados (sobre todo de fracturas óseas) Humedad o lluvia
Ruido de tripas en el hombre o animales Lluvia
Si las golondrinas vuelan alto Buen tiempo
Alcachofas abriendo sus hojas en la planta Buen tiempo
Alcachofas cerrando sus hojas en la planta Humedad o lluvia


  Refranes populares

Se recogen aquí buena parte de los refranes meteorológicos existentes a nivel de España y que son fruto de largas generaciones de agricultores, ganaderos y personas relacionadas muy directamente con el clima, llegando en el caso de los agricultores, a depender directamente de el.

Enero

- A Ávila nadie le vio un día entero son Sol.
- A buen enero, mal febrero.
- A enero sigue febrero: los dos son marrulleros.
- A invierno malhechor, primavera peor.
- A la luna blanca, cobertor y manta.
- A la luna de enero yo te comparo; que es la luna más clara, de todo el año.
- A las tres heladas llueve.
- A las tres relantadas, la lluvia no falta.
- A veinte de enero, San Sebatián primero; detente varón, que primero es San Antón.
- Al empezar el año, ya crece el día un paso de gallo.
- Al galgo más lebrero, se le va la liebre en enero.
- A sol sin sombrero, ni en agosto ni en enero.
- Año ruin cuando llueve mucho en enero y nieva en abril.
- Año que hasta el nueve de enero nieva, mucho pan espera.
- Buena es la nieve si a tiempo viene.
- Cada día que pasa de enero, pide un ajo al ajero, en la ristra que no en el suelo.
- Con nieve en enero, no hay año fulero.
- Cuando el cielo está de color de panza de burra, nieve segura.
- Cuando nieva en enero, todo el año hay tempero.
- De enero a enero, buenas tazas de caldo en el puchero.
- De los Santos frioleros, San Sebastián primero; detente varón, que primero es San Antón.
- El buen enero, frío y seco. - El pollo de enero, la pluma vale dinero.
- En el mes de enero, lobos lobos siete a siete en el carrero.
- En enero y febrero, busca la sombra el perro; en marzo búscala el asno.
- En enero y febrero, quien coja una vieja es un caballero.
- En enero, poco en el sendero: un día y no cada día.
- En enero, bufanda, capa y sombrero.
- En enero, de día al Sol y de tarde al brasero.
- En enero, vale más la cabeza de un palmito que la de un cordero.
- En enero, busca la perdiz al perdigón.
- En enero, busca la perdiz su compañero.
- En enero, cada oveja con su cordero.
- En enero, calcetín gordo y sombrero.
- En enero, el gato en celo.
- En enero, el mejor sol el brasero.
- En enero, el mejor sol el humero.
- En enero, la nieve en el alero.
- En enero, nieblas; en mayo, lluvias ciertas.
- En enero flores, en mayo dolores.
- En enero se huela el agua en el puchero.
- En enero cantares y en abril callares.
- En las mañanas de enero, ni se dan los buenos días ni se quitan los sombreros.
- Enero, buen mes para el carbonero.
- Enero caliente, el diablo trae en el vientre.
- Enero caliente, el diablo se divierte.
- Enero claro y heladero, enero frío y seco.
- Enero heladero, buena oveja, buen carnero, buena espiga de centeno.
- Enero mojado, bueno para el campo y malo para el ganado.
- Enero es el mes primero, si viene frío, es buen caballero.
- Enero es caballero, si no es ventolero.
- Enero, el friolero, entra soplándose los dedos.
- Enero claro y heladero, enero frío y seco.
- Enero, cuando se hiela la vieja en el lecho y el agua en el puchero.
- Enero, frío o templado pásalo arropado.
- Enero, frío y sereno, inauguran un año nuevo.
- Enero friolero, entra soplándose los dedos.
- El pollo de enero, la pluma vale dinero.
- El buen enero, frío y seco.
- Estrellas tapadas, tempestades y pedregales.
- Febrero, al revés que enero.
- Invierno frío, verano caluroso.
- Las cinco dan ya con el Sol, el día de San Antón.
- Lluvia de enero llenan cuba, tinaja y granero.
- Los pollos de enero, pocos suben al gallinero; pero el que sube es como un carnero.
- No hay luna como la de enero, ni amor como el primero.
- Por año nuevo, trigo, vino y tocino nuevo ya es viejo.
- Por enero florece el romero.
- Por los Reyes, los días y frío crecen.
- Por San Antón de enero, camina una hora más el trajinero.
- Por San Antonio de enero, la mitad del pajar y la mitad del granero.
- Por San Francisco de enero, la mitad del pajar y la mitad del granero.
- Por San Pablo, el invierno vuelve atrás o alarga el paso.
- Por San Vicente, el Sol entra por las torrenteras.
- Por San Vicente, el invierno pierde un diente.
- Por Santo Tomás, mochila delante y mochila atrás.
- Quien pasa el mes de enero, pasa el año entero.
- Quien cava en enero y poda en febrero tiene buen uvero.
- San Antón barre las nieblas a un rincón.
- San Valero, ventolero.
- San Vicente, toda el agua es simiente.
- Seda en enero, fantasía o poco dinero.
- Si en enero la cigüeña para, la nieve será rara.
- Si hiela bien por enero, bien lloverá en febrero.
- Si hiela bien por enero, mucho llueve por febrero.
- Si los sapos cantan en enero, cierra tu cillero.
- Si se pierde enero, búscalo por el almendro.
- Sol de enero, amor de yerno.
- Sol de enero, poco duradero.
- Tiritando, en el mes de enero, tiritando nació el cordero.
- Viento, tiempo, mujer y fortuna mudan como la luna.

Febrero

- A comienzos de febrero ten dispuesto ya el apero.
- Abrígate por febrero, con dos capas y un sombrero.
- Agua de febrero, llena el granero.
- Agua de febrero, buena oveja y buen cordero, buena vaca y buen ternero, buen prado y buen lameiro, buena escoba de baleo y buena espiga de centeno.
- Agua de febrero mata al usurero.
- Cabañuelas en febrero, en lluvias junio certero.
- Caliente diciembre, caliente enero, frío seguro tendrá febrero.
- Cuando febrero no febrerea, marzo marcea.
- Cuando febrero fue marzo, marzo será febrero.
- Cuando la Candelaria plora, invierno fora; y cuando ríe, el invierno aún sigue.
- Cuando llueve en febrero, todo el año tiene tempero.
- Cuando llueve en febrero, no hay buen prado ni buen centeno.
- Cuando no llueve en febrero, ni trigo ni centeno.
- El agua por febrero, buen prao, buen centeno y buena mata de baleo.
- El mes de febrero lo inventó un casero.
- El Sol de febrero, saca el lagarto del agujero.
- En enero y febrero aguas de ribero.
- En febrero, busca el buey el cucadero.
- En febrero busca la sombra el perro y el cochino el bañaero, pero no por todo el día entero.
- En febrero busca la sombra el perro, y a veces el dueño.
- En febrero busca la sombra el perro; a lo último, que no a lo primero.
- En febrero, un rato al sol y otro al humero.
- En febrero un día malo y otro a ratos.
- En febrero, el loco, ningún día se parece a otro.
- En febrero mete obrero; pan te comerá, pero buena gera te hará.
- En febrero, ya tiene flor el almendro.
- En febrero, un rato al sol y otro al humero.
- En febrero busca la sombra el perro, en marzo el perro y el amo.
- En febrero sale el oso del osero.
- Enero helado y febrero aguado.
- Enero polvoroso, febrero luminoso.
- Entra febrerillo el loco con sus días veintiocho.
- Febrerillo, malo o bueno, siempre resulta embustero.
- Febrerillo el loco, un día peor que otro.
- Febrerillo el orate, cada día hace un disparate.
- Febrerillo y abrilillo ¡buen par de pillos!
- Febrero a llenar charcos y marzo a secarlos.
- Febrero debe llenarnos y luego marzo secarnos.
- Febrero el loco y abril no poco.
- Febrero siempre fue loco y más en año bisiesto, donde tiene días nones y muchos pares de malas intenciones.
- Febrero llovidero, llena manantiales y crea tempero.
- Febrero, mes cebadero y cabrito en el caldero.
- Febrero, siete capas y un sombrero.
- Febrero febreril, se apostó a sar malo como abril.
- Febrero, febrerín, el más corto y el más ruin.
- Febrero, el más corto mes y el menos cortés.
- Febrero el revoltoso, un rato peor que otro.
- Febrero el corto, el peor de todos.
- Febrero y las mujeres tienen en un día diez pareceres.
- La flor de febrero no va al frutero.
- La nieve febrerina, en las patas se la lleva la gallina.
- Lluvia de febrero, buen prado y buen centeno.
- Lluvias y nieves por febrero son augurio lisonjero.
- Lo opuesto al mes de enero, ha de ser el de febrero.
- Nieve de febrero, buena si es a primeros.
- Nieve de febrero, en las patas se la lleva el perro.
- Nieve febrerina, en las patas se la lleva la gallina.
- Nieve por aguedilla, oro para la trilla.
- Nieve antes de marzo, oro blanco.
- Nieves de enero y soles en febrero.
- Para febrero, guarda leña en tu leñero.
- Por febrero busca la sombra mas no por entero.
- Por la candelaría pone la gallina buena y la mala.
- Por San Blas, la cigüeña verás.
- Por San Valentín, los almendros floridos.
- Por Santa Eulalia, el tiempo cambia.
- Por Santa María, hora y media más de día.
- Quien en febrero no escarda, ¿a qué aguarda?.
- Refranes que no sean verdaderos y febreros que no sean locos, pocos.
- Si en la Candelaria plora, invierno fora.
- Si febrero es verano no habrá paja ni grano.
- Si febrero no frebreara abril no abrileara.
- Si en febrero caliente estás, en Pascua tiritarás.
- Si hace viento por San Matías, hace viento cuarenta días.
- Si hiela bien por enero, bien lloverá por febrero.
- Si no llueve en febrero, ni buen ganado ni buen sementero.
- Si truena en febrero, mal agüero.
- Siempre se vio en febrero lo contrario que en enero.
- Sol de febrero, rara vez dura un día entero.
- Ten el invierno por pasado, si ves febrero empapado.
- Venga febrero lluvioso, aunque salga furioso.
- Ya viene febrero, que se lleva la oveja y el carnero.

Marzo

- A marzo alabo, si no vuelve el rabo.
- A nadie debe extrañar, que en marzo empiece a tronar.
- A quince de marzo da el sol en la umbría y cantan las totovías.
- A quince de marzo da el sol en la sombra y canta la alondra.
- Al cruzar el sol por Aries, crecen los días y cambian los aires.
- Calor de marzo, temprano es para el campo.
- Con marzo marzadas: aire frío y granizadas.
- Cuando en marzo hay nieblas, mayo nieva o hiela.
- Cuando en marzo truena, cosecha la almendra.
- Cuando marzo mayea, mayo marcea.
- Cuando marzo no marcea, abril agua cantalera.
- Cuando marzo ventea, abril aguanevea.
- Cuando marzo vuelve el rabo, ni deja carnero encerrado, ni pastor enzamarrado.
- Cuando cae la pascua en marzo, se huelga el diablo.
- Cuando tu casa vayas a obrar, en marzo has de empezar.
- De marzo a la mitad, la golondrina viene y el tordo se va.
- De marzo al revés, cuida la res.
- Dijo marzo al pastor: con tres días que me quedan y tres que me preste mi hermano abril, he de poner tus ovejas a parir.
- El calor de marzo, temprano es para el campo.
- El cuco, y no es mito, lo trae San Benito.
- El esposo de María hace la noche igual al día. (19 de marzo, San José)
- El sol de marzo aporrea como un mazo.
- El sol de marzo conmueve, pero no resuelve.
- El sol de marzo conmueve y no resuelve.
- El sol de marzo pega como pelmazo.
- En marzo asoma la cabeza el lagarto; y en abril, acaba de salir.
- En marzo, el abrigo, nueces y pantrigo.
- En marzo el que no haya "estirao" la pata, estirará el brazo.
- En marzo el sol riega y el agua quema.
- En marzo, la veleta, ni dos horas está quieta.
- En marzo las lluvias, en abril y en mayo las flores.
- En marzo florecen todos los campos.
- En marzo quema el sol como un escarzo.
- Entre marzo y abril, sale el cuco del cubir; con la nieve no quiere venir.
- Es marzo marzón, rosa a la mañana y a la tarde can.
- Guárdate del sol de marzo y estarás hermosa todo el año.
- La nieve marcelina, en las patas se la lleva la gallina.
- La primavera a veinte de marzo entra.
- Las secas de marzo, son lluvias en mayo.
- Lluvias en marzo, hierbas en los sembrados.
- Lluvias en marzo, hierbas en abril y en mayo flores, gran año de labradores.
- Lo que en marzo has de sembrar en febrero has de binar (arar la tierra).
- Los aires y los soles de marzo queman las dueñas del palacio.
- Marzo, mientras más me des, más me alzo.
- Marzo airoso y abril lluvioso, sacan a mayo florido y hermoso.
- Marzo de lluvias cargado, hace el año desgraciado.
- Marzo es loco y abril no poco.
- Marzo engañador, un día malo y otro peor.
- Marzo espigarzo y abril espigas mil.
- Marzo: los almendros en flor y los mozos en amor.
- Marzo marcero: o tan frío como enero, o tan falso como febrero.
- Marzo marcero: peor que un padre, el mes de febrero.
- Marzo marcero: por la mañana rostro de perro y por la tarde valiente mancebo.
- Marzo, marceador de noche llueve y de día hace sol.
- Marzo, marceador, de noche frío y de día calor.
- Marzo, marzadas: aire, frío y granizadas.
- Marzo pardo: poco sol y malo.
- Marzo que empieze bochornoso, pronto se vuelve granizoso.
- Marzo trae las hojas y noviembre las despoja.
- Marzo ventoso y abril lluvioso sacan a mayo florido y hermoso.
- Marzo y abril, si no la pegan al entrar, la pegan al salir.
- Marzo y abril, la vieja al veril.
- Niebla de marzo, nieve de abril.
- Nieblas en marzo, aguas en mayo.
- Nieblas de marzo, helada de mayo.
- Nieve antes de marzo, oro blanco.
- No dure más el mal de mi vecina que la nieve marcelina.
- Para marzo a su mitad, golondrina viene y tordo se va.
- Pascua marzal, o por mucho bien o por mucho mal. Cuando cae la Pascua en marzo, se huelga el diablo.
- Por la Encarnación los últimos hielos son.
- Por la Encarnación los últimos hielos son, si el año no sale respondon.
- Por San José, los sapos se comienzan a ver.
- Por San Matías, igualan las noches con los días y empieza a dar el sol en las umbrías.
- Sale marzo y entra abril, nubecitas a llorar y campitos a reír.
- San Raimundo, trae la golondrina del otro mundo.
- Si marzo es pardo habrá buen año.
- Si marzo no marcea, abril ventisquea.
- Si marzo se va y el cuco no viene, o se ha muerto el cuco o la fin del mundo viene.
- Si en marzo canta la rana, en abril calla.
- Si en marzo oyes truenos, apuntala tu granero.
- Si en marzo oyes tronar, limpia tu hera y barre el pajar.
- Si en marzo oyes tronar, lleva los trillos a empedrar.
- Sol de marzo, pega como mazo.
- Soplo de marzo y lluvia de abril, a agosto y septiembre los hacen reír.
- Un aviso a tiempo evita un ciento.
- Viento marzal, buen temporal.

Abril

- A abril alabo si no vuelve el rabo.
- A abril, deséale por lluvioso y témele por vil.
- A fines de abril, en flor la vid.
- A parte de otras cosas, en abril lilas y en mayo rosas.
- A tres de abril, el cuclillo ha de venir.
- Abre abril, las puertas del santo rocío y no abras las del frío.
- Abril a los campos hace reír.
- Abril, abril: de cien en cien años deberías venir. Lo dijo la vieja, vivió ciento uno, murióse la pobre y no vio ninguno.
- Abril, abril; mes de sabroso dormir. Dos veces al año habrías de venir.
- Abril, abrileño; cada día dos aguaceros.
- Abril: Abre las puertas del santo rocío y no abras las del frío.
- Abril, abrilero, cada día un aguacero.
- Abril, abrilete; mas malo que siete. Lllama a mayo y vete.
- Abril abrilete; tienes caras siete.
- Abril, abrilillo; ¿cuándo no fue un pillo?
- Abril concluido, invierno ido.
- Abril encapulla las rosas y mayo las luce abiertas y hermosas.
- Abril riente, mata de frío a la gente.
- Abril que sale lloviendo, a mayo llama riendo.
- Abril, uno bueno entre mil.
- Abril no se llama abril, sino ¿Ah, vil!
- Abril mojado, de panes viene cargado.
- Abril mojado malo en la huerta y bueno en el campo.
- Abril saca la espiga a relucir.
- Abril no es padre, que es compadre.
- Abril, siempre vil: al principio, al medio y al fin.
- Abril, para ser abril, ha de tener aguas mil.
- Abril sin granizar, no se vió ni se verá.
- Abriles y yernos pocos hay buenos.
- Abriles y jornaleros hay pocos buenos pero el que es bueno, es bueno.
- Altas o bajas por abril son Pascuas.
- Aparte de otras cosas, en abril lilas y en mayo rosas.
- Buenos amigos y buenos abriles, uno entre miles.
- Cuando abril abrilea, bien luce la primavera.
- Cuando abril es muy malo, no puede ser bueno el año.
- De abril a abril, vuelven las aguas por donde solían ir.
- De tus leños mil, guarda ciento para abril.
- El frío de abril, a las peñas vayan a herir.
- El invierno no ha pasado hasta que abril se ha acabado.
- El que no guarda leña para abril, no sabe vivir.
- En abril agua poca y nubes mil.
- En abril, aguas mil.
- En abril, aguas mil; cernidas por un mandil.
- En abril, aguas mil, coladas por un mandil; en mayo, tres o cuatro, y ésas con buen barro.
- En abril, aguas mil; si no al principio, al medio o al fin.
- En abril, aguas mil, y todas en un candil.
- En abril, cada gota vale por mil.
- En abril, cena el mozo sin candil; y en mayo, el mozo y el amo.
- En abril, la flor empieza a lucir.
- En abril, la helada sigue a la granizada.
- En abril, las habas en el mandil.
- En abril, los espárragos pa mí, en mayo pa mi amo.
- En abril cortas un cardo y te salen mil.
- En abril, hace el nido la perdiz.
- En abril, pone la perdiz.
- En abril y mayo, de sueño me cayo.
- En llorar y en reír, se le psa el tiempo a abril.
- Guarda pan para mayo y leña para abril, pues te ha de servir.
- Hasta que pase el abril, no aligeres el vestir.
- La oveja y la abeja, por abril dan la pelleja.
- Las mañanitas de abril son buenas para dormir.
- Llueva en abril y mayo aunque no llueva en todo el año.
- Los espárragos de abril, para mí; los de mayo, para el amo; los de junio, para ninguno.
- Marzo y abril la vieja al veril.
- Más valen las aguas de abril que los bueyes y el carro de David.
- Mes de abril; agua poca y lluvias mil.
- Mes de abril; agua poca y nubes mil.
- No hay abril que no sea vil, al principio, al medio o al fin.
- Parte su tiempo abril entre llorar y reir.
- Por abril, corta un cardo y nacerán mil.
- Por el jueves santo se siembra el garbanzo.
- Por San Benito de Palermo o el cuco viene de camino, o se ha muerto.
- Por San Marcos, en el suelo hay charcos.
- Quien no guarda leña en abril, no sabe vivir.
- San Marcos del garbanzal, ni nacidos ni por sembrar.
- Si abril fuere frío, habrá pan y vino; Y si frío y mojado, seguro está el año.
- Si no hubiera abril, no habría año ruin.
- Si quieres saber cuando es abril, la golondrina te lo vendrá a decir.
- Si por San Jorge hiela, no cogerás muchas peras.
- Si truena en abril de diez granos nacen mil.
- Sol de abril, abre la mano y déjalo ir.
- Tu perejil, siémbralo en abril.

Mayo

- A abril con sus chaparrones, sigue mayo con sus flores.
- Abril encapulla las rosas y mayo las luce abiertas y hermosas.
- Agua de mayo no cala el sayo, y si alguna vez lo caló, pronto lo enjugó.
- Agua por Santa Rita, todo lo quita.
- Agua de mayo quita aceite y no da grano.
- Agua de mayo cernida por un paño.
- Agua de mayo, pan para todo el año.
- Calentura de mayo, salud para todo el año.
- Cuando haya nacido mayo, todo lo deja espigado.
- Cuando mayo va a mediar, debe el invierno acabar.
- De mayo frío, señal de buen estío.
- De oriente rubies, de Milán tabíes, de Sicilia lanas y del mes de mayo las frescas mañanas.
- Desde mayo a San Miguel, pastor de ovejas quiero ser; desde San Miguel a mayo, que las guarde el amo.
- Dice mayo a abril: "Aunque te pese, me he de reír".
- Dios me libre de las heladas de mayo.
- El buen madero, para mayo lo quiero.
- El mes de mayo es el mes más largo que tiene el año.
- El queso y el barbecho, para mayo esté hecho.
- En buena hora vengas mayo: el mejor mes de todo el año.
- En buena hora vengas mayo: que eres el mejor del año.
- En mayo busca la vieja el sayo.
- En mayo cada día un baño.
- En mayo chorro y caño.
- En mayo, cuando los grandes calores, los caballos están gordos y los potros corredores.
- En mayo, heladas cuatro.
- En mayo quemó la vieja el escaño, y en junio porque no lo tuvo.
- En abril y mayo, de sueño me cayo.
- En mayo no dejes el sayo, por si en vez de derecho, viene de soslayo.
- En mayo, cuando los grandes calores, los caballos están gordos y los potros corredores.
- En mayo, la hoz en la mano; la del heno que no la del centeno.
- En mayo el mucho calor aumenta la producción.
- En mayo, a quien no tiene jubón basta el sayo.
- Febrero revuelto, marzo ventoso y abril lluvioso, sacan a mayo florido y hermoso.
- Guarda el sayo para mayo.
- Guarde el sayo para mayo por si viene de soslayo.
- Helada de mayo, agua en la mano.
- Hongo de mayo ni lo comas ni lo des a tu amo.
- La bellota que no se ve en mayo, no se ve en todo el año.
- Lino bueno, lino malo, todo florece en mayo.
- Lluévame abril y mayo, y a los otros todo el año.
- Lluvioso mayo, seguro el año.
- Lodos en mayo, en agosto espigas y grano.
- Los espárragos de mayo para mi caballo.
- Más vale un agua entre abril y mayo que los bueyes y el carro.
- Mayo arreglado, ni frío ni acalorado; ni muy seco ni muy mojado.
- Mayo entrado, un jardín en cada prado.
- Mayo es el mejor mes del año.
- Mayo festero, echa la rueca tras el humero.
- Mayo florido, en flor el olivo y grandes los trigos.
- Mayo frío, poca paja y mucho trigo.
- Mayo hortelano mucha paja y poco grano.
- Mayo pardo, abril lluviosos y marzo ventoso, hacen el año hermoso.
- Mayo seco, junio aguado, todo vendrá trastornado.
- Mayo traidor arroña al labrador.
- Mayo ventoso, para el campesino hermoso y para el marinero penoso.
- Mayo ventoso para el labrador es hermoso.
- Mucho agua en mayo malogra el año.
- No es nacido, si ha de nacer, quien las siete cabrillas por mayo ha de ver.
- No esperes buena cosecha si en mayo no barbechas.
- No hay tiempo que no vuelva, cada año hay primavera.
- Para Pascuas el tizón, para mayo el quitasol.
- Por mayo llueve a rayos.
- Por mayo ríos llenos, preludian grandes truenos.
- Quien en mayo se moja, en mayo se seca.
- ¿Quieres mal a tu vecina? Dale en mayo una sardina.
- San Felipe y Santiago, sepan las damas que mayo ha entrado.
- San Isidro Labrador quita el agua y saca el sol.
- Será templado y seco el junio aquel que siga a un mayo de buen llover.
- Si mayo bien llovió, seco a junio sacó.
- Si mayo es reglado, ni frío ni achicharrado.
- Si mayo es frío, habrá buen muelo de trigo.
- Si no encandela en mayo, no encandela en todo el año.
- Tantas heladas habrá en mayo cuantas nieblas hubo en marzo.
- Ya viene mayo por esas cañadas espigando trigos y segando cebadas.

Junio

- A fines de junio, deja de cantar el cuco.
- Agua por San Juan quita vino y no da pan.
- Aguas en junio, infortunio.
- Aguas en junio, ni frutos ni pastos en julio.
- Buen tiempo en junio, verano seguro.
- Cabañuelas en febrero, en lluvias junio certero.
- Cuando junio llega, busca la hoz y limpia la hera.
- De los vientos de junio, los de San Antonio o ninguno.
- De San Juan a San Pedro, algún día hará bueno.
- Desde primero de junio hasta fin de mayo, antes es la camisa que el sayo.
- El día de San Bernabé, dice el Sol hasta aquí llegué y de aquí no pasaré.
- El heno corto o largo, por junio ha de estar segado.
- El mar y la hera, no es cuando uno quiera.
- El viento que corra por San Juan, todo el año correrá.
- En el mes de San Juan, al sol se cuece el pan.
- En junio, el veintiuno es largo como ninguno.
- En junio, el día veintiuno, es largo como ninguno.
- En junio es todo día, los viejos y jóvenes tienen más vida.
- En junio hay día para casar, enviudar y volver a casar.
- En junio hoz en puño.
- En junio la mucha calor no asusta al labrador.
- En junio lloverá, pero antes tronará.
- En junio, si pica el sol, ni mujer ni caracol.
- En junio deja la mosca al buey y se va al burro.
- Hasta el cuarenta de mayo, no te quites el sayo, y si junio es ruín, hasta el fin.
- Hasta que pasa San Juan, no te quites el gabán.
- Juniete nubladete, si no granizas no agonizas.
- Junio brillante, año abundante.
- Junio claro y fresquito, para todos es bendito.
- Junio, la hoz en el puño, para probar que no para segar.
- Junio, labrador astuto, no labra tierra que no de fruto.
- Junio es todo día; los viejos y achacosos tienen más vida.
- Junio, julio y agosto, cada uno como los otros.
- Junio, señorito agricultor, ni señorito ni labrador.
- Junta de moscas al sol, o de mosquitos al oscurecer, avisan que va a llover.
- Junta de pájaros, agua segura.
- La burra del villano, mula de silla es en verano.
- La mujer y el viento, cambian en cada momento.
- Lluvia en el primero de junio, vale más que yunta, carro y yugo.
- Lluvia en junio, infortunio.
- Lo que en junio se moja, en junio se seca.
- Mayo seco, junio aguado; todo vendrá trastornado.
- Mayo y junio haciendo un mes, el mejor del año es.
- Mucho agua en junio trae infortunio.
- No creas en invierno claro, ni en verano nublado.
- No te pongas al sol en verano, ni te fíes de ningún escribano.
- Para el día de San Bernabé la siega de prados está bien.
- Por junio el mucho calor nunca asusta al labrador.
- Por mucho que quiera ser, en junio poco ha de llover.
- Por San Antonio nublado y por san Juan despejado.
- Por San Pedro y San Pablo la riqueza está en el campo.
- Por Santa Margarita la lluvia, más que dar quita.
- Quien quiera ver los higos nacer, madrugue la mañana de San Bernabé.
- Quien se quiera matar, coma coles por San Juan.
- San Pedro caluroso, treinta días bochornoso.
- San Pedro lluvioso, treinta días peligrosos.
- Sanjuanada venida, primavera ida.
- Será templado y seco el junio aquel, que siga a un mayo de buen llover.
- Si en junio llueve, en invierno nieva.
- Si mayo bien llovió, seco a junio sacó.
- Tormentas por San Juan, quitan vino y no dan pan.
- Tronadas en junio anuncian muchos frutos.
- Venga junio fresco, el Carmen claro y Santiago abrasado.
- Verdes o maduras, por San Juan brevas seguras.

Julio

- A nube mañanera, piedra segurera.
- Aunque raras, muy violentas son por julio las tormentas.
- Calor en julio castañas seguro.
- Cuando el sol mucho calienta, barrunta tormenta.
- De Virgen a Virgen, los sesos se derriten.
- Dijo el trigo al sembrador: "Con un grano o con dos, al julio soy con vos".
- El día que cae el quemado, cae todo el apostolado.
- El que en julio no trilla, en agosto no agavilla.
- El sol en verano ablanda la cera y endurece el barro.
- El verano en la montaña empieza en Santiago y termina en Santa Ana.
- En julio beber y sudar, y el fresco en valde buscar.
- En julio beber y sudar, y en balde el fresco buscar.
- En julio beber y sudar, y en vano el fresco buscar.
- En julio, de la uva empieza el zumo.
- En julio, ¿donde anda el mozo? En la acequia o en el pozo.
- En julio, en la playa un mes y en el campo tres.
- En julio, el sol da mucho calor; y si no lo diere, guárdate debes.
- En julio, el mozo, en la acequia o en el pozo.
- En julio la hoz al puño.
- En julio mi trigo, y en agosto el de mi amigo.
- En julio se muere un hombre de sed entre un pozo y un aljibe.
- En julio se siega lo verde y lo maduro.
- En julio, hermano, los días son semanas y los meses años.
- En julio normal, seco todo manantial.
- En verano de mucho calor, veranea el riñón.
- Frío en invierno y calor en verano, esto es lo sano.
- Gran tormenta mucho espanta, pero pronto pasa.
- Hasta el cuarenta de mayo no te quites el sayo; y si el tiempo es inoportuno, hasta el cuarenta de junio.
- Horizonte claro relampagueante, tiempo bueno y sofocante.
- Julio, el mes más corto cuando hay pecunio.
- Julio anormal, será todo manantial.
- Julio, la carreta y el ubio.
- Julio, lo verde y lo maduro.
- Julio normal seco todo manantial.
- Julio abrasado, trigo seco y blando.
- Julio con calor da pan y llena el desván.
- Julio es todo día, los viejos y jóvenes tienen más vida.
- Julio, juliado, echa la moza de al lado.
- Julio, agosto, Cartagena y Mahón, los mejores puertos del Mediterráneo son.
- Julio y agosto, ni venus ni mosto.
- Le dijo julio al pavero: "Ya dormirás en enero".
- Lo bien escardado, en julio dará muchos puñados.
- Lodo en invierno y polvo en verano.
- Ni en invierno ni en verano dejes en tu casa el sayo.
- Ni mujer ni caracol, cuando en julio abrasa el sol.
- No te pongas al sol en verano, ni te fíes de ningún escribano.
- Norte en verano, levanta en la mano.
- Por el Carmen, todo el mundo come carne.
- Por mucho que quiera ser, julio poco ha de llover.
- Por San Fermín, el calor no tiene fin.
- Por Santa Ana, uva pintada.
- Por Santa María, hora y media más al día.
- Por Santiago, el buen nabo ha de estar sembrado.
- Por Santiago, pinta el vago; pinta la uva que ya está madura.
- Por Santiago y Santa Ana pintan las uvas; el día de Nuestra Señora ya están maduras.
- Quien mejor escarde sus sembrados cogerá en julio más puñados.
- Quien no trilla en julio, no trilla a su gusto.
- Quien trabaja en julio, trabaja con orgullo.
- Si en julio llueve, en invierno nieva.
- Si en julio llueve, renace la hierba y el trigo se pierde.
- Si en julio no truena, hambre en la aldea.
- Solano: malo en invierno, peor en verano.
- Tras mala primavera, peor verano espera.
- Venga junio fresco, Carmen claro y Santiago abrasado.

Agosto

- A agosto y septiembre, pocos los entienden.
- A las siete en agosto, ya es lubrihosco.
- Agosto está reñido con Baco y Cupido.
- Agosto está en el secreto de doce meses completos.
- Agosto fríe el rostro.
- Agosto seco, castañas en el cesto.
- Agosto seca las fuentes y septiembre se lleva los puentes.
- Agosto tiene el secreto de doce meses completos.
- Agosto todo lo seca menos el mosto.
- Agosto todo lo seca menos el rostro.
- Agua de agosto, azafrán, miel y mosto.
- Agua en agosto: azafrán, miel y mosto.
- Agua por la Virgen de agosto, año de buen mosto.
- Arada de agosto, a la estercada da en rostro.
- Clara luna es la de agosto, si la de enero la diera en rostro.
- Cuando lloviere en agosto, no eches tu dinero en mosto.
- Cuando llueve en agosto, llueve miel y mosto.
- Cuando llueve en agosto, no llueve agua sino mosto.
- Cuando mucho el sol calienta, barrunta tormenta.
- Cuando San Roque vuelve la espalda, el tiempo cambia.
- Dios se lo pague en trigo en agosto.
- El agosto es poco y el que no lo gana es loco.
- El becerrito y el niño, en agosto tienen frío.
- El que duerme en agosto duerme a su costo.
- El día que cae el quemado, cae todo el apostolado.
- El mes de las cabañuelas es el de las higueras.
- El sol de agosto cría aceite y mosto.
- En agosto, a sol puesto no te conozco.
- En agosto, el agua del cielo no quita el riego.
- En agosto, aunque sea poco, quien no goza de él es loco.
- En agosto a las siete, no te conozco.
- En agosto a las siete, sombra en rostro.
- En agosto, a las siete ya es lubrihosco.
- En agosto con las aguas primeras entra el otoño.
- En agosto, ni por leña al monte, ni por agua al pozo.
- En agosto relente y agua corriente.
- En agosto, se hinche la uva de mosto.
- En agosto, vientos al alba para bieldar las parvas.
- En las madrugadas de agosto, ha frío el viejo y el mozo.
- Julio y agosto, cada uno como el otro.
- La ceba y el mosto, en agosto.
- La lluvia por San Lorenzo siempre llega a tiempo.
- Los rocíos de agosto son miel y mosto.
- Más vale sudar que estornudar.
- Ni en agosto caminar, ni en diciembre navegar.
- No es bueno el mosto cogido en agosto.
- No hay un mes de agosto que se parezca a otro.
- Pájaros de agosto, gordos como tordos.
- Para fines de este mes, el grano en tu casa ten.
- Poco va de San Bernardo al estío, que sea más largo.
- Por agosto, con las aguas primeras entra el otoño.
- Por agosto esconde el conejo el jopo; por San Miguel se le vuelve a ver.
- Por agosto, la primera lluvia que anuncia el otoño.
- Por agosto, las tronadas suelen ser más pesadas.
- Por la Virgen de agosto, a las siete ya está fosco.
- Por San Agustín, hilan las mocitas al candil.
- Por San Bartolomé, tormentas ha de haber.
- Por San Siste, busca las uvas donde las viste.
- Primer día de agosto, primer día de invierno.
- Quien no trilla en agosto, trilla con mal rostro.
- Quien en agosto ara, riqueza prepara.
- San Marcos llena los charcos, Santa Rosa los rebosa y Santa Lucía los vacía.
- Si da por ser tormentoso, agosto será luctuoso.
- Si no lloviese en agosto, echa tu caudal en mosto.
- Siete agostos, siete rostros.
- Tras la tormenta, viene la bonanza.
- Vino, ¿quién te bautizó? Agosto, que me mojó.

Septiembre

- A los frutos les viene bien el calor de San Miguel.
- Al principio de septiembre, apareja las cubas para vendimiar las uvas.
- Buen tiempo en septiembre, mejor en diciembre.
- Cigarra que al quince avanza, nos indica gran bonanza.
- Cuando comienzan las uvas a madurar, comienzan las mozas a bailar.
- Cuando florece el melocotón, el día y la noche de un tenor son.
- Cuando la Virgen viene, la golondrina se va.
- Cuando vienen los milanos, es conclusión del verano.
- De septiembre, a los días primeros entra el ciervo en el picadero.
- Del mes que entra con abad y sale con fraile, Dios nos guarde.
- Del uno al quince, lluvia copiosa, para todo peligrosa.
- El septiembre aquel tendrás por bueno, que del uno al treinta paso sereno.
- El sol septembrino, madura el membrillo.
- El verano de San Miguel, faltará muy rara vez.
- En septiembre, quien tuviera trigo que siembre.
- En septiembre, el enfermo tiemble.
- En septiembre, el que no tenga ropa que tiemble.
- En septiembre el vendimiador corta los racimos de dos en dos.
- En septiembre, los melones se guardan en los rincones.
- En septiembre truenos, ni malos ni buenos.
- En septiembre, cosecha y no siembres.
- Es septiembre bueno, si del uno al treinta no se siente enfermo.
- La otoñada verdadera, por San Mateo las lluvias primeras.
- Las tormentas que a septiembre terminan, invierno y años malos vaticinan.
- Llegando San mateo, siembran tontos y cuerdos.
- Lluvia por San Miguel, tres días por delante o tres días por detrás, en el cielo nunca se quedará.
- Los campos por San Miguel, esperan agua del cielo.
- Mayo y septiembre son dos hermanos; uno en invierno y otro en verano.
- Niebla en septiembre, trae el sur en el vientre.
- No hay mirlo blanco ni septiembre que no sea malo.
- Por febrero y septiembre, a las seis anochece y a las seis amanece.
- Por la Virgen melonera, verano fuera.
- Por San Gil, enciende tu candil.
- Por San Gil, atiza la vieja el candil, para velar que no para de dormir.
- Por San Mateo, tanto veo como no veo.
- Por San Miguel, primero la nuez y la castaña después.
- Por San Miguel, el calor ya no pide parasol.
- Por San Ramón, el mineral pon; y la vieja que lo decía ya tirado lo tenía.
- Por septiembre, come y vende; pero no sea tanto tu comer, que no tengas que vender.
- Saber refranes poco cuesta y mucho vale.
- Señal cierta de llover, verla caer.
- Septiembre, a fin de mes, el calor vuelve otra vez.
- Septiembre benigno, octubre florido.
- Septiembre es bueno, si del primero al treinta pasa sereno.
- Septiembre, el mes más malo que año tiene.
- Septiembre, el que no tenga ropa que tiemble.
- Septiembre el vendimiador, corta los racimos de dos en dos.
- Septiembre, o lleva los puentes o seca las fuentes.
- Septiembre muy mojado, vino muy aguado.
- Septiembre, más que septiembre "se tiemble".
- Septiembre en fin de mes, el calor vuelve otra vez.
- Septiembre frutero, alegre, festero.
- Septiembre sereno, ni malo ni bueno.
- Si en septiembre ves llover, el invierno seguro es.
- Si en septiembre ves llover, el otoño seguro es.
- Si por San Miguel no llueve, al payés le vienen los males.
- Si quieres buenas sementeras, por San Mateo siembra las primeras.
- Soplo de marzo y lluvia de abril, a agosto y septiembre los hacen reir.
- Tempero de San Miguel, Dios nos guarde de él.
- Toda la lluvia perdida, por San Miguel es venida.
- Todo fruto viene bien, con calor por San Miguel.
- Tramontana por San Miguel, del cielo se lleva el agua.
- Tramontana por San Miguel, octubre seco y sereno.

Octubre

- A la primera agua de octubre, echa y cubre.
- A la primera agua de octubre, siembra y cubre.
- A San Simón y San Judas, dulces son las uvas.
- A sereno otoño, invierno ventoso.
- Agua de octubre, las mejores frutas pudre.
- Agua esperé, tarde sembré y sabe Dios lo que recogeré.
- Aguas de octubre, las mejores frutas pudre.
- Antes de noviembre la uva sin fruto quede.
- Arreboles a la oración, mañana viento y sol.
- Arreboles al ocaso, s la mañana cielo raso.
- Boinas en la mañana, ni viento ni agua.
- Cuando de San Galo llega la hora, la vaca en el establo mora.
- Cuanto más la noche oscurece, más claro amanece.
- De duelo se cubre, quien no sembró en octubre.
- De octubre en primero, repón tu apero.
- Dejan recuerdos espantosos los octubres que comienzan tormentosos.
- El cordonazo de San Francisco, por tierra y mar se ha de notar.
- En octubre, agua del diez al veinte, para todos es conveniente.
- En octubre podarás, más la encina dejarás.
- En octubre, Dios nos libre de una mala nube.
- En octubre, compadre quita al vino la madre.
- En octubre echa pan y cubre.
- En octubre, el enfermo que no se agarra, cae con la hoja de parra.
- En octubre de la lumbre huye.
- En octubre, de la sombra huye.
- En octubre, de la sombra huye; pero si sale el sol cuida de la insolación.
- En octubre toma los bueyes y cubre.
- En octubre, la tierra estercola y cubre.
- En octubre, la sombra huye; pero si sale el sol, cuida de la insolación.
- En octubre, no molesta la lumbre.
- En octubre, caída de hojas y lumbre.
- En octubre rescoldito de lumbre.
- En octubre, si el enfermo no se agarra, cae como la hoja de parra.
- En seco o en mojado, por San Lucas, ten sembrado.
- En seco o en mojado, por San Lucas, ten cuidado.
- Estrellas brillantes, tiempo frío y secante.
- La luna de octubre, siete lunas cubre; y si llueve, nueve.
- La otoñada más segura, San Francisco la asegura.
- Lluvia por la pilarica muy rica.
- Octubre a Murcia cubre.
- Octubre lluvioso, año copioso.
- Octubre vinatero, padre del buen enero.
- Octubre es un buen mes de historia y deja malas memorias.
- Octubre es un mes de historias que dejo malas memorias.
- Octubre claro favorece el sembrado.
- Octubre, en el soto y fuera del soto.
- Octubre vinatero, padre del buen enero.
- Octubre, corto en ramos y largo en caldos.
- Octubre, las mejores frutas pudre.
- Otoño en Castilla, qué maravilla o Otoño en Castilla, es maravilla.
- Otoño sereno, ventoso invierno.
- Por la Virgen del Pilar has de sembrar.
- Por la Virgen del Pilar, el tiempo empieza a cambiar.
- Por Levante, la inundación, hace en octubre su aparición.
- Por octubre, rescoldito de lumbre.
- Por San Simón y Judas, cogidas son las uvas, también las verdes como las maduras.
- Por San Simón, siembra el buen labrador.
- Por San Simón, cada mosca vale un doblón.
- Por Santa Teresa, las nubes traen agua a las presas.
- Por San Lucas, mata tus puercos y tapa tus cubas.
- Por San Lucas, la níspola se despeluca.
- Por San Vicente, abre la mano a la simiente.
- San Francisco trae la vela y San José se la lleva.
- San Simón, vale una mosca un doblón.
- Santa Teresa, flor en mesa.
- Si en octubre sientes frío, a tus animales da abrigo.
- Si octubre refleja, aguza la reja.
- Si octubre truena, da vientos con pocos mantenimientos.
- Si quieres tener un buen hablar, siembralo por la Virgen del Pilar.
- Si vieras el erizo cargado de madroños, sabrás que es otoño.
- Siémbrame llorando y me segarás cantando.
- Suelen dejar recuerdos espantosos, octubres que principian tormentosos.
- Vuele el tiempo como el viento.

Noviembre

- A la viña floja, en noviembre la poda.
- A últimos de noviembre, coge tu oliva siempre.
- A primeros de noviembre, tu fuego enciende.
- A primeros de noviembre, quien no sembró que no siembre.
- A sereno otoño, invierno ventoso.
- Agua y sol, engañan al pastor.
- Ajo, ¿por qué no medraste?. Porque por San Martín no me sembraste.
- Al anochecer arreboles, al amanecer goterones.
- Buen tiempo, San Andrés, guarda los higos para él.
- Cuando el erizo se carga de madroños, entrado está el otoño.
- Cuando el grajo vuela bajo, hace un frío del demonio, cuando el grajo sube, no se ve ni una nube.
- Cuando los tordos en el invierno bañan, barruntan agua.
- Cuando noviembre acaba, el viento empieza.
- Cuando San Andrés viene, o trae agua a trae nieve.
- De mitad de noviembre en adelante, el invierno es constante.
- Desde el 20 en adelante, el invierno es constante.
- Día de San Martín, prueba tu vino.
- Dichoso mes que entra en Todos los Santos y sale en San Andrés.
- El viento que anda en San Martín, dura hasta el fin.
- En acabando noviembre, quien no sembró, que no siembre.
- En el día de difuntos, memoria y frío van juntos.
- En noviembre, el que tenga que siembre.
- En todos los santos la castaña es el mejor bocado.
- Entre los Santos y Navidad, el invierno es de verdad.
- Entre los Santos y Navidad, ni llover ni ventear.
- Este mes, el fuego enciende.
- Faltará la madre al hijo, pero no la helada al granizo.
- La otoñada verdadera, por San Miguel la primera.
- Mañanitas de niebla, tardes de paseo.
- Marzo trae las hojas y noviembre las despoja.
- Ni verano en Santa Cruz, ni envierno en La Laguna.
- Niebla de noviembre trae el sur en el vientre.
- Nieblas de noviembre, trae al Sur en el vientre.
- No pase noviembre sin que el labrador siembre.
- Noche clara y sosegada habrá escarcha o rociada.
- Noviembre acabado, invierno empezado.
- Noviembre, dichoso mes, que entra con Todos los Santos, media con San Eugenio y sale con San Andrés o Noviembre, dichoso mes, que empieza con Todos los Santos, media con San Eugenio y acaba con San Andrés.
- Noviembre y enero, tienen un tempero.
- Noviembre, bendito mes, que empieza con los Santos y acaba con San Andrés.
- Noviembre es de estío la puerta del frío.
- Noviembre, si las flores dan, coge el azafrán.
- Noviembre llovero y diciembre nevero.
- Novienmbre, mes de batatas, castañas y nueces.
- Noviembre es mes de castaña, bellota y nuez.
- Noviembre, si las flores dan, coge el azafrán.
- Noviembre es del estío, la puerta del frío.
- Otoño e invierno, malas estaciones para los viejos.
- Por la fiesta de San Clemente, cuanto trigo siembres pierdes.
- Por los santos; nieve en los altos; por San Andrés en los pies.
- Por San Andrés, mata tu res.
- Por San Andrés, mata tu res, gorda, flaca o como esté.
- Por San Andrés, la nieve en los pies.
- Por San Andrés, mata tu res, gorda o flaca o como esté.
- Por San Eugenio, las castañas al fuego, la leña en el hogar y las ovejas a guardar.
- Por San Martín, siembra tu ajil. ¿Por qué te criaste ajo tan ruín?. Porque no me sembraste en San Martín.
- Por San Martín, sólo siembra el ruin.
- Por San Martino, el invierno viene de camino; si le dices detente, pega por San Clemente; más, aunque venga retrasado, por San Andrés ya ha llegado.
- Por Santa Catalina, el frío se afina.
- Por Santa Catalina, la nieve se avecina.
- Por Santa Cecilia, la nieve en la rodilla.
- Quien cava en noviembre el tiempo no pierde.
- Quince días antes de Todos los Santos y quince días después, sementera es.
- Rojo al anochecer y gris en la madrugada, son señales de buena jornada.
- Si en noviembre oyes que truena, la cosecha siguiente será buena.
- Si en noviembre meje la madre, el vino está en arte.
- Si nieva por San Andrés, nieve más mucho después.
- Si noviembre empieza bien, confianza has de tener.
- Sol poniente en cielo grana, buen día mañana.
- Sol puesto por ventana, buen día mañana.
- Veranillo de San Martín, dura tres días y ¡fin!.
- Viento que se acuesta al anochecer, se lavanta al amanecer.

Diciembre

- A luna blanca, cobertor y manta.
- Amanecer y anochecer, en diciembre son casi a la vez.
- Año bueno nos viene pregonando, diciembre que se marcha tiritando.
- Caliente diciembre, caliente enero, frío seguro traerá febrero.
- Cuando el buho en diciembre canta, lluvia o templanza.
- Cuando en diciembre mucho llueve, buen año el que viene.
- Cuando en diciembre veas nevar, ensancha el granero y el pajar.
- De los Santos a Navidad, es invierno de verdad.
- Del quince al veintidós, el nevar es bendición.
- Día de San Nicolás, está la nieve de palo a palo; y si no está en lo llano.
- Días de diciembre, días de amargura; apenas amanece, ya es noche oscura.
- Diciembre caliente, trae el diablo en el vientre.
- Diciembre es un viejo que arruga el pellejo.
- Diciembre es un viejo que arruga la frente.
- Diciembre, decembrina, hierve como culebrina.
- Diciembre mojado y enero bien helado.
- Diciembre tiritando, buen enero y mejor año.
- Diciembre y enero, treintaiuneros.
- Diciembre es del año, el mes más anciano.
- El día de Santo Tomás, ni creció ni menguó, hasta que el Niño nació.
- El frío puede entrar de repente, entre Navidad y los Inocentes.
- El invierno, a veintiuno de diciembre entra con lluvias y nieves.
- En diciembre, como el tres, todo el mes.
- En diciembre el que no haya sembrado que no siembre.
- En diciembre frío, calo en el estío.
- En diciembre, leña y duerme.
- En diciembre niebla, lluvia o solano espera.
- En diciembre no hay valiente que no tiemble.
- En diciembre un día templado, es que viene solapado.
- En diciembre, diente con diente.
- En diciembre, heladas y migas almorzadas.
- En diciembre hielos y nieves; lebrillos de matanza y roscos de aguardiente.
- En diciembre, hielos y nieves, si quieres buen año al que viene.
- En diciembre, se hielan las cañas y se asan las castañas.
- En diciembre, el pastor y el labriego descuidan las ovejas y atizan el fuego.
- En diciembre la tierra duerme.
- En diciembre, siete galgos a una liebre, y ella váse por donde quiere.
- En diciembre, un día templado, es que viene solapado.
- En el mes de diciembre la tierra se duerme.
- En lloviendo el día de Santa Bibiana llueva cuarenta días y una semana.
- En Navidad al balcón;en la Pascua, al tizón.
- En no lloviendo en nochebuena, no hay sementera buena.
- En principio y fin de año crece el día paso a paso.
- Frío de verdad, un mes antes y otro después de Navidad.
- Hasta que llegue Navidad, no eches mano a podar.
- Hasta el día de Navidad, no es invierno de verdad.
- Hielos y nieves en diciembre son siempre bienes.
- Horno por Navidad, no tiene descanso.
- La liebre en diciembre y enero busca la cerca del reguero.
- La Nochebuena y la Santa, debajo de la manta.
- Las uvas por San Silvestre, se comen dulces y se echan fuertes.
- Navidad lluviosa mala cosa.
- Niebla en diciembre, lluvia o solano viene.
- Pascuas nevadas, primaveras con galas.
- Por la Virgen de Guadalupe, se empapa la tierra y el agua escupe.
- Por mucho sol que en diciembre haga, no sueltes la capa.
- Por San Esteban, un paso de liebre lleva; por San Antonio, un paso de demonio.
- Por Santa Lucia, mengua la noche y crece el día; ni creció ni menguo, hasta que el Niño nació.
- Por sol que en diciembre haga, no sueltes la capa.
- Que bien que mal, mantecados y polvorones, por Navidad.
- San Silvestre, coge la capa y vete.
- Santa Lucía, la más larga noche y el más corto día.
- Si en diciembre mucho llueve, mal año será el que viene.
- Si hiela por Santa Lucía en mayo tendremos buenos días.
- Si llueve por la Purísima Concepción, llueve en Carnaval, Semana Santa y Resurrección.
- Si llueve por Santa Bibiana, llueve tres semanas, y si le acompaña su primo San Canuto, tres meses juntos.
- Si está lloviendo en Nochebuena, no hay sementera buena.
- Tras diciembre tiritando, buen enero y mejor año.
- Tras diciembre nebuloso, viene enero polvoroso.
- Yo sembré lino por navidad, que ni ha nacido ni nacerá.



  Tabla crepuscular

    El pronóstico visual local nuboso del tiempo, se hace basándose únicamente en la observación visual de las nubes, de acuerdo con las tradiciones siguientes:

Color del cielo Pronóstico
Amarillo Ráfagas de viento.
Amarillo Oro Viento cálido.
Amarillo pálido Viento frío.
Azul perla

Buen tiempo para el día siguiente, pero el cielo se cubrirá poco a poco.

Bola de fuego

El Sol ocultándose como una bola de fuego, con un fondo de cielo rosa: buen tiempo y calor para el día siguiente.
Fondo del cielo amarillo o bandas de ese color: ligeramente ventoso.
Fondo del cielo malva: riesgo de helada matinal, seguida de calor.

Bola naranja

Fondo del cielo dorado: viento cálido para el día siguiente.
Fondo del cielo limón: buen tiempo con viento frío para el día siguiente.

Bola plateada

Fondo del cielo azulado claro: buen tiempo pero fresco al día siguiente.

Bola roja

Fondo del cielo gris (sin otras tonalidades): niebla o bruma de color a la mañana siguiente, aunque irá clareándose. Después, riesgo de frío durante dos o tres días.

Bronce

Sol rojo cobrizo, al ponerse en un cielo salmón sin nubes de un día caluroso: más calor al día siguiente.

Colores mezclados

Cielo cubierto de diversos tipos de nubes y teñido de una mezcla de colores: presagia, según las tonalidades, lluvia, viento, tempestad con granizo (o los tres).

Heliotropo

Buen tiempo y fresco, con viento.
Presencia de nubes rosadas: vientos débiles.
Presencia de nubes de color limón o verdes: brumas matinales o chubascos en el curso del día.

Limón

Las bandas o un cielo limón anuncian lluvia y viento.

Naranja

Buen tiempo y calor al día siguiente.
Presencia de color amarillo: viento.
Presencia de manchas o bandas color amarillo limón: chubascos o polvaredas.

Pizarra

Cielo gris azulado y nubes indefinidas: lloverá o nevará ligeramente al día siguiente.

Púrpura

Viento al día siguiente, pero hará mas calor.
Malva como tonalidad dominante: tiempo más frío.
Verde como tonalidad dominante: lluvia.

Rojo bermellón

Escarcha por la mañana o bancos de bruma contra un cielo azul. Después, por lo general, soleado y fresco, pero calentándose.

Rojo fuego

Muy caluroso al empezar al día siguiente.
Mismo rojo pero oscuro y cielo nuboso al anochecer: lluvia y viento esa noche y al día siguiente.

Rojo rubí

Coloración intensa por encima de las nubes al nivel del Sol: se acerca el mal tiempo.

Rojo vivo

Muy caluroso al día siguiente.
Acompañado de coloraciones amarillas: ráfagas de viento.

Rosa

Tiempo bueno y dulce para el día siguiente.

Salmón

Buen tiempo y más caluroso para el día siguiente, pero con viento.

Verde

Bandas verdes o cielo verde pálido: riesgo de lluvia o de nieve (en invierno).


  Tabla nubosa

Tipo de nube Pronóstico
Cirros (ci)

Espesándose: se acerca el mal tiempo.
Con viento en calma: se cubrirá el cielo y más calor.
Con viento del norte: sol, frío, viento.

Cirrocúmulos (Cc)

Con viento en calma: lluvia, nieve dentro de tres días (en invierno).
Con viento del sur: lluvia o nieve (en invierno) dentro de las próximas 12 horas.

Altocúmulos (Ac)  

Después de días de buen tiempo: lloverá pronto.
Con tiempo lluvioso: mejorará pronto el tiempo.
Con viento del norte: claro, más frío, variable.

Ac. castellanus Se acerca una tormenta
Ac. lenticulares Aviso de viento fuerte
Nubes de distinta altura cruzándose Se acerca el mal tiempo.
Cúmulos (Cu) Cu. matinales En verano, indican tormenta por la tarde.
Cu. humilis En invierno, señal de buen tiempo.
Cu. congestus Tormenta local.
Cu. nimbus Tormenta local a las pocas horas.
Estratocúmulos Con viento en calma: claro, más dulce, nubes.
Con viento del noroeste: borrasca, helada, rocío.

    Existen otro tipo de pronósticos, que toman su base en las variaciones de presión y temperatura principalmente, y que son de observaciones marineras como la tabla que se reseña a continuación:

Viento Barómetro Termómetro Tendencia
N. Sube rápidamente Baja rápidamente Vientos duros del N.
NNE. Sube lentamente Estable Vientos flojos
Baja rápidamente Sube Viento rolando E fuerte
Baja lentamente Sube lentamente Viento rolando E y lluvias
E. Baja Sube lentamente Viento SE-S
SE-S. Se mantiene Sube Alguna lluvia aislada
Baja Estable Viento rolando SW-W
S-SW. Baja rápidamente Baja Chubascos
SW-W. Se mantiene o baja Baja Mejoría
NW-W. Sube Baja Viento racheado fuerte del NW-N, chubascos, granizo
Baja Bajo - Sequedad Vientos del S, mal tiempo
Baja Sube Vientos S-SW, chubascos
Sube Baja Vientos del N, chubascos fuertes

arriba

La sensación térmica  

    La temperatura del aire exterior no siempre es un indicador seguro y digno de confianza para determinar el frío que una persona puede sentir, si está expuesta al aire libre. Existen otros parámetros meteorológicos que influyen como la velocidad del viento, la radiación y la humedad relativa. El término sensación térmica es usado para describir el grado de incomodidad que un ser humano siente, como resultado de la combinación de la temperatura y el viento en invierno y de la temperatura, la humedad y el viento en verano.

    Existen dos factores que aceleran la pérdida de calor del cuerpo humano y que definen, la sensación de frío:

1) La diferencia térmica entre la piel y el medio ambiente y
2) la velocidad del viento.

    La pérdida continua de calor del organismo es tanto mayor, cuanto mayor es la diferencia entre la temperatura de la piel (32ºC) y la temperatura del medio ambiente. Esta diferencia se concentra en una capa de aire que rodea todo el cuerpo, de sólo algunos milímetros de espesor llamada capa límite. Cuanto más reducida se halla el espesor de esa capa por efecto del viento, mayor es la pérdida de calor por unidad de tiempo. Por ejemplo si en una mañana de invierno la temperatura es de 0ºC y existen condiciones de calma (sin viento), no se sentirá mucho frío al estar normalmente abrigado, pero a la misma temperatura y con viento de 40 Km/h, la sensación térmica será equivalente a 15º bajo cero.

Tabla para calcular sensación térmica por efecto del frío y el viento

Vien- to en nudos Vien- to en km/h Temperatura (ºC)
Calma Calma 10 7.5 5 2.5 0 -2.5 -5 -7.5 -10 -12.5 -15 -17.5 -20 -22.5 -25 -27.5 -30 -32.5 -35 -37.5 -40 -42.5 -45 -47.5 -50
Sensación térmica por efecto de enfriamiento del viento
3-6 8 7.5 5 2.5 0 -2.5 -5 -7.5 -10 -12.5 -15 -17.5 -20 -22.5 -25 -27.5 -30 -32.5 -35 -37.5 -40 -45 -47.5 -50 -52.5 -65
7-5 16 5 2.5 -2.5 -5 -7.5 -10 -12.5 -15 -17.5 -20 -25 -27.5 -32.5 -35 -37.5 -40 -45 -47.5 -50 -52.5 -57.5 -60 62.5 -65 -67.5
11-15 24 2.5 0 -5 -7.5 -10 -12.5 -17.5 -20 -25 -27.5 -32.5 -35 -37.5 -42.5 -45 -47.5 -52.5 -55 -57.5 -60 -65 -67.5 -72.5 -75 -77.5
16-19 32 0 -2.5 -7.5 -10 -12.5 -17.5 -22.5 -22.5 -25 -30 -35 -37.5 -42.5 -47.5 -50 -52.5 -57.5 -60 -65 -67.5 -70 -72.5 -77.5 -80 -85
20-23 40 -0 -5 -7.5 -10 -15 -17.5 -22.5 -25 -30 -32.5 -37.5 -40 -45 -47.5 -52.5 -55 -60 -62.5 -67.5 -70 -75 -77.5 -82.5 -85 -90
24-28 48 -2.5 -5 -10 -12.5 -17.5 -20 -25 -27.5 -32.5 -35 -40 -42.5 -47.5 -50 -55 -57.5 -62.5 -67.5 -72.5 -75 -77.5 -80 -85 -90 -95
29-32 56 -2.5 -7.5 -10 -12.5 -17.5 -20 -25 -30 -32.5 -37.5 -42.5 -45 -50 -52.5 -57.5 -60 -65 -67.5 -72.5 -75 -80 -82.5 -87.5 -80 -95
33-36 64 -2.5 -7.5 -10 -15 -20 -22.5 -27.5 -30 -35 -37.5 -42.5 -45 -50 -55 -60 -62.5 -65 -70 -75 -75.5 -82.5 -85 -90 -92.5 -97.5
Vientos superiores a los 64 km/h producen un peligroso efecto adicional PELIGROSO MUY PELIGROSO

Las partes del cuerpo expuestas al viento se pueden congelar en 1 minuto

EXTREMADAMENTE PELIGROSO

Las partes del cuerpo expuestas al viento se pueden congelar en 30 segundos

PELIGRO DE CONGELACION DEL CUERPO HUMANO EXPUESTO AL VIENTO SIN LA APROPIADA VESTIMENTA

    En el verano, la humedad es el elemento que aumenta la sensación de bochorno. R.G. Stedman (USA) desarrolló el parámetro sensación térmica como efecto combinado de calor y la humedad, a partir de estudios sobre la fisiología humana y sobre la transferencia de calor entre el cuerpo, la vestimenta y el entorno. Cuando la humedad es elevada, el valor de la sensación térmica excede al de la temperatura del aire. En este caso la sensación térmica cuantifica la dificultad que el organismo encuentra para disipar el calor producido por el metabolismo interno y la incomodidad asociada con una humedad excesiva. Si la humedad es baja, la sensación térmica es menor que la temperatura del aire. En este caso el parámetro mide el aumento de la sensación de bienestar, producido por un mayor enfriamiento de la piel debido a la mayor evaporación de la transpiración favorecida por la baja humedad del aire.

    Cuando la temperatura es menor que 32ºC (temperatura de la piel), el viento disminuye la sensación térmica. En cambio si la temperatura supera los 32ºC la aumenta.

    A continuación se presenta la tabla para calcular sensación térmica. Para leerla, con el valor de temperatura y el de humedad obtenga la sensación térmica por efecto de la misma. Luego calcule cuánto ha de sumarle o restarle a ese valor, de acuerdo a la velocidad del viento en la tabla de la derecha.

Tabla para calcular sensación térmica (ST) por efecto del calor y la humedad. Se ingresa a la tabla con el valor de la temperatura del aire y el valor de la humedad relativa.

TEMPERATURA
(º C)

HUMEDAD RELATIVA (%)

0 5 10 15 20 25 30 35 40 45 50 55 60 65 70 75 80 85 90 95 100
20 16 16 17 17 17 18 18 19 19 19 19 19 20 20 20 21 21 21 21 21 21
21 18 18 18 19 19 19 19 19 20 20 20 20 21 21 21 22 22 22 22 22 23
22 19 19 19 20 20 20 20 20 21 21 21 21 22 22 22 22 23 23 23 23 24
23 20 20 20 20 21 21 22 22 22 23 23 23 23 24 24 24 24 24 24 25 25
24 21 21 22 22 22 22 23 23 23 24 24 24 24 25 25 25 25 26 26 26 26
25 22 23 23 23 24 24 24 24 24 24 25 25 25 26 26 26 27 27 27 28 28
26 24 24 24 24 25 25 25 26 26 26 26 27 27 27 27 28 28 29 29 29 30
27 25 25 25 25 26 26 26 27 27 27 27 28 28 29 29 30 30 31 31 31 33
28 26 26 26 26 27 27 27 28 28 28 29 29 29 30 31 32 32 33 34 34 36
29 26 26 27 27 27 28 29 29 29 29 30 30 31 33 33 34 35 35 37 38 40
30 27 27 28 28 28 28 29 29 30 30 31 32 33 34 35 36 37 39 40 41 45

31

28

28

29

29

29

29

30

31

31

31

33

34

35

36

37

39

40

41

45

45

50

32

29

29

29

29

30

31

31

33

33

34

35

35

37

39

40

42

44

45

51

51

55

33

29

29

30

30

31

33

33

34

34

35

36

38

39

42

43

45

49

49

53

54

55

34

30

30

31

31

32

34

34

35

36

37

38

41

42

44

47

48

50

52

55

   

35

31

32

32

32

33

35

35

37

37

40

40

44

45

47

51

52

55

       

36

32

33

33

34

35

36

37

39

39

42

43

46

49

50

54

55

         

37

32

33

34

35

36

38

38

41

41

44

46

49

51

55

             

38

33

34

35

36

37

39

40

43

44

47

49

51

55

               

39

34

35

36

37

38

41

41

44

46

50

50

55

                 

40

35

36

37

39

40

43

43

47

49

53

55

                   

41

35

36

38

40

41

44

45

49

50

55

                     

42

36

37

39

41

42

45

47

50

52

55

                     

43

37

38

40

42

44

47

49

53

55

                       

44

38

39

41

44

45

49

52

55

                         

45

38

40

42

45

47

50

54

55

                         

46

39

41

43

45

49

51

55

                           

47

40

42

44

47

51

54

55

                           

48

41

43

45

49

53

55

                             

49

42

45

47

50

54

55

                             

50

42

45

48

50

55

                               

Una vez obtenido el valor de sensación térmica, calcule el incremento en base a la temperatura del aire y la velocidad del viento.

Temperatura (ºC) Velocidad del viento menor a 12,5 km/h Velocidad del viento entre 12,5 y 21,5 km/h Velocidad del viento entre 21,5 y 36 km/h Velocidad del viento entre 36 y 50 km/h Velocidad de viento superior a 50 km/h
20 0 -1 -3 -4 -4
21 0 -1 -3 -4 -4
22 0 -1 -2 -3 -4
23 0 -1 -2 -3 -4
24 0 -1 -2 -3 -4
25 0 -1 -2 -3 -4
26 0 -1 -2 -3 -3
27 0 -1 -2 -3 -3
28 0 -1 -2 -3 -3
29 0 0 -1 -2 -3
30 0 0 -1 -2 -2
31 0 0 -1 -2 -2
32 0 0 -1 -1 -1
33 0 0 0 -1 -1
34 0 0 0 0 0
35 0 0 0 0 +1
36 0 0 0 +1 +1
37 0 0 0 +1 +2
38 0 0 0 +1 +2
39 0 0 +1 +2 +2
40 0 0 +1 +2 +3
41 0 0 +1 +2 +3
42 0 0 +1 +2 +3
43 0 0 +1 +2 +3
44 0 0 +1 +2 +3
45 0 0 +1 +2 +3
46 0 0 +1 +2 +3
47 0 0 +1 +2 +3
48 0 0 +1 +2 +3
49 0 0 +1 +2 +3
50 0 0 0 +2 +3

    El viento entonces remueve la capa de aire que rodea la piel, por lo que sirve para disminuir la sensación de calor siempre y cuando las temperaturas no superen la temperatura de la piel (32ºC).

    La forma más eficaz que tiene el cuerpo para perder calor es la transpiración. La transpiración se evapora consumiendo calor que cede nuestro cuerpo. Cuando la humedad es muy alta, la evaporación es menor y por lo tanto la sensación térmica aumenta. En tanto que, cuando la humedad es baja, aumenta la evaporación y por lo tanto nuestro cuerpo pierde calor y nuestra sensación térmica disminuye.

EFECTOS PROVOCADOS POR EL CALOR

CATEGORIA DEL PELIGRO Sensación térmica ST en (ºC)

Síndrome provocado por el calor

IV EXTREMO PELIGRO

ST >= 55

Golpe de calor, insolación inminentes.

III PELIGRO

40 <=ST < 55

Insolación, golpe de calor, calambres. Muy posibles por exposición prolongada o actividad física.

II PRECAUCION EXTREMA

32<= ST < 40

Insolación, golpe de calor, calambres. Posibles por exposición prolongada o actividad física.

I PRECAUCION

27 <=ST < 32

Posible fatiga por exposición prolongada o actividad física.

    Los efectos sobre una persona pueden variar según la edad, el estado de salud y las características corporales de cada persona.

arriba

Índice de bochorno o Humidex  

La Temperatura de bochorno TH es una temperatura que combina la temperatura del aire y la humedad relativa para determinar una temperatura que el cuerpo humano percibe. El cuerpo humano normalmente se enfría por la transpiración, o el sudor. La evaporación del agua en el sudor necesita calorías que el agua roba del cuerpo. Sin embargo, cuando la humedad relativa es alta, la proporción de evaporación del agua está reducida. Esto significa el robo de calor al cuerpo será menor y la temperatura que el cuerpo humano percibe será mayor que la que habría si el aire fuera seco. Se han tomado medidas basándose en descripciones subjetivas.

El índice Humidex IH es la diferencia entre la temperatura de bochorno y la temperatura del aire TH=T+IH y por definición: expresadas las temperaturas en grados Farenheit el IH es lo que sobrepasa a 10 la presión del vapor de agua (P) de la atmósfera expresada en hectopascales (hPa).

TH(ºF)=T(ºF)+(P-10)

Si queremos expresar ambas temperaturas en ºC habrá que convertir IH a grados centígrados. Como 180ºF= 100ºC resulta:

IH(ºC)=(P-10)*100/180=5*(P-10)/9
es decir TH(ºC)=T(ºC)+5*(P-10)/9

A temperaturas altas, el nivel de humedad relativa necesario para que la temperatura sentida sea superior a la temperatura real es más bajo que a temperaturas más bajas. Por ejemplo, a 27°C, la temperatura de bochorno y la real serán (IH=0) iguales si la humedad relativa es del 45%, pero a 43°C, la humedad relativa será sólo del 17%. A una temperatura inferior a 20°C la humedad no eleva la temperatura de bochorno.

La temperatura y la humedad relativa son magnitudes inversas, cuando aumenta la temperatura crece la posibilidad de subir la temperatura por parte de la atmósfera de retener vapor de agua (crece la presión de saturación) y como el aire sigue conteniendo la misma cantidad de agua (la misma humedad absoluta) entonces disminuye la humedad relativa (que es el cociente entre la presión del vapor de agua y la presión de saturación). Así a temperaturas altas corresponden generalmente humedades relativas bajas. En ningún lugar de la Tierra a una temperatura de 50°C hay simultáneamente una humedad relativa del 90% así la temperatura de bochorno más alta sería de aproximadamente 70°C.

En Canadá se usa el término índice humidex, y los norteamericanos le llaman índice de calor a la diferencia entre la temperatura de bochorno y la temperatura real.

Índice de bochorno (Humidex)
Temperatura (ºC)
Humedad Relativa
25% 30% 40% 50% 60% 70% 80% 90% 100%
38 42 43 47 54 57 * * * *
37 40 42 45 49 54 55 58 * *
36 39 40 43 47 51 56 57 58 *
35 37 38 42 45 48 51 54 57 *
34 36 37 41 43 47 49 52 55 58
33 34 36 38 42 44 47 50 52 55
32 33 34 37 39 42 45 47 50 52
31 31 33 35 38 40 43 45 48 50
30 31 31 34 36 38 41 43 46 48
29 29 30 32 34 37 38 41 44 46
28 28 29 31 33 35 37 39 41 45
27 27 28 29 31 33 35 37 39 41
26 26 27 28 29 31 33 35 37 39
25 25 26 27 28 30 32 33 35 37
24 24 25 26 27 28 30 32 33 35
23 23 23 24 25 27 28 30 32 33
* = Por encima de la capacidad de la atmósfera para almacenar vapor de agua.


Humidex - Indice de estrés producido por el calor
Peligro Humidex
Posibles síntomas
Peligro extremo > 55

Golpe de calor inminente en exposición continuada.

Peligro 40 - 54

Mucha incomodidad. Evitar esfuerzos. Buscar una zona más fresca. Golpe de calor probable en continuada exposición o en actividades físicas

Precaución extrema 30 - 39

Bastante incomodidad. Posible golpe de calor o agotamiento producido al realizar actividad física o por la simple exposición a aire libre.

Precaución < 29

Ligera incomodidad. Posible fatiga en exposiciones prolongadas o en actividades físicas

NOTA: El grado de estrés producido per el calor puede variar en fucnión de la edad y las condiciones físicas de cada persona.

arriba

Teletiempo. Información meteorológica  

    Información general para España. Teléfono 807 - 170 365 (Predicción meteorológica para las 8100 capitales de los municipios españoles, hasta siete días, en este caso,debe elegir, en primer lugar, la localidad (debe ser una capital de municipio) y a continuación el día o días deseados. Datos registrados en las últimas horas para 270 estaciones,una vez elegida la provincia, debe seleccionar la estación deseada)

    Información marítima:

Zonas de Illes Balears (costera y alta mar) 807 - 170 370
Zonas del Mediterráneo (costera y alta mar) 807 - 170 371
Zonas del Cantábrico y Galicia (costera) 807 - 170 372
Zonas de Canarias y Andalucía Occidental (costera) 807 - 170 373
Zonas del Atlántico (alta mar) 807 - 170 374
Predicción meteorológica costera y de alta mar hasta 2 días

    Información de montaña:

Pirineos (Navarro, Aragonés y Catalán) 807 - 170 380
Picos de Europa 807 - 170 381
Sierra de Madrid 807 - 170 382
Sistema Ibérico 807 - 170 383
Sierra Nevada 807 - 170 384
Sierra de Gredos 807 - 170 385
Predicción meteorológica hasta 4 días

arriba

El clima  

Muchas veces nos confundimos cuando hablamos de tiempo y clima, sin saber cuál es la diferencia real entre estos dos términos. Sin embargo, ambos son dos formas de considerar los cambios y variaciones que se producen en la temperatura. El tiempo atmosférico es el conjunto de cambios que ocurren diariamente en un lugar determinado; el clima, en cambio, es el tiempo habitual que existe en alguna zona pero que puede durar muchos años; es la generalización del estado del tiempo.

La ciencia que estudia el clima y su relación con la vida animal y vegetal, en cada región del planeta, se llama climatología.

El clima es la suma total de distintos elementos, por un período largo, en un lugar determinado.

De este modo, para identificar a un determinado clima se debe tomar en cuenta esos distintos elementos. De ellos, los principales son la temperatura, la presión atmosférica y las precipitaciones.

Asimismo, estos elementos se presentan de acuerdo a distintos factores. Estos son:

  • La latitud.
  • El mar y las corrientes marinas.
  • La altitud.
  • La vegetación.

En resumen, lo que produce los distintos tipos de clima de la Tierra son las distintas combinaciones que se presentan entre los elementos del clima, como consecuencia de la acción de los factores climáticos.

La climatología es la ciencia que describe los climas, los explica y los clasifica por zonas. El paisaje que se genera en cada zona está estrechamente relacionado con el clima existente, por lo que es importante no solo conocerlo, sino tener presente los factores y fenómenos atmosféricos que se generan.

  Elementos del clima

Los fenómenos climáticos se originan en la atmósfera. El sol calienta la superficie de la Tierra, pero no en todas las zonas por igual, ya que al ser esférica, el Sol incide con mayor fuerza en el Ecuador, cubriendo a una superficie menor. En los polos, el Sol incide con menor fuerza, debido al ángulo que forma con la capa de aire que debe atravesar a diferencia del Ecuador, por lo que se recibe menor calor por unidad de superficie.

La tierra, a diferencia del mar, se calienta con mayor facilidad y es capaz de enfriarse con la misma rapidez. En los trópicos, la tierra y el mar están muy calientes, pero en latitudes altas (hacia los polos) el mar está más frío que la tierra en el verano y más tibio que la misma en el invierno. Precisamente esto, incide en la temperatura del aire. Estas condiciones físicas, que caracterizan los estados de la atmósfera, son conocidos como elementos climáticos.

La temperatura

La temperatura es la cantidad de calor que posee la atmósfera, dependiendo directamente de la energía que irradie el Sol, que es el responsable de casi toda la energía que circula en la Tierra. El Sol es de vital importancia para todos los seres vivos y se encarga de movilizar las masas de aire, las corrientes marinas, evaporar las aguas del mar, etc. La atmósfera se recalienta por efecto de la radiación solar que, interceptada por algún objeto terrestre, da origen a la insolación. A su vez, el aire se calienta por absorción de temperatura por los gases e irradiación de la energía solar absorbida por el suelo. Solo el 40% de la energía emitida por el Sol es recibida en la superficie terrestre. La mínima temperatura diaria se produce poco después de la salida del Sol y la máxima dos horas después del mediodía. La diferencia entre la mínima y la máxima es lo que conocemos como oscilación o amplitud térmica.

La presión atmosférica

Es la fuerza que ejerce la atmósfera en todas las direcciones, como consecuencia del peso de las capas superiores. Esto hace que en las capas bajas el aire sea más denso y sus partículas presiona en todas direcciones, fuerza que disminuye gradualmente con la altura. La temperatura alta hace que el aire sea más liviano y se eleve (baja presión). En cambio, en las zonas frías, el aire es más pesado (alta presión). Un centro de baja presión se relaciona con un ciclón y uno de alta presión con un anticiclón.

  Factores del clima

El clima no tiene que ver únicamente con la temperatura existente en un momento dado, ya que está determinado por todos los elementos meteorológicos que se dan en una región: temperatura, presión atmosférica, humedad, vientos, y precipitaciones. Todos estos elementos están condicionados por los llamados factores del clima, es decir, los que hacen que se produzca un clima con determinadas características.

Los principales factores son:

Latitud (distancia existente entre un punto de la Tierra y la línea del Ecuador), que influye directamente sobre la temperatura. Ya lo dijimos anteriormente, mientras más cerca del Ecuador se esté, más cálida será la temperatura; por el contrario, si uno se va acercando a los polos, la temperatura bajará considerablemente.

Altitud, que es la distancia de un punto en relación al nivel del mar. Este factor influye sobre la temperatura y sobre la pluviosidad o lluvia. Al aumentar la altitud la temperatura disminuye aproximadamente en un grado cada 180 metros. Esto sucede porque en las zonas de menor altitud el aire es más denso y es capaz de retener el calor, mientras que en las zonas más altas, esto no sucede y las temperaturas descienden.

Distancia del mar, que afecta directamente la temperatura, la humedad y la pluviosidad. Los lugares más cercanos al mar poseen temperaturas más moderadas y con menor oscilación térmica que en el interior de los continentes.

Corrientes marinas que trasladan masas de agua a lo largo de los océanos y a grandes distancias. Las aguas que provienen de lugares muy lejanos enfrían o entibian el aire de las regiones que circundan, incidiendo en las presiones, en la humedad y en los seres vivos que habitan esas aguas.

Relieve, que es un factor por su forma y posición, actuando sobre las temperaturas y las precipitaciones. Funciona como biombo a los vientos, produce diferencias de insolación según la ladera expuesta y modifica el regimen de precipitaciones, de acuerdo a la ladera de barlovento (expuesta a la acción del viento) y a las de sotavento (protegidas del viento).

  Clasificación de los climas

La clasificación de los climas tiene que ver con la ciencia llamada climatología, que se dedica a estudiar en profundidad los tipos de clima alrededor del mundo y sus características. A grandes rasgos se podría clasificar el clima en tres grupos según su ditribución latitudinal: climas de bajas latitudes, de latitudes medias, secos de altitudes medias y de altas latitudes.

Climas de bajas latitudes

Los climas de bajas latitudes se caracterizan por estar bajo altas presiones subtropicales, o anticiclones. Las regiones donde este clima está presente, tienden a ser muy secas, y dominadas generalmente por masas de aire tropical y ecuatorial.

Clima ecuatorial lluvioso

Este tipo de clima lo podemos identificar claramente en la zona de convergencia intertropical, dominado por masas de aire cálidas y húmedas. La lluvia es copiosa durante casi todo el año, lo que trae como consecuencia una humedad constante, que es la que finalmente hace crecer una exuberante vegetación, más conocida como selva. Durante el año, se puede observar una uniformidad térmica, dando como temperatura promedio los 27°.

Clima monzónico y de vientos alisios en el litoral

Los vientos alisios son los que soplan desde las altas presiones subtropicales hacia las bajas presiones ecuatoriales, lo que tiende a ocasionar fuertes lluvias. Este clima se caracteriza por la presencia de estaciones muy marcadas. La primera es lluviosa, durante el verano, cuando el viento sopla desde el mar (Monzón de Verano) y la otra es seca en el invierno, cuando el viento sopla del continente al mar (Monzón de Invierno). En cuanto a la vegetación, se puede ver desde bosques espesos, en los lugares más lluviosos, hasta hierbas y arbustos en las zonas más secas.

Climas tropicales secos y húmedos

La temperatura de este tipo de clima se mantiene en unos 20°, aunque también presenta una estación lluviosa y otra seca o de menores precipitaciones, que se prolonga a medida que se aleja del Ecuador. Las condiciones climáticas han permitido el desarrollo de la sabana, vegetación con predominio de hierbas altas.

Climas tropicales secos

Ocupan las regiones ubicadas sobre los trópicos de Cáncer y Capricornio. La masa de aire es estable y seca, manteniendo una temperatura con respecto al Sol, es decir, cuando este está en su cenit el calor es extremo, y cuando el Sol está bajo, tiende a hacer mucho frío. La sequedad extrema de esta regiones tiene que ver con su ubicación geográfica, ya que se desarrollan en las fajas de altas presiones subtropicales y en las zonas de los vientos alisios.

Climas de latitudes medias

Los climas correspondientes a este grupo se encuentran en un área de intensa interacción, ya que se unen en un punto llamado Frente Polar (zona de conflicto). Las masas de aire tropicales rumbo al norte se unen con las masa de aire polares que van hacia el sur, donde ninguna es capaz de dominar a la otra por un período largo de tiempo.

Clima subtropical seco

Este tipo de clima es la extensión o continuación hacia el norte del clima tropical seco, salvo que en este la amplitud térmica es mayor. En la porción baja de este clima se pueden dar temperaturas muy frescas, pero en la parte alta, el frío es dominante. Las precipitaciones se concentran normalmente en el mismo período. Aquí podemos encontrar también subtipos de este clima como la estepa, semidesértico y desértico.

Clima subtropical húmedo

Este tipo de clima es la extensión o continuación hacia el norte del clima tropical seco, salvo que en este la amplitud térmica es mayor. En la porción baja de este clima se pueden dar temperaturas muy frescas, pero en la parte alta, el frío es dominante. Las precipitaciones se concentran normalmente en el mismo período. Aquí podemos encontrar también subtipos de este clima como la estepa, semidesértico y desértico.

Clima mediterráneo

Este tipo de clima se caracteriza por inviernos suaves y lluviosos y veranos calurosos y secos, pero siempre con escasa nubosidad. Alcanza su mayor extensión alrededor del Mar Mediterráneo, con temperaturas normalmente agradables y con una imprecisión importante sobre cuándo habrá precipitaciones, lo que ha llevado a años muy secos y otros muy lluviosos.

Clima marítimo de costa Oeste

Las regiones que poseen este tipo de clima presentan frecuentes tormentas ciclónicas en la que se ve involucrada la masa de aire húmeda y fresca. Es un clima muy húmedo y con precipitaciones durante todos los meses, pero siempre en mayor volumen durante el invierno. La oscilación térmica anual es bastante menor para latitudes medias y las temperaturas durante el invierno suelen ser relativamente suaves en comparación con otras regiones de equivalente latitud.

Climas secos de altitudes medias

Se limita casi únicamente a Norteamérica y Eurasia. Normalmente ocupa una posición de sotavento de los sistemas montañosos del oeste o del sur. El aire polar continental domina prácticamente el clima de todos los inviernos, ya que las masas de aire marítima están bloqueadas. La amplitud térmica es bastante amplia durante todo el año, siendo los veranos cálidos o muy calurosos, pero los inviernos extremadamente fríos.

Clima continental húmedo

Se encuentra en la parte central y oriental de Norteamérica y Eurasia. Se encuentra en la región del Frente Polar, donde se topan las masa de aire polar y de aire tropical, como ya dijimos anteriormente. Los contrastes térmicos estacionales son importantes, e incluso durante el día se presentan notables variaciones.
Durante el año existen precipitaciones normales, pero se intensifican durante el verano debido a la penetración de masas de aire marítima; el invierno, en cambio, es más bien seco.

Climas de altas latitudes

Este tipo de climas es dominado por las masas de aire polar y árticas, donde es posible incluir a la Antártica.

Climas de bosques boreales

Presentan inviernos muy largos y veranos muy cortos y fríos. Normalmente reciben la entrada de masas de aire muy frías, siendo su oscilación anual la más amplia de todos los climas que hemos mencionado, alcanzando en Siberia los 60° Celsius. Las precipitaciones son muy abundantes, esto como consecuencia de la entrada de masas de aire marítimas durante este período, aunque en general, los milímetros de agua caída no son muy abundantes; está caracterizado por ser un clima bastante húmedo.

Clima de tundra

Presenta numerosas tormentas ciclónicas, con inviernos muy largos y veranos bastante cortos. Puede ir desde un subtipo húmedo, bordeando el Océano Atlántico, hasta un clima más subhúmedo y semiárido, rodeando el Océano Ártico.

Climas de casquete glacial

La temperatura media anual es la más baja de todo el planeta, con temperaturas inferiores al punto de congelación. En general es un clima extremadamente frío, donde las precipitaciones, que no son muchas, siempre caen en forma de nieve y se van acumulando por el fuerte frío existente en la región.

Clima de montaña

La vegetación es muy variable, de acuerdo a la latitud en que se encuentren ubicadas las montañas.
Normalmente son climas húmedos, los que ocupan las montañas y altiplanos.



  Clasificación climática de Koeppen

Vladimir Koeppen propone una clasificación climática en la que se tiene en cuenta tanto las variaciones de temperatura y humedad como las medias de los meses más cálidos o fríos, y lo más importante, hace hincapié en las consecuencias bioclimáticas. Pero, tampoco tiene en cuenta el funcionamiento del clima y la sucesión de tipos de tiempo. Además, en su clasificación utiliza letras para denominar a los climas, lo que la hace muy engorrosa ya que hay que aprender un código nuevo. En realidad, la suya es una clasificación, muy elaborada, según el concepto tradicional de clima; lo que es normal teniendo en cuenta la época en la que se creó.

En la clasificación el clima se divide en grupos climáticos, subgrupos y subdivisiones.

Los grupos climáticos se establecen en función de la temperatura mensual media. Se escriben con mayúscula y se distinguen:

A

Climas lluviosos tropicales El mes más frío tiene una temperatura superior a los 18 ºC

B

Climas secos La evaporación excede las precipitaciones. Siempre hay déficit hídrico

C

Climas templados y húmedos Temperatura media del mes más frío es menor de 18ºC y superior a -3ºC y al menos un mes la temperatura media es superior a 10ºC

D

Climas boreales o de nieve y bosque La temperatura media del mes más frío es inferior a -3ºC y la del mes más cálido superior a 10ºC

E

Climas polares o de nieve La temperatura media del mes más cálido es inferior a 10ºC y superior a 0ºC

F

Clima de hielos perpetuos La temperatura media del mes más cálido es inferior a 0 ºC

Los subgrupos dependen de la humedad. Los dos primeros se escriben con mayúscula y el resto con minúscula.

S

Semiárido (estepa) Sólo para climas de tipo B

W

Árido (desértico) Sólo para climas de tipo B

f

Húmedo sin estación seca Sólo para climas de tipo A, C y D

m

Húmedo con una corta estación seca Sólo para climas de tipo A

w

Estación seca en invierno Sol en posición baja

s

Estación seca en verano Sol en posición alta

Las subdivisiones dependen de características adicionales. Se expresan en minúscula.

a

La temperatura media del mes más cálido supera los 22ºC Se aplica a los climas tipo C y D

b

La temperatura media del mes más cálido es inferior a 22 ºC Se aplica a los climas tipo C y D

c

La temperatura media del mes más frío es inferior a -38ºC Se aplica a los climas tipo D

h

La temperatura media anual es superior a 18ºC Se aplica a los climas tipo B

k

La temperatura media anual es inferior a 18ºC Se aplica a los climas tipo B

De la combinación de grupos y subgrupos obtenemos doce tipos de clima básicos:

Af

Clima de selva tropical lluviosa El mes más seco caen más de 600 mm de lluvia

Am

Clima monzónico El mes más seco caen menos de 600 mm de lluvia

Aw

Clima de sabana tropical Por lo menos hay un mes en el que caen menos de 600 mm de lluvia

BS

Clima de estepa Clima árido continental

BW

Clima desértico Clima árido con precipitaciones inferiores a 400 mm

Cf

Clima templado húmedo sin estación seca Las precipitaciones del mes más seco son superiores a 300 mm

Cw

Clima templado húmedo con estación invernal seca El mes más húmedo del verano es diez veces superior al mes más seco del invierno

Cs

Clima templado húmedo con veranos secos Las precipitaciones del mes más seco del verano es inferior a 300 mm y la del mes más lluvioso del invierno tres veces superior

Df

Clima boreal de de nieves y bosque con inviernos húmedos No hay estación seca

Dw

Climas boreales o de nieve y bosque con inviernos secos Con una estación seca en invierno

ET

Clima de tundra Temperatura media del mes más cálido es inferior a 10ºC y superior a 0ºC

EF

Clima de los hielos polares La temperatura media del mes más cálido es inferior a 0ºC

Estos climas tienen variantes en función de las subdivisiones, por lo que cada clima se expresa con tres letras. En esta clasificación, realidad, no se puede hablar de regiones climáticas, aunque se hace de manera general, sino de qué tipo de clima hay en un lugar atendiendo a estos criterios.

Los límites establecidos en esta clasificación como críticos corresponden a los criterios de De Candolle en 1874, después del estudio de los grupos de vegetación definidos según una base fisiológica, de acuerdo don las funciones internas de los órganos de las plantas. La isoterma de 10ºC en verano corresponde con el límite de crecimiento de los árboles; la isoterma de 18ºC en invierno es crítica para las plantas tropicales y la isoterma de -3ºC indica el límite hacia el ecuador del permafrost.


  Clasificación climática de Arthur Strahler

La clasificación climática de Arthur Strahler tiene en cuenta: la sucesión de tipos de tiempo sobre un territorio, los centros de acción (serie de altas y bajas presiones) que actúan y las masas de aire que provocan esos tipos de tiempo.

Clima ecuatorial lluvioso (Ecuatorial)

Este es el clima que encontramos en la zona de convergencia intertropical (ZCIT), en torno a los 10º de latitud alrededor del ecuador. Está dominado por las masas de aire ecuatorial cálidas y húmedas, pero también encontramos masas de aire tropical marítimo. Es un clima lluvioso todo el año, las lluvias suelen ser fuertes y de carácter convectivo. Se superan los 2.500 mm al año. Puede haber algún período más seco, debido al desplazamiento de la ZCIT. A lo largo del año encontramos una notable uniformidad térmica, en torno a los 27ºC.
En la clasificación Koeppen Af.

Clima monzónico y de los vientos alisios en el litoral (Monzónico)

Este es un clima que se encuentra entre los 5º y los 25º de latitud. Está dominado por las masas de aire tropical marítimo, cálida y húmeda que proceden de los bordes occidentales de los anticiclones subtropicales. Tiene una estación seca muy marcada y un máximo pluviométrico que se alcanza cuando está cerca la ZCIT. Tiende a darse en el este de los continentes y se potencia cuando hay un obstáculo orográfico que obliga a elevarse a las masas de aire. Es un clima muy lluvioso, en torno a los 2500 mm, y con escasa oscilación térmica, entre 25 y 27ºC.
En la clasificación Koeppen Am y Af.

Clima tropical seco y húmedo (Tropical)

Este clima se encuentra entre los 5º y los 20º de latitud (10º y 30º en Asia). Los centros de acción son: la ZCIT y las altas presiones subtropicales. Las masas de aire que le afectan son ecuatoriales, y tropicales marítimo y continental. Se caracteriza por tener dos estaciones muy marcadas: una seca y otra húmeda. La estación seca se da cuando el sol está bajo en el horizonte a mediodía y la húmeda cuando está alto. Las lluvias dependen de la posición de la ZCIT.
En la clasificación Koeppen Aw y Cw.

Clima tropical seco (Desértico)

Este clima se encuentra entre los 15º y los 25º de latitud. Ocupan las regiones manantiales de las masas de aire tropical continental, es decir, las células de las altas presiones. Las masas de aire son estables y secas; y la insolación muy fuerte. El ciclo de temperaturas depende de la posición relativa del sol. En él se encuentran las regiones áridas e hiperáridas, aunque en zonas de transición encontramos algunos meses en los que llueve. La amplitud térmica diaria es muy contrastada; pero la anual no. Suelen darse fuertes vientos que dificultan la colonización vegetal.
En la clasificación Koeppen BWh y BSh.

Clima subtropical seco (Desértico)

Este clima se da entre los 25º y los 35º de latitud. En realidad no es otra cosa que una extensión hacia el norte del clima tropical seco, pero la precipitación es mayor y la amplitud térmica anual también. Está dominado por las masas de aire tropical continental, pero en las épocas en las que la posición relativa del sol es más baja pueden llegar masas de aire polar continental o marítimo.
En la clasificación Koeppen BWh y BSh.

Clima subtropical húmedo (Chino)

Este clima se encuentra entre los 20º y los 35º de latitud, y se da en las fachadas orientales de los continentes. Está dominado por las masas de aire tropical marítimo, cálidas y húmedas que surgen en el sector occidental de los anticiclones subtropicales, pero también llegan masas de aire polar continental, frío y seco, con las variaciones del frente polar. En realidad es una extensión hacia el norte del clima monzónico y de los vientos alisios en el litoral, pero con advección de aire polar. El carácter marino de las masas de aire tropicales provoca abundantes lluvias en verano, la mayoría de ellas de tipo convectivo. Son frecuentes los huracanes, en otoño.
En la clasificación Koeppen Cfa.

Clima mediterráneo

El clima mediterráneo se da entre los 30º y los 45º de latitud y en el oeste de los continentes. Se caracteriza por tener inviernos relativamente húmedos y veranos secos, resultado de las variaciones del frente polar y las altas presiones subtropicales. Estos son los centros de acción principales que dominan el clima. Las masas de aire que encontramos son de tipo tropical marítimo o continental y polar marítimo. Las masas de aire polar marítimo dominan en otoño e invierno y también en primavera. Son responsables de la mayor parte de las precipitaciones en este clima. Las estaciones más lluviosas son las intermedias, otoño y primavera. Especialmente en otoño, se pueden dar lluvias torrenciales provocadas por la acumulación de calor en las masas de agua durante el verano, y la llegada de gotas frías polares. En invierno pueden aparecer, localmente, anticiclones térmicos. Las temperaturas son suaves durante todo el año, con poca amplitud térmica anual (unos 15 ºC), sin embargo las condiciones topográficas pueden variar estos parámetros y encontrarnos con un clima más seco y frío; de inviernos secos y fríos y veranos frescos, aunque siempre dentro de las condiciones generales. Lo más significativo del clima son los tres o cinco meses de aridez en el verano; cuando está bajo el dominio del anticiclón subtropical.
En la clasificación Koeppen Csa y Csb.

Clima marítimo de la costa oeste (Oceánico o Atlántico)

Este clima se da entre los 35º y los 60º de latitud, en las costas occidentales de los continentes. Está dominado por los centros de acción del frente polar y las altas presiones subtropicales. Las masas de aire que dominan son de tipo polar marítimo, que trae el frente polar, frías y húmedas. La acción del anticiclón subtropical se reduce a algunos días en verano, que es la estación con menos lluvias. El resto del año las precipitaciones son abundantes, aunque se alcanza el máximo pluviométrico en invierno. Las temperaturas son frescas pero suaves, y la amplitud térmica reducida.
En la clasificación Koeppen Cfb yCsb.

Clima seco de las latitudes medias (Continental)

Este clima se desarrolla entre los 35º y los 55º de latitud, en el interior de las grandes masas continentales, alejado de la influencia de las masas de aire polar marítimo. También está afectado por las oscilaciones del frente polar pero las masas de aire que dominan, casi en exclusiva, son del tipo polar continental, frías y secas. En invierno queda bajo el dominio de un potente anticiclón térmico, origen de masas de aire polar continental, que también actúa en verano. Las lluvias son esporádicas y se deben a la advección de aire polar marítimo ocasional, que puede tener lugar en verano. El verano es la época más lluviosa. Sin embargo, este clima es seco. Los inviernos son fríos y rigurosos, y los veranos pueden ser calurosos. La amplitud térmica anual es muy acusada, y puede serlo también la diaria.
En la clasificación Koeppen BWk y BSk.

Clima continental húmedo (Continental)

Este clima se encuentra entre los 30º y los 35º de latitud tanto en el este como en el oeste de los continentes, aunque apenas se encuentra en el hemisferio sur. En realidad es la transición entre el clima marítimo de la costa oeste (o el clima subtropical húmedo), y el clima seco de las latitudes medias. Se encuentra en la zona de actividad del frente polar por lo que le afectan las masas de aire polar continental y ártico, pero también tropical marítimo, que son las responsables de la mayor parte de las lluvias, por el efecto monzónico. En Europa estas masas de aire son del tipo polar marítimo. Las precipitaciones son copiosas, y las temperaturas frías y contrastadas. Puede tener veranos cálidos y lluviosos e inviernos fríos y relativamente secos. Esta tremenda oscilación térmica se debe a la advección de masas de aire tropical y ártico.
En la clasificación Koeppen Dfa y Dfb.

Climas de los bosques boreales (Boreal)

Este clima se encuentra entre los 50º y los 70º de latitud, sobre todo de latitud norte ya que en el hemisferio sur apenas lo encontramos en algunas islas. Ocupa las regiones manantiales de las masas de aire polar continental que alimentan el frente polar. Los inviernos son largos y rigurosos, y los veranos cortos y fríos. En invierno llegan masas de aire ártico y en verano polar marítimo. El verano es la estación más lluviosa. Pero en general las lluvias son pocas y casi siempre en forma de nieve.
En la clasificación Koppen Dfc, Dw y Cfc.

Clima de tundra

Este clima se desarrolla entre los 60º y los 75º de latitud. Ocupa las franjas costeras ártica y antártica, y está dominado por las masas de aire polar continental y marítimo y ártico. Se dan frecuentes tormentas ciclónicas. Los inviernos son largos y rigurosos. No hay un verdadero verano, aunque sí una estación, muy corta, algo más suave. Las precipitaciones son siempre en forma de nieve.
En la clasificación Koppen ET.
Clima del casquete polar (Polar)

Este clima se desarrolla entre los 65º y los 90º de latitud. Son las regiones manantiales del aire ártico y antártico. Se sitúa en los inlandsis y tiene temperaturas muy bajas durante todo el año, siempre por debajo de 0 ºC lo que provoca un descenso del aire por causas térmicas y una fuerte inversión térmica. Se dan fuertes ventiscas superficiales. Las precipitaciones son escasas pero siempre en forma de nieve, que no se derrite.
En la clasificación Koppen EF.

Climas de montaña

Las montañas tienden a tener condiciones climáticas diferentes del clima zonal donde se encuentran, debido a un descenso de la temperatura con la altura. El gradiente térmico negativo de 0,5-1 ºC cada 100 m supone un aumento de la humedad relativa del aire y la presencia de lluvias orográficas abundantes en la vertiente de barlovento; y menores en la vertiente de sotavento. La orientación con respecto a los vientos dominantes y el sol es de transcendencia vital. También reciben una mayor insolación y un régimen de vientos específico, creando un topoclima diferenciado. Sin embargo, los centros de acción, las masas de aire y los frentes que le afectan son los mismos que en el clima zonal.
El efecto que estas diferencias de temperatura y humedad tiene en la distribución altitudinal de la vegetación es trascendental. En la cliserie se suelen diferenciar cuatro pisos: basal, montano, subalpino y alpino, situados a diferentes alturas y con diferentes espesores según las distintas montañas y orientaciones. En realidad la cliserie es la sustitución de una comunidad de plantas por otra debido a un cambio en las condiciones del clima. Se puede producir en un mismo lugar a lo largo del tiempo, o por los cambios que introduce en el clima la altitud de una montaña. Antiguamente se decía climaserie.
El clima de montaña tiene una especial importancia en Europa. Aunque no tiene montañas muy altas, sí son montañas muy humanizadas y de gran importancia económica y ecológica.
En una montaña mediterránea, por ejemplo, podemos encontrar en la cliserie: bosque mediterráneo, en el piso basal; robledal, en el piso montano; bosque de frondosas en el piso subalpino; y coníferas y pradera alpina en el piso alpino. Este hecho hizo creer a muchos geógrafos y naturalistas que el clima observable en altura, en una montaña cualquiera, era reflejo local de la variedad climática latitudinal. Sin embargo, esto no es cierto. Hay que tener en cuenta que los procesos morfogenéticos de unos pisos interfieren en los otros, sobre todo en los inferiores, pudiendo borrar las huellas de esta gradación. Lo que sí parece observarse es que el descenso de temperatura y el aumento de la humedad con la altura, provoca una cliserie en la que están representadas progresivamente las especies menos termófilas y con mayores exigencias de agua que permite la biocenosis zonal en la que se encuentra enclavada la montaña. Pero también las especies adaptadas a los peores suelos, ya que la pendiente genera fenómenos de migración de los coloides, empobreciendo los suelos en altura.
Las montañas que se encuentran en climas de transición, o entre dos biocenosis, presentan en su cliserie especies de ambas biocenosis, y generalmente se reparten los suelos orientados a solana y umbría. Es el caso típico de la montaña mediterránea.
También es cierto que las variaciones climáticas del pasado conllevaron una distribución de la biocenosis diferente, y han podido quedar, de manera residual, en los lugares montañosos más favorables, enclaves de una biocenosis en otra. Estos enclaves se mantienen de forma precaria alimentándose a sí mismos, y una ligera degradación del entorno puede hacerlos desaparecer sin posibilidad de recuperación.

arriba

Constantes de interés  


Aceleración media debida a la gravedad de la Tierra (nivel mar) 9.807 m/s  
Albedo medio de la Tierra 0.3  
Calor específico del agua a 0ºC 4217.6 J/K·kg 1 cal/K·g
Calor específico del aire seco a presión constante y 0ºC 1004.67 J/K·kg 0.24 cal/K·g
Calor específico del aire seco a volumen constante 717.63 J/K·kg 0.171 cal/K·g
Calor específico del hielo a 0ºC 2106 J/kg·K 0.5 cal/K·g
Calor específico del vapor agua a 0ºC (presión constante) 1850 J/K·kg 0.44 cal/K·g
Calor específico del vapor agua a 0ºC (volumen constante) 1390 J/K·kg 0.331 cal/K·g
Calor específico del vapor agua a 15ºC (presión constante) 1875 J/K·kg  
Calor latente de fusión del hielo a 0ºC 0.334 · 106 J/kg 80 cal/g
Calor latente de sublimación del agua a 0ºC 2.83 · 106 J/kg  
Calor latente de vaporización del agua a 0ºC 2.50 · 106 J/kg 595 cal/g
Calor latente de vaporización del agua a 100ºC 2.26 · 106 J/kg 540 cal/g
Calor latente de vaporización del agua a 20ºC 2.45 · 106 J/kg 585 cal/g
Cero absoluto 273.15ºC  
Constante de Boltzman 1.38 · 10 -23 J/K  
Constante de los gases específica del aire seco 287.053 J/K·kg  
Constante de Planck 6.63 · 10 -34 J s  
Constante de Stefan-Boltzmann 5.67 · 10-8 W/m2·K4  
Constante de Wien 2.898 · 10-3 m·K  
Constante específica de los gases del vapor de agua 461.5 J/K·kg  
Constante solar 1368 W/m2  
Constante universal de los gases 8.314 J/K·mol  
Declinación del eje de la Tierra 23,45º  
Densidad del agua a presión estándar 1000 kg/m3  
Densidad del aire seco a presión estándar 1.29 kg/m3  
Densidad del hielo a presión estándar 917 kg/m3  
Densidad del mercurio a 20ºC 13546 kg/m3  
Densidad media del aire en la troposfera (0-11 km) 0.689 kg/m3  
Distancia media Sol-Tierra 1.49598 · 1011m ó 93 millones de millas  
Distancia Sol-Tierra más corta (3 enero) 1.4696 · 1011m  
Distancia Sol-Tierra más larga (4 julio) 1.5196 · 1011m  
Eje semimayor de la orbita de la Tierra 1000 unidades astronómicas  
Excentricidad de la orbita de la Tierra 0.017  
Factor de Coriolis 0.729 · 10-41/s  
Gradiente adiabático seco 9.75 K/km  
Gravedad aparente (aceleración) en el ecuador 9.78 m/s  
Gravedad aparente (aceleración) en los polos 9.83 m/s  
Gravedad aparente (aceleración) media 9.807 m/s  
Luminosidad de la fotosfera del Sol 3.9 · 1026W  
Masa de la Tierra 5.9742 · 10 24kg  
Número de Avogadro 6.02 · 1023mol-1  
Período orbital de la Luna 27.32 días  
Período orbital de la Tierra 365.25463 días  
Peso molecular del agua 18.02 kg/kmol  
Peso molecular del aire seco 28.966 kg/kmol  
Presión superficial estándar 1013.25 hPa  
Radio de la Tierra en el Ecuador 6378,14 km  
Radio medio de la Tierra 6.3 · 106m  
Radio medio del Sol 6.96 · 108m  
Radio polar 6356,75 km  
Temperatura de la fotosfera del Sol 5796 K  
Temperatura de la superficie promedio de la Tierra 14.9ºC / 58.7ºF  
Tensión superficial del agua a 20ºC 72.75 · 10-3N/m  
Velocidad angular de la Tierra 7.292 · 10-51/s  
Velocidad de la luz 3.00 · 108m/s  
Velocidad de rotación ecuatorial 465 m/s  
Velocidad del sonido 343.15 m/s  
Viscosidad del agua a 20ºC 1.0 g/m·s  

arriba

¡CSS Válido!Llicència de Creative Commons
www.meteolot.com, el temps a Olot i la Garrotxa.

Copyright © MeteOlot.com | contacte@meteolot.com - Avís Legal